sábado, 31 de julio de 2010

PAÍS VASCO ES CICLISMO

Sastre, Vinokourov, Luis León, Gesink, Samuel, Purito, Gárate, Iván Gtez, Hesjedal, Roche…
Todos tienen en común haber completado una participación más o menos notable en el Tour de Francia. La Clásica de San Sebastián, con el acierto del cambio de trazado con doble subida al Jaizkibel, se ha endurecido todavía más y seguirá guiándose por esa regla de tres en los próximos años. Solamente Richie Porte, que se destapó con un gran Giro d’Italia en mayo, y un regreso convincente de Haimar Zubeldia han sido de lo poco que se ha salido del guión de la presumible batalla entre los corredores del Tour.

Se destaparon las hostilidades en la segunda ascensión al Jaizkibel en la cual Luisle dejó atónito al pequeño grupo que se había formado con una arrancada repleta de fuerza bruta a un kilómetro de coronar.
Solamente Carlos Sastre y el kazajo Vino pudieron tener la sangre fría de imponer un ritmo duro y constante para poder llegar a su estela. Coronaron a 3 segundos del murciano y acabaron enlazando en la bajada a pesar que Luis León emprendió un descenso a tumba abierta.

Posteriormente, la carrera se convirtió en un mano a mano entre dos grupetos. Los 3 de cabeza contra un grupo perseguidor formado por gente del nivel de Samu, Joaquim, Hesjedal, Gesink, Roche o Zubeldia, entre otros.
Pero, la empresa de dar caza, a pesar del buen entendimiento entre los de detrás, fue imposible. Los 3 de cabeza cabalgaban con paso firme hacia la victoria final.

A 4 kilómetros para meta, el kazajo apostaba por un valiente ataque que dejó escocido a Sastre mientras que Luisle sufría como un condenado para poder atrapar su rueda. Finalmente, el futuro corredor de Rabobank y el ciclista de Astana llevaban a cabo una vigilancia como si de dos “pistard” se tratase y a menos de un kilómetro, el abulense volvía a entrar en la disputa de la etapa aunque con unas fuerzas muy limitadas a causa del desgaste de toda la jornada y de haberse dejado la piel en dar alcance a ambos.

Vino lanzaba el sprint con su particular estilo kamikaze, con la meta situada bastante lejos. Luisle aguantó la embestida de su rueda y tuvo las piernas necesarias para poder sobrepasarlo en la misma línea de llegada.
Luisle daba muestras de su calidad ciclista confirmando que el equipo de Breukink realiza una muy buena operación con el fichaje del español. Al lado de un buen director como el holandés, Luisle se encontrará ante la última oportunidad de su vida de poder confirmar las esperanzas que hay puestas en él como corredor fiable para grandes vueltas. Ya no podrán haber más excusas. Será el año que viene o nunca.

De este modo, se ponía el punto y final a una Clásica de San Sebastián cuyo éxito está garantizado tanto por el fervor del aficionado vasco como por el interesante y acertado cambio de recorrido.
La doble ascensión al coloso de primera, el Jaizkibel, implica una mayor si cabe selección de la propia prueba lo que provocará que casi con toda seguridad sean los jefes de filas, que hayan acabado muy fuertes el Tour una semana antes, los que luchen por el triunfo final.

Aunque dicha Clásica no sea considerada uno de los 5 Monumentos ciclistas, su atractivo e interés está fuera de toda duda. Es sinónimo del trabajo bien hecho, de contar año tras año con los nombres más mediáticos del pelotón, de la elaboración de un recorrido que mantiene al espectador expectante en cada momento y del sentimiento ciclista que se respira por los 4 costados en el territorio.
Y es que poco más se puede añadir de una prueba que reúne en su palmarés a corredores del nivel y de la talla de Indurain, Chiapucci, Bugno, Bettini, Theunisse o Jalabert.

En el último año, ha surgido un debate sobre el paso de la Vuelta España por territorio vasco. Un debate, que en opinión de un servidor, es estéril y mal enfocado.
Se ha convertido en un debate y una cuestión política lo que en realidad debería traducirse como un tema únicamente deportivo.
Por la pasión que congrega este deporte entre sus aficionados, por la magnífica cantera ciclista que sale de Euskadi y por su orografía particular, es de lo más normal que Unipublic quiera contar con el paso por el País Vasco para reactivar una carrera que se encuentra a punto de fallecer en la UVI como es la Vuelta Ciclista a España.
Aunque primeramente, la organización de la Vuelta debería tomar buena nota y aprender la lección de cómo se hacen las cosas en pruebas como la Vuelta a País Vasco o la Clásica de San Sebastián.
País Vasco es el mejor espejo y escaparate posible en el cual fijarse. País Vasco es ciclismo en mayúsculas, es ciclismo con todas las de la ley.

Cualquier duda, cuestión, sugerencia… podéis poneros en contacto conmigo en andrew.dxt@gmail.com

Publicado por Andrew
miércoles, 28 de julio de 2010

DEBATE 26: CONTADOR y RJIIS

Alberto Contador no ha renovado finalmente por el conjunto Astana. Todo parecía estar a punto de caramelo días antes del Tour, pero los planes se han ido al traste en las últimas horas.
Las desavenencias giran alrededor de una doble dirección. Económicas ya que Contador y su hermano exigían un aumento de sueldo cifrado en 1,2 millones de euros mientras los kazajos sólo ofrecían 800.000 euros de aumento.
Deportivas debido a que el entorno del pinteño se muestra preocupado por las carencias del proyecto del conjunto kazajo, una escuadra donde no queda bien definida la atribución de competencias de cada responsable del staff técnico.

Otra vez, y ya van unas cuantas, Alberto volverá a tener un verano movidito. Conversaciones, negociaciones a varias bandas, el móvil sonando cada dos por tres, equipo nuevo, compañeros desconocidos, formación de un bloque, etc.
El pan de cada año para Contador cuando llegan estas fechas. Y es que la estabilidad entorno a un proyecto queda patente que no es el punto fuerte del pinteño.

Se habla de Quick Step, de Garmin, del visionario de Unzué o de rara avis Rjiis.
A día de hoy, todo parece indicar que el madrileño está cerca de rubricar un acuerdo con el director danés. Bjarne Rjiis, tras la retirada del patrocinador Saxo Bank, emprenderá una nueva aventura con el que es el segundo patrocinador del equipo (Sungard) e incorporará un primer sponsor que promete ser una empresa de telecomunicaciones mundialmente conocida (¿Siemens quizás?).
Los hermanos Schleck decidieron abandonar la férrea disciplina rjiisiana y formarán un nuevo equipo con sede en Luxemburgo bajo la batuta de Kim Andersen. Hasta la fecha, sólo hay confirmada la adquisición del alemán Linnus Gerdemann como primera piedra de toque del proyecto.

De anunciar el fichaje del triple campeón del Tour, Rjiis se asegura un sustituto de lujo, un fichaje galáctico, el mejor ciclista del mundo, como jefe de filas de una escuadra con elevadísimas aspiraciones. “Queremos hacer el mejor equipo del mundo” afirmaba el danés hace dos semanas camino de Morzine.
De la mano de Alberto, llegarían corredores de su máxima confianza como su inseparable amigo Benjamín Noval, Dani Navarro, Jesús Hernández o Paolo Tiralongo.
Estos 4 corredores, unidos a ciclistas de la talla de Fabian Cancellara, Chris Anker Sorensen, Niki Sorensen, Matti Breschel, Richie Porte o Jakob Fugslang, completarían un nueve de enormes garantías para disputar el Tour de Francia. Aunque primeramente, habrá que estar atentos a qué corredores se quedarían al lado de Bjarne Rjiis y cuáles optarían por poner rumbo a Luxemburgo u otros destinos.
Aun así, el panorama es más alentador que el pasado verano cuando las dudas acerca del nivel de un Astana hecho trizas eran la comidilla diaria de prensa deportiva, aficionados y medio pelotón.

Tras estos puntos tan favorables, hay que intentar observar la otra cara de la moneda.
Tanto Rjiis como Alberto son muy particulares y metódicos. Rjiis es un director al que le gusta tener todo bajo su control y no deja resquicio alguno a la escapatoria de ninguna variable. Por el contrario, Contador es un corredor al que le encanta “ir a su bola”. A juzgar por los resultados, no le ha ido nada mal en este tiempo al adoptar semejante estrategia.
Aunque para empezar, se vislumbra en el horizonte una diferencia de caracteres a considerar y que pueden jugar en contra del entendimiento y la estabilidad de la unión entre español y danés.

Tampoco hay que olvidar el hecho que Rjiis se trata de una persona a la que muy frecuentemente le suelen entrar “ataques de director”. Ahí quedan las hemerotecas de Morzine 2006 o Ax-3 Domaines 2010.
Además, Contador pasaría en un santiamén de 3 años por las manos de Bruyneel (Armstrong, Landis, Hamilton, Heras…), Astana(Vinokourov y Kashechkin) y un Rjiis cuyo pasado como corredor no es precisamente nada halagüeño e impoluto. De oca en oca y tiro porque me toca.

En conclusión, el futuro de Alberto servirá como foco de atracción y atención para estas semanas de transición entre Tour y Vuelta.
Al tratarse Conta-Tres de un agente libre, usando el lenguaje NBA, la resolución del asunto requerirá de mayor brevedad, a diferencia de lo que sucedió en 2009.

Y vosotros, ¿qué opináis ante la elevada posibilidad de que se produzca esta unión deportiva entre Bjarne Rjiis y Alberto Contador?

Cualquier duda, cuestión, sugerencia… podéis poneros en contacto conmigo en andrew.dxt@gmail.com

Publicado por Andrew
lunes, 26 de julio de 2010

VALORACIÓN FINAL TOUR DE FRANCIA 2010

El Tour de Francia llegó a su fin con la alegría que produce el hecho que Alberto Contador haya redondeado unos meses de junio/julio de ensueño para el deporte español. El Roland Garros y Wimbledon de Rafa Nadal, el segundo anillo de Gasol en un séptimo partido mítico, el ansiado Mundial de fútbol, el ya mencionado tercer Tour de Alberto y el dominio aplastante de Màrquez y Lorenzo en 125cc y Moto Gp, respectivamente. Seamos conscientes de que estamos siendo partícipes de algo irrepetible. Carpe diem.

Para finalizar mis aportaciones sobre lo acontecido en el Tour de France 2010, quisiera acabar con una tabla personal de puntuaciones. Os propongo a los que queráis que participéis en la realización de vuestra tabla individual.
Mi tabla de puntuación es la siguiente:

0- El ciclismo de la “patraña de niñatos”
Suspenso sin paliativos a un mal entendido fair play que, de seguir por estos cauces tan irracionales e irascibles, podría propiciar la desaparición de lo poco que todavía resiste del legendario ciclismo de antaño.
¿Dónde se sitúa el límite a los parones tras una caída o una avería? ¿No es contraproducente al mismo concepto de fair play que exista una doble vara de medir basada en corredores de primera y de segunda?
El bochornoso día de Spa y la jornada posterior a la cadena de Bagnères-de-Luchon puede haber marcado un punto de inflexión muy peligroso.

Como todo deporte en el que se tercie la presencia de un vehículo, los accidentes y las averías son puros gajes del oficio que están a la orden del día. El Tour de Francia es la máxima expresión del ciclismo de alta competición. Que sea, por favor, la última vez que insulten a esta carrera intentándola convertir en una prueba de costillada.

1- Lance Armstrong
El texano anunció durante todo el año que RadioShack acudiría al Tour dispuesto a plantar una ardua batalla colocando toda la carne en el asador con el fin de derrotar a Alberto Contador. A la hora de la verdad, se les fue por la boca una serie de fuerzas que pudieron resultar como agua de mayo para sus piernas. No se hunde solo, ya que con él, naufragan toda una serie de acompañantes de alto voltaje como Johan Bruyneel y unos corredores que hicieron una apuesta a caballo perdedor.

Lance se va del ciclismo por la puerta de atrás, como vil perdedor ahogado por su egolatría y su desmesurado egoísmo. Como la canción del pianista de Billy Joel, Lance se marcha sabiendo a derrota y a miel.
En versos de Antonio Machado… “como perro olvidado que no tiene huella ni olfato y yerra por los caminos, sin camino, como el niño que en la noche de una fiesta se pierde entre el gentío”.

2- Bradley Wiggins
El británico, tras fichar por Sky, enfocó toda su preparación a la búsqueda del primer puesto en el Tour de Francia.
Su Tour de 2009 fue un espejismo, flor de un día. En esta edición, con el interés de Astana y Saxo Bank en llevar la carrera rápida, Wiggins se hundió en los Alpes y no pudo levantar cabeza en Pirineos. El encadenamiento de puertos se le atraganta.
En el caso del líder del Sky, queda patente que es mejor centrarse en el día a día y olvidarse de pensar en el largo plazo.

3- Liquigas
Una escuadra llamada a grandes retos en este Tour de Francia que clamaba al establecimiento de interesantes estrategias de equipo en Macizo Central y Pirineos.
Ivan Basso, bien sea porque ya no está para empresas del calibre del Tour, por fatiga o por enfermedad, no fue ni de lejos aquel ciclista que asombraba con paso firme en el Giro en el Monte Zoncolan y en el Mortirolo. Aunque su logro de la maglia rosa, ya justifica una gran temporada en la que volvió a renacer de sus cenizas como fiel Ave Fénix a merced de la ronda italiana.
Cuando Roman Kreuziger cumpla 30 años, se seguirá hablando de sus buenas maneras y de su condición de eterna promesa. Uno de tantos “Gutis” y “Anelkas” que pululan por el ciclismo.

El polaco Szmyd se diluyó en el Tour como un azucarillo en una taza de café hirviendo. Ni rastro de sus escabechinas en Vuelta y Giro. En su defensa, juega el hecho que ni Basso ni Kreuziger estaban para muchos trotes. La única nota positiva de los “verdes”, la proporcionó el joven Daniel Oss. Se echó en falta la presencia de Vincenzo Nibali, un ciclista que podría estar llamado a colarse en futuros Tours en el duelo Andy-Alberto.

4- Cadel Evans
Su futuro está más ligado a Clásicas como Flecha Valona y a carreras de una semana (Dauphine, París Niza o Tirreno) que a las grandes rondas por etapas.
Su tren hacia la gloria pasó de largo en los Tours de 2007 y 2008. El “aussie”, campeón del mundo en Mendrisio, disponía de una situación de carrera inmejorable en los Alpes.
Pero, una pequeña fisura unida a una estrategia de BMC apenas entendible, propició la visita del hombre del mazo que le asestó un golpe demoledor del que no pudo recuperarse en el resto de la ronda gala.

5- Sylvain Chavanel (Ciclismo francés)
Chavanel es la cara visible de la gran actuación del ciclismo francés que ha acumulado la destacable cifra de 6 triunfos parciales en esta edición.
Mientras toda Francia continúa suspirando por la ansiada llegada de su Mesías, y hasta que Romain Sicard y Johan Le Bon no asomen con ciertas garantías en el panorama mundial, sus corredores echaron mano de la casta, la combatividad y ese plus extra de correr en casa para completar un dignísimo papel en este Tour. Allá donde no llega el talento innato, se llega con esfuerzo individual y con un espíritu ganador.
“Chapeau” para Chavanel, Riblon, Voeckler, Pineau, Rolland, Fedrigo, Gadret, Casar, Moreau, Pauriol, Moinard, Monier y compañia.

6- Mark Cavendish
En esta edición, ha zanjado las dudas de sus detractores que ponían en tela de juicio sus victorias a causa del tren de mercancías que organizaba el Columbia en los últimos kilómetros de cada etapa llana. Ahora, con un plantel escueto y sin la presencia del escudero de lujo Renshaw, Cavendish no sólo sigue ganando sino que sus triunfos adquieren un tinte de autoridad incontestable.
Por juventud, por clase y por su sed insaciable de triunfos, el reto es el umbral de las 34 victorias parciales de Eddy Merckx en el Tour. Con 25 años, y con ya 15 victorias a sus espaldas, la hazaña puede estar a su alcance.

7- Fabian Cancellara
El suizo es un habitual de esta sección cuando se aproxima el final de cada gran vuelta.
Venció en la primera y en la última crono de este Tour algo que no se veía desde el 4º Tour de Lance Armstrong en el verano de 2002.
2010 será un año inolvidable para Spartacus no sólo por las espléndidas cronos ganadas en el Tour sino también por deleitar a la parroquia ciclista con sus impagables exhibiciones en el Tour de Flandes y la París Roubaix.
A todo ello, cabe recordar que se trata del triple campeón del mundo en contrarreloj, campeón olímpico de CRI, plata olímpica en ruta, 7 etapas del Tour, 2 en la Vuelta, etc. De Suiza al Olimpo.

8- Samuel Sánchez
El campeón olímpico en Pekín completó la mejor carrera de su vida. Resulta encomiable su entrega y su excelente ascensión al Tourmalet tras padecer horas antes un trompazo en el tórax que le ocasionó dificultades a la hora de respirar.
Se lleva la peor parte, la medalla de chocolate, pero ha ganado enteros y motivación suficiente para aspirar a cotas mayores en las grandes vueltas.

En la crono, sucedió lo inevitable ante un gran especialista como Menchov aunque del asturiano calía esperar un rendimiento superior al mostrado en Pauillac. Se marcha con la espina clavada del día de Morzine, en el que la ilusión por vencer le jugó una mala pasada, aniquilando una más que probable victoria de etapa que fue a parar en pro del luxemburgués Andy Schleck. Acaba contrato en Euskaltel y parece poco probable que continúe enrolado en las filas del conjunto naranja. Seguro que ofertas no le van a faltar.

9- Denis Menchov
El ruso de Rabobank, tras una temporada frustrante, sacó a relucir un estado de forma tan increíble como inesperado para adjudicarse un merecido podio.
A diferencia de años anteriores, demostró una regularidad inusitada en la alta montaña del Tour de Francia a sus 32 años.
Al medio-navarro parece quedarle cuerda para rato. Un ciclista que apuntaba en buena lid en sus inicios, que sufrió un estancamiento al perder unos años preciosos en Banesto, pero que recuperó sus prestaciones en Rabobank al lado de Erik Breukink con 2 Vueltas a España, 1 Giro y dos podios en el Tour de Francia.

10- ALBERTO CONTADOR & ANDY SCHLECK
El Pistolero y el Pezqueñín protagonizaron su primer duelo en la Grande Boucle. La extrema vigilancia entre ambos y la distancia abismal respecto al resto de ciclistas provocó que el espectáculo fuese mucho menor de lo que cabe esperar de este par de fenómenos.

Andy nos mostró su mejor versión y la lógica inclina a pensar en que llegará más hecho como corredor a 2011. Por su parte, el madrileño estuvo a años de luz del nivel de 2009 y ganó el Tour por los pelos con sufrimiento innecesario incluido en la CRI final.
Alberto le ha visto las orejas al lobo y es consciente que, para vencer en su cuarto Tour, será necesario poner encima de la mesa algo más de lo mostrado este año.
Aunque también hay que tener en cuenta que el “mejor” Andy no ha sido capaz de doblegar al “peor” Contador. Probablemente, ambos monopolizarán los sucesivos Tours. Sólo hace falta exigirles que no intenten extrapolar esa amistad que les une a ciertas circunstancias de carrera.
Español y luxemburgués reúnen todas las condiciones habidas y por haber para marcar una época de ensueño con sus duelos en el Tour. En sus manos, está el aprovechar dicha oportunidad para dotar de mayor atractivo y tirón mediático a este deporte.

Miro hacia atrás al pasado, concretamente a 2007, año en que echó andar este blog. Quien nos iba a decir en aquel mes de julio de 2007 que un chico de Pinto de 25 años vencería en el Tour. Tres años después, aquel joven pinteño continúa emocionándonos con sus triunfos, privándonos de la apacible siesta. Y además, se mantiene imbatible en las 5 últimas grandes vueltas por etapas en las que ha participado.

Para desgracia de algunos, que deben dormir con la soga al cuello, Don Desmayos sigue demostrando sus dotes de gran campeón y batiendo récords a mansalva. A su edad, el gran Miguel conquistó su primer Tour mientras que Alberto tiene en su bolsillo 3 Tours, 1 Giro y 1 Vuelta. Sólo puedo decir que soy un privilegiado al poder gozar de las hazañas conseguidas por este ciclista. Gracias por tu esfuerzo, por tus genes de campeón y por tu forma de ser, Alberto.

PD: No había lugar en el pelotón de los aprobados para dos corredores que han rendido a un nivel excepcional como Jurgen Van den Broeck y “Purito” Rodríguez.
Desde aquí, un reconocimiento a la consagración definitiva del belga y a la actuación de un Joaquim, que a pesar de birlarle una etapa a un triple campeón del Tour y quedar octavo de la general, todavía no vale para correr el Tour.

Cualquier duda, cuestión, sugerencia… podéis poneros en contacto conmigo en andrew.dxt@gmail.com

Publicado por Andrew
domingo, 25 de julio de 2010

CAJÓN DE SASTRE (VII)

Le Tour c’est fini!
Finalizó el Tour de Francia con su habitual engalanado de glamour y belleza por los Campos Elíseos. La etapa, como toda aquella que se tercie al sprint, volvió a ser un monólogo con un guión escrito de puño y letra por Mark Cavendish.

Campos Elíseos es sinónimo de llegada masiva al sprint, pero ¿ha habido alguna vez que algún corredor pudiese plantar con éxito un pulso al pelotón?
Pocas veces, pero sí. La última ocasión todavía quedará en las retinas de muchos aficionados ya que data del año 2005 cuando el kazajo Alexandre Vinokourov dio una exhibición de raza, coraje y ambición al vencer de manera colosal en la capital francesa. En un asfalto mojado, que convirtió la última jornada en una pista de patinaje con caída incluida de 3 Discovery y salvando Armstrong de milagro dicho percance, Vino atacó a falta de dos kms. en una arrancada a la que el pelotón no pudo dar alcance.
Con ello, el kazajo entraba por la puerta grande en los anales de la ronda francesa y lograba reducir la distancia necesaria para asaltar la quinta plaza de la general que hasta ese día ocupaba Levy Leipheimer.


Cavendish y el maillot arcoiris
Durante el mes de octubre, se celebrará el Mundial de Ciclismo en la ciudad de Melbourne (Australia).
El circuito no es muy exigente y se prevé una llegada de un grupo al sprint para dilucidar la pelea por las medallas.
El corredor de la Isla de Man podría encontrarse ante una buena oportunidad de conquistar el arcoiris aunque existen algunos tramos donde se podría endurecer y seleccionar la carrera evitando que corredores como el británico pudiesen disputar el triunfo final. A priori, el recorrido australiano es más proclive para sprinters con las características de Bennatti, Freire o Hushvod.

La gran oportunidad de Cavendish vendrá en 2011 en un Mundial de Copenhague que se vislumbra como un circuito completamente llano al estilo de Zolder 2002, es decir, como si de una etapa llanísima de primera semana del Tour se tratara. Clara apuesta por el ciclismo rancio y del bostezo por parte de la organización danesa.

El calendario de Contador
En una entrevista realizada en el set de TVE durante la Vuelta España de 2009, Contador reconocía que había muchas posibilidades que en este 2010 participase tanto en el Tour como en la Vuelta. Incluso mostró su encanto por el recorrido tras la presentación de la carrera allá por el mes de diciembre. También se le pudo ver meses después inspeccionando la subida a la Bola del Mundo.

A día de hoy, la realidad es que existe un porcentaje ínfimo de opciones de que el madrileño acuda a la ronda española. Óscar Pereiro afirmó hace unos días que el objetivo de Astana para la Vuelta sería el de cazar etapas. De sus palabras sobre los planes del equipo, se desprende la idea que el pinteño se tomará unas vacaciones durante el mes de septiembre.

De cara al próximo año, Angelo Zomegnan, director del Giro de Italia, anunció que Alberto Contador sería de la partida en la ronda italiana en 2011. Aunque este anuncio puede quedar en nada, habida cuenta que Alberto preparará con mayor esmero y obsesión si cabe el siguiente Tour tras percatarse de la peligrosidad que representa el luxemburgués Andy Schleck.
En todo caso, el corredor de Astana optará en su elección por disputar la Vuelta’10 o el Giro’11, pero muy difícilmente tomará la salida en las dos pruebas ya que eso implicaría dar al traste con su planificación. Aunque otra opción bastante más probable es que no participe ni en Italia ni en España y que se vuelva a centrar única y exclusivamente en el Tour de Francia.

Las estadísticas de Mr. Chip
El miembro de la sección deportiva de Ondacero, el obsesionado por la estadística Mr. Chip, dejaba ayer en su twitter algunos datos interesantes sobre el Tour de Francia:

- Contador es el primer ciclista de la historia que gana 2 veces el Tour por menos de 1 minuto (23 segundos en 2007 y 39 segundos en 2010).
- El Tour de Francia 2010 se va a resolver por 39 segundos, la quinta diferencia más corta de toda la historia.
- Andy Schleck iguala el registro histórico de Jan Ullrich, ganando 3 años seguidos el maillot blanco

- Lance Armstrong finalizó la crono de ayer en el puesto 67. Es la peor CRI de toda su carrera en el Tour de Francia (fue 45º en el prólogo del 95).
- España es el 2º país en la historia que gana 5 veces seguidas el TdF en 2 ocasiones (91-95 y 06-10). Sólo lo había logrado Francia.
- Alberto es el 2º ciclista de la historia que gana Giro (2008) y Tour (2010) sin victorias de etapa. Iguala el registro de Gastone Nencini

- En 3 de los 5 finales más ajustados en la historia del TdF, hubo un ciclista español involucrado en el triunfo final (1987, 2006 y 2007)
- España será el 2º país de la historia que logre el doblete Tour-Mundial en el mismo año. Hasta ahora, sólo lo había logrado Italia (Bartali, 1938).
- España ha ganado 10 de los últimos 18 Roland Garros y 10 de los últimos 20 Tours. Francia no gana alguno de estos eventos desde 1985 (Hinault).

Para mañana, el que probablemente sea el último post del blog. La valoración final del Tour de Francia 2010. De finales, puntos apartes u otras cosas, hablamos el martes. Saludos y Viva el Ciclismo.

Cualquier duda, cuestión, sugerencia… podéis poneros en contacto conmigo en andrew.dxt@gmail.com

Publicado por Andrew
sábado, 24 de julio de 2010

ALBERTO, TENEMOS UN PROBLEMA

Llegó la que presumía ser una contrarreloj plácida para un Contador muy superior a Andy Schleck en esta disciplina. El luxemburgués, sin nada que perder, adoptó una estrategia de “perdidos al río”, de morir matando, y se los puso de corbata al madrileño y a todo su entorno. En una imagen que las cámaras de la TV francesa nos han ofrecido, se ha podido apreciar el nerviosismo y la tensión que se estaba respirando en el seno del coche del equipo kazajo. Parecían pregonar a los cuatro vientos la expresión “Houston, tenemos un problema”, pero aplicada al caso ciclista que nos atañe.
Incluso desde el coche engañaron a Contador con la situación de carrera, comentándole que perdía 5 segundos respecto a Schleck, en un intento a la desesperada buscando una reacción tirando de la rabia y del orgullo propio.

El “Pezqueñín” ha llegado a situarse a 2 segundos de vestirse de amarillo en París. La reacción del español ha llegado, más con el corazón que por la convicción de sus piernas, evitando a la postre la que hubiera sido una de las sorpresas más llamativas de los últimos años en la Grande Boucle.
El destino del deporte otorga esta serie de paradojas. Ha quedado demostrado que las hipótesis y las reglas de tres no tienen cabida en muchas ocasiones en el ciclismo.

Del día de hoy, se pueden extraer varias conclusiones.
Durante ciertos momentos de la CRI, he tenido la sensación de presenciar un relevo, ese cambio de dominio en la prueba francesa que se avecina para los próximos años.
Aunque si analizamos concienzudamente la crono, a pesar que el luxemburgués ha mejorado en la distancia gracias al trabajo realizado al lado de Bobby Julich, queda patente que Andy realizó su crono mientras que Alberto estuvo a un nivel bochornoso justo cuando al pinteño se le debería exigir que se situara a la altura de los tiempos del ruso Denis Menchov.

Alberto conquista su tercer Tour de Francia consecutivo, pero en esta edición, ha dado signos de evidente fatiga y de estancamiento como ciclista. Del Contador de 2009 al de este 2010, hay un abismo. La autoridad de antaño y la explosividad de sus arrancadas en la alta montaña han perdido fuelle.
No es nada descartable el hecho que probablemente el Tour haya encontrado un patrón definitivo que se llame Andy Schleck. Pero, tras vislumbrar lo sucedido en la CRI de Pauillac, ahora más que nunca, hay que sacar a relucir la expresión del “vamos a ir día a día y año a año”.

Aunque después de esta edición, pueden suceder dos cosas. En primer lugar, que el “Pezqueñín”, repleto de moral, acuda a la conquista inevitable de su primer Tour en 2011 dejando en segundo plano al de Pinto. Algo parecido al caso Lemond-Hinault en 1985-86.
O, por el contrario, que esta lección sirva de escarmiento para el madrileño quien se haya percatado del poderío de un adversario que viene apretando muy duro por detrás.
A Indurain, le vino a la perfección el susto del 93 para arrasar en las ediciones de 1994 y 1995. Por su parte, el sufrimiento agónico del Tour del Centenario le vino que ni pintado a Lance Armstrong para apretarse las clavijas y vencer con una autoridad incontestable en 2004 y 2005.
Contador, desde que es señalado por todos los focos como el mejor ciclista del mundo, ha vivido este sábado el peor día de su carrera deportiva.
Sus lágrimas al finalizar la etapa, un llanto sin fin al abrazarse a Vinokourov, el rostro desencajado a causa del esfuerzo y su imposibilidad de apenas poder levantar los brazos al recoger el amarillo, son el mejor reflejo de lo que ha significado la visita que le ha realizado el hombre del mazo en el transcurso del recorrido Burdeos-Pauillac.

Contador ha estado a punto de recibir un palo muy gordo, pero que también podría haber resultado merecido. Este año ha cometido muchos errores empezando por su obsesión de querer caer bien a todo el mundo y colgando un vídeo sin ningún sentido cuando había actuado en Balès siguiendo los cauces del ciclismo de toda la vida.
Ha ganado un Tour echando mano a la calculadora y a punto ha estado de costarle el maillot jaune en el penúltimo día.

Todo ello demuestra que en el Tour no hay lugar al perdón ni a las lamentaciones.
Tras protagonizar un ridículo amaño en la cima del mítico Tourmalet, este golpe moral sufrido debe hacer reflexionar al campeón de la Triple Corona.
Andy, en un estado de euforia de lo más lógico, anuncia que el año que viene vendrá con la misión de ganar el Tour. Exactamente las mismas palabras que pronunció Lance Armstrong al acabar el pasado Tour...
Por otro lado, habrá que esperar que Alberto aprenda esa máxima que dice que la amistad es una relación que tiene lugar fuera de la competición y no dentro de ella.

A pesar de las críticas razonables que pueda recibir el corredor de Astana, el ciclismo español tiene que estar de enhorabuena tras el hito histórico que supone pisar lo más alto del podio de París en los últimos 5 años con tres corredores distintos.
Alberto Contador entra a formar parte del selecto grupo de los 3 entorchados logrando un Tour que sabe a gloria tras los malos momentos vividos no sólo en este Tour sino a comienzos de año con las dudas que le generaba un equipo cogido con alfileres de cara a la disputa del Tour. Aunque a la hora de la verdad, el equipo se ha comportado con creces mientras que lo que ha generado mayores dudas ha sido el rendimiento del propio Alberto.

A pesar de ponernos el corazón en un puño y de dejarnos sin siesta, felicitemos a Contador por seguir batiendo récords y dar alegrías al deporte español. No existe discusión posible en que se trata del segundo mejor ciclista español de la Historia tras el inconmensurable Miguel Indurain.
Los grandes campeones no solamente se caracterizan por ganar mediante exhibiciones sino por superar y salir indemnes de los momentos más complicados que se les presentan. Como Contador en Pauillac.

*El mazazo de Monsieur Mazo*: Un buen mamporrazo de Monsieur Mazo a la patraña de niñatos que ha inundado esta edición de la Más Grande.
Hay que recordar que gran parte de las opciones de Andy Schleck en este Tour vienen gracias al indulto del pelotón camino de Spa promovido entre otros por un Alberto Contador cuya concepción del fair play ha entrado en el terreno de un colegueo que ha producido un hartazgo entre los aficionados.
Denis Menchov, que se encontraba en el grupo delantero, aceptó ser cómplice del bochornoso esperpento y lo va a acabar pagando muy caro costándole la pérdida de la oportunidad de su vida de quien sabe si ganar la general o poder ser maillot jaune en el Tour de Francia.

El Tour 2010, al igual que este blog, está dando sus últimos coletazos.

Cualquier duda, cuestión, sugerencia… podéis poneros en contacto conmigo en andrew.dxt@gmail.com

Publicado por Andrew

LA TRIPLE BATALLA DE BURDEOS-PAUILLAC

Mañana el Tour tiene una cita con una última contrarreloj de 52 kms. que castigarán las ya de por sí doloridas piernas de los ciclistas. Éste será el orden de salida de la prueba.
Una crono donde se avecinan tres grandes luchas entre los corredores de la general:

1- Andy vs Alberto. El español aventaja en 8 segundos al luxemburgués, una distancia ínfima, pero que puede resultar suficiente para el madrileño teniendo en cuenta que a priori es más fuerte que el “Pezqueñín” contra el crono. Las buenas contrarrelojes realizadas este año en Algarve, París-Niza, Critérium, Castilla León y Dauphine así lo avalan.
Aunque en la última contrarreloj de las grandes vueltas, las reservas de energías de cada corredor y los factores externos suelen jugar un papel decisivo.

2- Samuel vs Menchov. 21 segundos a favor del asturiano que se consideran como insuficientes para mantener su tercera plaza en la general ante un especialista en estos lares como el ruso.
La única esperanza del “naranja” son las buenas cronos finales que suele realizar en la Vuelta a España cuando las fuerzas y las piernas escasean. En su contra, recaen la calidad contrastada de Menchov en dicha especialidad y los problemas que arrastra tras su caída del pasado jueves.

3- Gesink vs Purito. El escalador holandés es un pésimo “cronner” y el catalán Joaquim Rodríguez intentará arrebatarle en la CRI de Pauillac esos 22 segundos que le alejan del sexto puesto de la general.
Si Purito diese alcance a la 6ª plaza de Robert Gesink, igualaría el mejor resultado logrado por su ex-jefe de filas, Alejandro Valverde, en el Tour de Francia.

Por otro lado, aparece la lucha por la victoria de etapa, un mano a mano entre los especialistas de la prueba (Cancellara, Lang, Martin o Grabsch) y aquellos que correrán con la motivación extra de la disputa de la general (Contador o Menchov).

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

La etapa de este viernes no merece mayor consideración más allá de la reivindicación del buen estado de salud que sigue conservando la tiranía instaurada por el general Mark Cavendish en los sprints.
Además, tras la pérdida de su gregario de lujo Mark Renshaw, y sin un equipo tan bien estructurado como el de la anterior edición, ha demostrado que su dominio tiene signos de sentar cátedra al nivel del mismísimo italiano Mario Cipollini.
Quizás ha sido una etapa bastante más gris de lo que se presumía ya que como mínimo calía esperar una mayor ambición y combatividad a la hora de coger la fuga buena del día por parte de aquellos equipos que todavía no han mojado en esta edición de la “ronda francesa”.

*El mazazo de Monsieur Mazo*: Óscar Freire. Tras un arranque esperanzador en Mallorca, San Remo o País Vasco, el cántabro ha vuelto a la senda derrotista de 2009.
Lo preocupante no es que gente del nivel de Petacchi o Cavendish le batan en la línea de llegada sino su incapacidad manifiesta durante todo el Tour para poder disputar un sprint en condiciones. No conserva la habilidad en la colocación de antaño. Triple campeón del mundo, eso sí. Que le quiten lo bailao.

Cualquier duda, cuestión, sugerencia… podéis poneros en contacto conmigo en andrew.dxt@gmail.com

Publicado por Andrew
jueves, 22 de julio de 2010

TOURMALET: ENTRE LA ÉPICA y EL AMAÑO

Por segunda vez en cien años, el Tour de Francia volvía a presenciar una llegada en alto en una de sus cumbres más míticas, el Col du Tourmalet a 2.115 m. de altura.
La etapa seguía los cauces del ciclismo moderno. Una serie de fugados desde el inicio, marcha tranquila en el seno del pelotón durante el resto de puertos de la jornada y hostilidades desatadas en el puerto final.

Saxo Bank guardó todas sus cartas y bazas a jugar para Tourmalet. Cancellara y O’Graddy, especialistas en Flandes y Roubaix, llevaron a cabo un trabajo encomiable en la alta montaña a pesar de moverse en un terreno en el que se sienten fuera de tiesto. Chris Anker Sorensen, el corredor que lleva el mismo gesto fruncido tanto en una apacible etapa llana como al máximo esfuerzo en Tourmalet, se encargó de seleccionar aún más la carrera mientras que Jakob Fuglsang encendía la mecha de la traca final.
Gran trabajo aunque para Andy la ausencia de su fiel amigo, escudero y hermano Frank es insustituible.

Andy Schleck optó por la opción menos arriesgada. Planteó su batalla particular en el Tourmalet, tomándose el Soulor y el Marie Blanque como meras comparsas.
Demarró a 10 kms. de meta, destrozando al resto de favoritos. El único corredor capaz de plantearle un pulso y de seguir su estela fue el doble ganador del Tour de Francia, el madrileño Alberto Contador.
Joaquim “Purito” Rodríguez brilló con luz propia al poner todo su esmero y pundonor por dar alcance a los dos “capos” de la ronda gala. El catalán observó de primera mano como se las gastan Andy y Alberto y que tomar la parte trasera de la rueda de ambos es menester al alcance de privilegiados.
Pero, Joaquim puede enarbolar con orgullo la bandera de ser el mejor de los mortales arriba del Tourmalet. La boca de Unzúe, bien tapada con cinta aislante.

El resto de la ascensión prometía emoción a raudales y una épica decorada con una imagen de neblina que parecía teñir una especie de intriga en el desenlace de la ascensión.
Andy Schleck se dejó el alma en Tourmalet. Lo probó todo para descolgar al pinteño. Cambios de ritmo, una marcheta dura y constante, aceleraciones inesperadas, etc.
Pero, apareció el Contador de las mejores ocasiones bañado en amarillo impoluto y sin otorgarle a su gran rival la mínima posibilidad de coger un metro de distancia.

Posteriormente, Andy entró en un mar de dudas, se empezaba a apoderar del luxembugués un cierto nerviosismo y dirigía miradas intimidantes a Alberto.
Alberto ni se inmutaba, con gesto de concentración, mirando al horizonte de un tercer Tour que se avecina cada vez como más cercano. La lucha psicológica entra en su máximo esplendor, pero en esos terrenos, la experiencia de Contador en el Giro 2008 con Riccò y sobre todo, la in-convivencia del pasado Tour con Bruyneel y Armstrong, le otorga un amplio margen de ventaja y maniobra.
A -3 de meta, el pinteño llevó a cabo un demarraje al cual Andy Schleck respondía con sangre, sudor y lágrimas. Pudo llegar a la rueda de Contador dejando patente que la vasta diferencia que le separaba de Contador en la montaña de la anterior edición ha quedado reducida a una escasísima distancia.

Hasta ese momento, el panorama circulaba sobre ruedas. Contador ponía tierra de por medio respecto a un especialista contra el cronómetro como el ruso de Rabobank, Denis Menchov. Mientras que Andy Schleck empezaba a conformarse con asegurar el podio en París, elevando su diferencia respecto al ruso y al asturiano Samuel Sánchez sobre los 3 minutos. Con la general encarrilada, entraba en juego otra disputa más entre los dos futuros dominadores de la Grande Boucle: el triunfo de etapa.

Y allí, apareció la nota discordante y agridulce del día. Contador, no sabemos si por miedo al que dirán o por intención de alegrarle la noche a su amigo, le sirvió en bandeja de plata la victoria de etapa a Andy Schleck.
Un gesto digno de “chapeau” en este ciclismo chapucero, para algunos llamado el del fair play, que tan de moda se ha puesto en este último Tour.
Los amaños de este estilo deslucen una carrera de la envergadura del Tour y hacen que pierda su gracia y razón de ser. Por suerte, Carlos Sastre ha abierto la caja de los truenos, ha dicho basta a la imposición de este pensamiento uniforme, poniendo los puntos sobre las íes.

En el ciclismo, como en cualquier otro deporte profesional o aspecto de la vida, siempre hay que apostar por ganar. Alberto Contador perdió la oportunidad de seguir agrandando su leyenda inscribiendo con mayúsculas su nombre en una cima pirenaica única e irrepetible.
La Historia sólo recuerda a aquellos que la escriben, es decir, a los vencedores. Y es que los gestos derrotistas, al igual que las palabritas, se las lleva el viento, se las lleva el aire.

Por su parte, Samuel Sánchez con el trompazo recibido al inicio de la etapa, ha completado una subida a la altura de un superclase.
“Samu” vivió su particular via crucis de cada gran vuelta camino de Pau. Los Lotto y los Rabobank actuaron con una mezcla de racanería y de conservadurismo, perdonándole la vida. Menchov y Van den Broeck pueden pagar muy cara tal osadía.
Es muy probable que apenas nadie de un euro porque el líder del Euskaltel aguante esos 21 pírricos de ventaja con respecto a Menchov en la crono de Burdeos-Pauillac.
Que nadie olvide las buenas contrarrelojes que el asturiano ha realizado en últimos días de la Vuelta España. Menchov, que aspiraba al podio con la CRI final del Tour 2008, no estuvo a la altura de las circunstancias aquel día y un desconocidísimo Bernard Kohl le acabó pasando la mano por la cara. Cierto es también que en el resultado final del austríaco no sólo intervino lo estrictamente deportivo sino también la CERA.

*El mazazo de Monsieur Mazo*: Para aquellos energúmenos que, en vez de aplaudir y jalear a los corredores, se dedicaron a poner en peligro la estabilidad de Contador y Schleck en la subida al Tourmalet. Debido a su comportamiento y estupidez, no merecen ni el calificativo de aficionados al ciclismo.

Cualquier duda, cuestión, sugerencia… podéis poneros en contacto conmigo en andrew.dxt@gmail.com

Publicado por Andrew
miércoles, 21 de julio de 2010

LA “PAU” HIZO ACTO DE PRESENCIA

Elemental, mi querido Watson que diría Sherlock Holmes. En efecto, detrás de la tormenta, llegó la calma al pelotón.
Una calma bien relativa si tenemos en cuenta que los primeros 50 kms. de etapa fueron una bendita locura, uno de los momentos de ciclismo más intensos y apoteósicos en lo que llevamos de Tour.
En Peyresourde, se formó un grupo con gente del nivel de Szmyd, Roman Kreuziger (a menos de 8 minutos del liderato), Bradley Wiggins, Carlos Sastre, Ryder Hesjedal, Nicolas Roche o Lance Armstrong que llegaron a contar con 1 minuto de de ventaja en su haber.

El equipo de Contador impuso una marcha contundente en cabeza de pelotón ya que la presencia del checo de Liquigas les incomodaba. Navarro y Tiralongo hicieron trizas un pelotón del que llegaron a descolgarse en las rampas del Aspin el trío español Joaquim, Samuel y Luis León.
Aunque Astana abortó la operación de la escapada de la mejor forma posible, es decir, filtrando en ella al kazajo Alexander Vinokourov.
Una vez el pelotón dio caza a la fuga de mayor calidad que se haya producido en esta edición, la carrera pasó a un segundo plano y a una linealidad que se mantendría hasta el final de la jornada. Resulta extraño, viendo la crisis que Samuel había padecido en el Col d’Aspin, que ni Rabobank ni Omega Pharma Lotto se animaran a avivar el ritmo en Tourmalet y Aubisque.

En cuanto a la disputa de la etapa, Carlos Barredo realizó una apuesta valiente y le faltó un kilómetro para completar su hazaña. Finalmente, ganó Pierrick Fedrigo, el hombre que desde el Aubisque se percibía como el más fuerte de entre los fugados. Son minoría en el Tour, pero los ciclistas franceses están echando mano de su casta y de ese plus de motivación que genera el hecho de correr en casa para lograr seis merecídisimos triunfos parciales. Ayer mismo, Voeckler se exhibió tanto como deportista y como actor. Y es que los veranos, sin los clásicos numeritos del amigo Thomas encima de la bici, ya no serían lo mismo.

Sobre Andy&Alberto, ahora no es cuestión de volver a las andadas acerca de polémica de Port de Balès. Cualquier comentario referente al debate moral de la dichosa cadena preferiría que fuese publicado en el post de ayer en Bagnères-de-Luchon. Este martes ambos ciclistas se han mirado a la cara, tratando el asunto como personas adultas que son, y han limado asperezas volviendo a recuperar la senda de su amistad.
Se citan para la ardua batalla del Tourmalet, un puerto en el que no habrá amigos que valgan. Contador y Schleck: Dos hombres y un destino.

En esta jornada de descanso, se sucederán los pronósticos y las posibles tácticas a emplear por los hombres de la general.
Alberto tiene claro su cometido. Aguantar la rueda de Andy Schleck y mantener esa renta de 8 segundos, le otorgarían medio Tour en el bolsillo.
Por su parte, el “Pezqueñín” de los hermanos Schleck, tras pasar el calentón del día de ayer, se dirimirá en un dilema interno sobre si consolidar el podio o jugarse el todo por el todo a una sola carta, “de perdidos al río” como se jacta la expresión.

De no mediar un contratiempo o un día horrendo para el madrileño, es complicado que el luxemburgués pueda recortarle a Contador la distancia suficiente en el Tourmalet para asegurarse una renta que le aporte tranquilidad de cara a la CRI de Pauillac.
En cambio, si Andy decide probar suerte en el Soulor o en el Marie-Blanque, correría el riesgo de que le saliera el tiro por la culata e incluso perder toda opción de podio en detrimento de Samuel, Menchov o Van den Broeck.
El sentido común, que en muchas ocasiones acaba resultando el menos común de todos los sentidos, indica que los de Bjarne Rjiis impondrán un fuerte ritmo durante toda la etapa buscando el desgaste y el sufrimiento extremo del resto de favoritos. Y una vez en Tourmalet, que las fuerzas de su joven líder dicten sentencia: Tour o podio.
Por supuesto, no vamos a poner ningún “pero” a la ambición y a la valentía en carrera. Aquellos que lo prueban, a pesar de las dificultades que ello pueda conllevar, siempre recibirán un caluroso y sentido aplauso por parte del público. Que se lo digan a Barredo.

PD: “Pau” significa paz en catalán.

*El mazazo de Monsieur Mazo*: Lance Armstrong. Por arrastrarse como ciclista estando situado a media hora del líder en el Tour de Francia. En Aubisque, le atacó y le perdió el respeto gente que años atrás jamás habría osado toserle. Incluso el hombre de la eterna sospecha es humano. A todo cerdo, le llega su San Martín.

Cualquier duda, cuestión, sugerencia… podéis poneros en contacto conmigo en andrew.dxt@gmail.com

Publicado por Andrew
lunes, 19 de julio de 2010

LA CADENA DE LA DISCORDIA EN BAGNÈRES-DE-LUCHON

Bendita cadena la que se le salió al luxemburgués en la ascensión al Port de Balès. No es cuestión de desearle un mal fario al bueno de Andy, pero ese hecho puntual ha provocado que mereciera la pena seguir una etapa que llevaba camino de convertirse en un aburrimiento irremediable como el de Ax-3 Domaines.

Arrancó Andy Schleck en un alarde de probar a Alberto a pocos kilómetros de coronar el último puerto del día. A Contador, el movimiento le enganchó por sorpresa encerrado en un grupeto de una quincena de corredores.
Alberto acabó encontrando el hueco suficiente para responder y justo cuando se disponía a llegar a la rueda de Andy Schleck y Vinokourov, la cadena le jugaba una mala pasada al maillot amarillo. Un accidente que cabe recordar ha sido consecuencia de un error humano del propio Andy Schleck al realizar un mal cambio de marchas.
Contador afirma que no se percató de lo sucedido aunque, sin querer dudar de la palabra del pinteño, tengo ciertas dudas de que no percibiera tal percance estando en ese momento justo por detrás del jefe de filas de Saxo Bank. Esta foto colgada por un usuario Twitter es la prueba de ello.
Las declaraciones de Alberto son hasta cierto punto entendibles ya que suenan a intento de echar balones fuera y de no avivar esta polémica echando más fuego encima.

Finalmente, el corredor natural de Pinto, gracias a la colaboración inestimable de Samuel y Menchov, se ha vestido de amarillo muy cerca del Peyresourde, un lugar en el que protagonizó un duelo sin parangón en el Tour 2007 contra Michael Rasmussen.
Pero, de su Maillot “jaune” será de lo que menos se hable en las próximas horas ya que tomará cuerpo el debate moral sobre si debería haber esperado o no a Andy tras un problema en el que cabe volver a hacer hincapié que buena parte de la culpa es del chico de Saxo Bank.
Los lectores de la página rtve.es parecen tener muy clara su opinión en la encuesta publicada en la misma web.

En días como éste, a los que venimos siguiendo el Tour desde hace tiempo, nos viene a la mente el recuerdo del día de Luz Ardiden en el Tour de Francia del año 2003.
Aquel día Armstrong sufrió una caída en plena ascensión al engancharse su bicicleta con la mochila de un espectador. Jan Ullrich estaba a 15 segundos del liderato, y merced a la presión de los perros de presa del americano como Tyler Hamilton, decidió optar por esperar al texano.
El resultado final es de sobras conocido. El alemán perdió la ocasión de su vida de administrar una buena ventaja, rematar a Armstrong y dejar sentenciado dicho Tour.
Un gesto tan bonito para algunos como innecesario para otros. Al fin y al cabo, lo que se recuerda de aquel día es el triunfo del hombre de la eterna sospecha poniendo tierra de por medio en la conquista de su quinto Tour. Ni rastro por ninguna parte del legado de Jan Ullrich.

El público francés, tan ejemplar y digno de chapeau en muchas ocasiones, ha abucheado al español una vez que ha recogido el amarillo en el podio como si el fantasma de Rafa Nadal se hubiese posado sobre la mismísima pista Philippe Chatrier. Le recriminaban una supuesta actitud antideportiva a través de unos medios que bebían de esas mismas fuentes. La estrategia del ojo por ojo y diente por diente.
TVE tampoco ha realizado ni una sola mención a lo que estaba ocurriendo, ignorando la realidad como el día de la final de la Copa del Rey entre Barça y Athletic.

La hemeroteca es de útil consulta para casos de este estilo.
¿Nadie recuerda ahora que a Andy Schleck se le indultó en la jornada camino de Spa? De hecho, si la carrera hubiese transcurrido en Bélgica por los cauces establecidos, difícilmente Andy estaría peleando por la general ni mucho menos se hubiese vestido de amarillo tras la Madeleine.
¿Por qué el Saxo Bank no esperó al resto de corredores que quedaron cortados en el pavés por culpa del trompazo de Frank Schleck?
Preguntas a las que los oportunistas de turno, disfrazados de moralistas y defensores a ultranza de la causa del fair play, difícilmente podrán encontrar una respuesta basada en el raciocinio.

Alberto Contador es justo portador del amarillo. Ha aprovechado un lance de carrera para situarse con gran merecimiento como líder de la prueba. Aunque, su posición anterior, segundo de la general a 31 segundos, también era cómoda para su objetivo de llevarse el tercer Tour.
En plena subida a Palès, Contador ha llegado a rozar una ventaja de 30 segundos respecto a Schleck, pero el luxemburgués una vez solucionado el problema con su bici empezó a adelantar rivales a un ritmo espeluznante. Mientras el “Pezqueñín” parecía un Red Bull, el resto daba sensación de llevar en sus manos un Lotus o un Hispania.
A final de puerto, la distancia rebajó sustancialmente hasta los 15 segundos.

Lo que demuestra que Andy Schleck, a pesar de su percance, está fortísimo. Por ello, la estrategia cobarde que ha emprendido su entorno y el director del equipo, Bjarne Rjiis, no se sujeta por ningún lado.
En el descenso y en el pequeño tramo llano, la diferencia se ha ampliado ostensiblemente hasta los 39 segundos fruto del buen entendimiento y de la comunión de intereses entre el ganador de la Triple Corona, Samuel Sánchez y Dennis Menchov.

Mañana tendrá cita una jornada trepidante que acabará en la localidad de Pau. A diferencia de este martes, el plato fuerte será servido en los primeros compases y en la mitad de la etapa. (Ver perfil etapa Pau)
El equipo del líder deberá estar muy atento con la gente peligrosa que pueda inmiscuirse en las fugas. Por su parte, Contador deberá mantener a raya la rueda de un Andy Schleck, que con el calentón que lleva encima, es muy probable que fuerce la carrera hasta sus últimas consecuencias y adquiera un carácter kamikaze similar al del kazajo Vinokourov. Ante tanta locura, hará falta imponer un puntito de cordura.
Detrás de una tormenta, siempre llega la calma.

*El mazazo de Monsieur Mazo*: Jani Brajkovic. A la mínima que la carretera pica arriba y el ritmo del pelotón adquiere tintes de cierta dureza, el esloveno se queda cortado y sin capacidad de respuesta en sus piernas. Un corredor que no parece ni la sombra de aquel ciclista que nos dejó atónitos hace solamente un mes en Dauphine Libere.

Cualquier duda, cuestión, sugerencia… podéis poneros en contacto conmigo en andrew.dxt@gmail.com

Publicado por Andrew
domingo, 18 de julio de 2010

TABLAS EN Ax3-DOMAINES

La ansiedad se apoderaba del público dispuesto a revivir momentos de ciclismo de alta alcurnia como en la etapa de la Madeleine, pero esta vez esperando al combate cara a cara entre los dos púgiles más habilidosos del pelotón: Andy Schleck y Alberto Contador.
Aunque la etapa habrá sentado como una estafa de Kangaroo a todos aquellos que se acercaron a Palihères o Ax3-Domaines con esa ilusión.

El duelo a dos bandas ha recordado en exceso a la “batallita del abuelo” que cada año nos recuerda desde los micrófonos de TVE su protagonista, Pedro Delgado, en aquella Vuelta a España con Montoya.
Alberto Contador ha sido más disimulado que Perico y no ha frenado en seco poniendo pie a tierra a pesar del férreo marcaje de un Schleck cuya lección defensiva serviría de ilustre ejemplo para cualquier manual de catenaccio.
Tras Mende, el miedo debe estar instalado en enormes dosis en el si de la plantilla del Saxo Bank para que Bjarne Rjiis prepare a su pupilo con una táctica de este calibre. El problema radica en que es el luxemburgués el más interesado en distanciar a Contador con vistas a la crono final de 52 kms. en Burdeos.
El pinteño le echó sangre fría en la subida y les planteó un pulso a Rjiis y Andy. Cuando palparon que el ánimo de los de delante, con Samu y Menchov a la cabeza, iba in crescendo, tuvieron que tomar irremediablemente el peso de la ascensión y acometer cierto desgaste.

Para aquellos que concebimos el ciclismo como un deporte de valientes y de riesgo, funciones como la de hoy nos llevan hacia el camino del aburrimiento y la amargura.
La única explicación razonable que podría encontrarse a este desaguisado es que Andy no pasara por su mejor día y de ahí, que prefiriese mantener lo logrado antes de conducirse hacia un callejón sin salida. Pero, a tenor de la respuesta que ha dado a las dos mini-arrancadas de Alberto, no parece que nos halláramos en esa tesitura.
La guerra psicológica ha tomado cuerpo y está dando aviso de la gran relevancia que puede cobrar en esta edición de la ronda gala. A priori, en este contexto, Contador se debería manejar a las mil maravillas debido a su experiencia de correr dos carreras simultáneamente: una en la carretera y otra en el hotel.

El resto de gallos siguen demostrando que se encuentran a años luz del dúo que promete protagonizar las más duras batallas del Tour en años venideros.
Andy y Alberto han subido a ritmo de pistards, con una extrema vigilancia entre ambos, y únicamente Menchov y Samuel han sido capaces de abrir una brecha ínfima de 14 segundos.

Pasó el primer combate del Tríptico pirenaico y el resultado ha sido de tablas. Mañana, última oportunidad de provocar cambios importantes en la general antes de la llegada del Tourmalet y la CRI con la localización del Port de Balès, un hors catégorie, a 20 de meta. Pau tiene pinta de ser un mero trámite por la lejanía de la línea de meta respecto al final de la cima del Aubisque.
Si yo fuera Andy, estaría muy inquieto de contar con tan solo 31 segundos de ventaja en la general. En cambio, si me pusiera en la piel de Alberto, me preocuparía el hecho de acudir a la última contrarreloj siendo el segundo clasificado. Cualquier contratiempo en forma de percance o unas malas condiciones climatológicas, podrían echar tierra de por medio en su objetivo de descabalgar al “Pezqueñín” del maillot amarillo.
Cuestión de ver el vaso medio lleno o medio vacío.

Gracias por haber estado aquí durante estos años, meses o días.

*El mazazo de Monsieur Mazo*: Para Bradley Wiggins. Le viene como anillo al dedo el título de la gran obra de James M. Cain. “El cartero nunca llama dos veces”.
Publicado por Andrew

POR FIN, “VINO” LA ETAPA

En el día más inesperado y a la misma vez también en el más indicado, “vino” ese momento que durante más de 3 años ha estado aguardando Alexander Vinokourov. El kazajo practicó un “pá fuera telarañas” quitándose de encima esa espina que llevaba clavada en el pecho durante todo el Tour. El veterano corredor kazajo, 37 años primaveras contemplan su documento de identidad, volvía a deleitarnos con una didáctica ejecución de coraje y valentía.

No caeré en el error de elevar sus hazañas a los altares ni de obviar su condición de tramposo en el Tour 2007 donde dio positivo por hemotransfusión. El corredor de Astana cumplió con los cánones de la sanción que emana de la justicia deportiva y merece pasar página y hacer borrón y cuenta nueva.
Pero, si algo demuestra el rubio es que tanto antes como después de la sanción, sigue dotado de una actitud kamizake, ambiciosa, combativa e inconformista. Con un carácter de este estilo se nace, no se hace.

Cuando el sentido común dictaba que la etapa sería un mano a mano entre los velocistas, Vinokourov arrancó con un desarrollo descomunal en Saint-Férrey, cota de tercera categoría a 10 de meta.
Gracias a su condición de máximo exponente del ciclismo ofensivo y a detalles como el de hoy, Vino se gana fácilmente el perdón y la admiración de unos aficionados siempre dispuestos a aplaudir rabiosamente a corredores con tales atributos.
En la retina, quedarán grabados días como hoy o el del Tour de Francia 2005 en el cual Vinokourov desafió la lógica del sprint masivo en los Campos Elíseos y logró derrocar él solito la tiranía de los conjuntos de los sprinters en el día que servía de despedida de la Grande Boucle.

Se hablaba de que se respiraba cierto ambiente de tensión en el box de Astana tras la jornada de Mende. Un rumor que se ha extendido durante esta mañana aunque, a mi modo de parecer, resulta infundado. Si bien es cierto que hubo una reunión de urgencia en Astana para extraer las conclusiones oportunas sobre Mende, tampoco es de recibo hablar de la existencia de heridas de guerra ni de signos de balcanización. Sólo hacía presenciar el feeling de español y kazajo al final de etapa, abrazados y a punto de sollozar unas lágrimas que por sí solas podían acabar con la sequía del sur de España.
Los detalles en un deporte basado en el colectivo son muy relevantes. La efusividad de la celebración de ambos no parecia desprender ni una gota de falsedad ni de acto de cara a la galería.

El destino es muy caprichoso y se ha aliado en esta ocasión con Alberto Contador. Vinokourov puede dormir tranquilo con su ansiada etapa en el zurrón.
Para más inri, hoy pusieron pie a tierra Hernández y Navarro por lo que el madrileño necesitará ahora más que nunca la aportación y experiencia de Vinokourov en la alta montaña de Pirineos.
Contador se encuentra en una posición muy cómoda en la general, el equipo le ha arropado en Alpes y Macizo Central mucho mejor de lo esperado y además, tiene al segundo mejor corredor de su escuadra, feliz y con la motivación por las nubes para afrontar el tramo decisivo de la Grande Boucle. Manos a la obra.

*El mazazo de Monsieur Mazo* A la Vuelta España por seguir en picado en su elección de bandas sonoras. Si lo de Zahara clamaba al cielo, la canción para este 2010 , a pesar de no ser tan ridícula como la de la cantautora de Úbeda, sí que roza el listón de la deficiencia.
La canción de esta edición se titula “Otra Oportunidad” interpretada por el grupo Preciados. Un grupo cuya estética recuerda a la de su padrino musical, que es ni más ni menos, que el futbolista del Real Madrid, José María Gutiérrez Guti. Quien no tendrá “otra oportunidad” será Guti a las órdenes de Mourinho ni la Vuelta España para recuperar el pedigrí, si es que suponemos que contaba con tal cualidad, tras preferir en su carrera a Andalucía-Cajasur antes que a Team RadioShack.

Cualquier duda, cuestión, sugerencia… podéis poneros en contacto conmigo en andrew.dxt@gmail.com

Publicado por Andrew
sábado, 17 de julio de 2010

EL IDILIO CONTADOR-MENDE

De estas imágenes…

http://www.youtube.com/watch?v=MZVocVczrDM

… a estas otras solamente han pasado 4 meses.


Alberto Contador ha confirmado el particular romance que mantiene con la localidad de Mende y ha aprovechado in situ la ocasión de recortar aquellos diez segundos que Andy Schleck le arrebató en el último kilómetro de Morzine-Avoriaz.
Conoce esta subida como la palma de su mano, como si de los mismos puertos de la sierra madrileña se tratasen. Dio buena fe de ello con un disparo ganador durante el mes de marzo en la París Niza.
Han pasado dos semanas de ronda francesa, pero tras esta brutal arrancada de Alberto, las cosas continúan de la misma forma que cuando finalizó la trepidante y movida etapa del pavés.

Contador ha vuelto a dejar patente que la presión no puede con él y le ha pasado la patata caliente a un Andy Schleck que llegará a Pirineos con cierto aire dubitativo tras su incapacidad de seguir la rueda del pinteño en lo alto de la Cima Laurent Jalabert, cuna del Oncismo.
El ciclista del Astana consigue un triunfo aplastante en la importante batalla psicológica librada contra su máximo adversario.

Cometeríamos un grave error menospreciando al “Pezqueñín” creyendo que todo el pescado de este Tour está vendido. Ni Contador se encontraba en el estado preocupante que muchos pensábamos en Morzine ni tampoco ahora se va a dedicar a ganar con la gorra. Así que paciencia y a esperar días venideros con la acumulación del Tríptico pirenaico. Resumiendo en base a un argot bélico, el español ha ganado una batalla, pero no la guerra.

El único “pero” que se le puede achacar al ganador de la Triple Corona es su obsesiva vigilancia hacia Joaquim Rodríguez en los metros finales.
Conseguir una etapa en un Tour es un sueño para cualquier corredor, pero en el caso de Alberto, hubiese sido más importante sacrificar esa victoria parcial a cambio de conseguir unos segundos extra que le sirvieran de enorme ayuda para su verdadero cometido: vencer por tercera vez consecutiva en la general de la Más Grande.

“El mazazo de Monsieur Mazo”: A alguien que se está convirtiendo en un habitual de esta sección, Eusebio Unzúe. Tras el paso por los Alpes y Macizo Central, “Purito” lleva un botín de una etapa, batiendo al mejor ciclista del mundo en la recta de meta. Y todo ello unido a su estancia en el Top Ten de la general.
Definitivamente, Eusebio es un visionario de este deporte y siempre lleva la razón. Un corredor así no es válido para participar en el Tour de Francia.
Cualquier duda, cuestión, sugerencia… podéis poneros en contacto conmigo en andrew.dxt@gmail.com
Publicado por Andrew
jueves, 15 de julio de 2010

CONTADOR vs SCHLECK: HORIZONTE CONTRARRELOJ

Para el post de hoy, he querido hacer una recopilación de los siguientes datos para aproximarnos a una idea fehaciente del tiempo hipotético que Contador podría recuperarle a Schleck en la CRI de 52 km. entre Burdeos y Pauillac. En principio, echando una ojeada al recorrido, uno puede concluir que los Pirineos son extremadamente duros y que se convertirán en los jueces implacables de esta edición. Pero, nunca se puede descartar que la carrera transcurra en la última crono por unos cauces parecidos al año 1989 con Lemond y Fignon.

La duda se cierne sobre la estrategia a emplear por el líder de Astana y por el de Saxo Bank. En el caso del “Pezqueñín” de los Schleck, el planteamiento parece resultar bastante más claro. Debe aumentar ampliamente esos 41 segundos de ventaja que se antojan como pírricos e insuficientes con vistas a la contrarreloj final.
Bjarne Rjiis ya ha anunciado que, para evitar sobresaltos en el penúltimo día, el actual maillot amarillo necesita conseguir como mínimo un minuto y medio más.

Por su parte, Contador deberá optar por arriesgar y probar fortuna en un ataque que le permita llegar como líder de la carrera a los últimos días o, por el contrario, apostar por la estrategia “Giro 2008”. Es decir, realizar un marcaje férreo a la rueda de Andy, al estilo de lo que hizo en su día en la ronda italiana con Ricardo Riccò, para posteriormente batirle en la prueba cronometrada. Con la diferencia importante que, en aquel Giro, el mejor ciclista del mundo llevaba la maglia rosa y siempre fue por delante de la Cobra.

1- Prólogo Tour de Francia 2009. (15 km)
En Mónaco, se daba el pistoletazo de salida al Tour 2009 reinando en el ambiente una sensación de desapego y desconfianza dentro del conjunto Astana. Cancellara volvió a hacer gala de sus prestaciones y piernas de motorista arrasando en la contrarreloj inicial de 15 km.
Alberto Contador obtuvo la segunda plaza en la etapa quedando a 18 segundos del triple campeón del mundo y campeón olímpico de la especialidad.
En cambio, Andy Schleck se dejaba un minuto clavado, con un tiempo 42 segundos peor que el del español.

2- Contrarreloj de Annecy. Tour de Francia 2009. (40 km)
Por el contexto en que desarrolló, seguramente se trate de la diferencia más relevante a la hora de realizar dicha comparación.

Alberto, que ya había sentenciado el Tour en su paso por Le Grand Bornand, corrió sin tomar riesgos innecesarios en las curvas ni en la bajada de la cota de tercera categoría.
En cambio, el luxemburgués tuvo que morir encima de la bicicleta para mantener su situación de privilegio como segundo clasificado de la general.
Finalmente, Alberto venció en la contrarreloj final estableciendo un tiempo 3 segundos mejor que Fabian Cancellara. Andy Schleck perdía 1:45 con el de Pinto.

3- Prólogo Tour de Francia 2010. (8,9 km)
Contador queda en sexto lugar tras completar los 8,9 kilómetros del recorrido por las calles de Rotterdam. Por su parte, el “Pezqueñín” pierde 1:09 respecto al primer líder de la prueba, Fabian Cancellara.
En la comparación Andy-Alberto, el pinteño saca una tajada de 42 segundos.

En mi opinión, para Alberto sería salvable una distancia entre el minuto y el minuto y medio. Una distancia superior al 1:30 se me antoja prácticamente insalvable ante un rival que sacará fuerzas de flaqueza de donde sea posible para agarrarse al primer cajón del podio.
Aunque los verdaderamente expertos y entendidos de este deporte amplían, y de qué forma, el margen de retraso con el que Contador podría acudir al penúltimo acto de esta función.
De Andrés y Perico hablaban de hasta 3 minutos mientras que Alix y Chozas se movían en márgenes de 2:00 y 2:30.

¿Cuál es vuestra opinión al respecto? ¿Cuánto tiempo de retraso puede recortarle Contador a Andy en una CRI de más de 50 kilómetros?

*El mazazo de Monsieur Mazo*: Mark Renshaw, que en vez de dedicarse al ciclismo, le aguardaría un futuro mejor en el club de lucha libre de Nigel De Jong.

Cualquier duda, cuestión, sugerencia… podéis poneros en contacto conmigo en andrew.dxt@gmail.com

Publicado por Andrew
miércoles, 14 de julio de 2010

PAULINHO SALVA EL HONOR DE RADIOSHACK

Una jornada de bostezo y de trámite es lo que ha dado de sí la llegada del Tour de Francia a la localidad de Gap. Nada que ver con aquella etapa del Tour del Centenario caracterizada por la victoria más ataque kamikaze de Alexandr Vinokourov, la valentía de Joseba Beloki y la fortuna de Lance Armstrong.
Pero, tras la alocada y espectacular subida de ayer en la Madeleine, los ciclistas se han hecho merecedores de un digno descanso hasta la llegada del Tríptico pirenaico que dará comienzo el próximo domingo en Ax-3 Domaines.

Sergio Paulinho conquista un triunfo parcial que servirá para levantar la hundida moral que reina en el sí del conjunto RadioShack. El conjunto americano tenía entre ceja y ceja la victoria en la general del Tour de esta edición. Por presupuesto, por tirón mediático y por el nivel de sus corredores, las victorias de etapa son un bien menor que no ocultará la sensación de fracaso a nivel colectivo.

El bielorruso Vasil Kiryienka ha estado a la altura de lo que requiere una carrera como el Tour y a punto ha estado de dar la sorpresa del día. Este antiguo pistard continúa con su crecimiento en las grandes vueltas por etapas y ya ha demostrado su capacidad para tener actuaciones destacadas tanto en el Giro d’Italia, donde se llevó la etapa con final en Monte Pora en 2008, el Tour de Francia o la Vuelta a España.
Si finalmente Unzúe no encuentra un patrocinador, Astana podría encontrar en el de Rechina a un gregario de nivel contrastado para arropar a Contador. Además, sus credenciales como hombre de equipo quedaron a la vista con su actuación en la Vuelta a España ganada por Valverde.

Como de esta etapa poco más se puede rascar, abriré un tema de debate más candente al que he hecho una pequeña mención al hablar sobre Paulinho.
¿Qué le está pasando al Team RadioShack en este Tour?
¿Cómo puede entenderse que una estructura, que ejerció de apisonadora en 2009, esté deambulando de esta mísera forma en 2010?

Jani Brajkovic (ganador de Dauphine), Chris Horner (País Vasco), Andreas Kloden (segundo en el Tour de 2004 y 2006), Levy Lepheimer (podios en Tour y Vuelta), Dimitri Muravyev y Gregory Rast (extraordinarios gregarios), Sergio Paulinho (plata en Atenas 2004)… y el todopoderoso Lance Armstrong.
Sin lugar a dudas, echando un vistazo al nivel y palmarés exhibido, estamos hablando de la escuadra con mayor potencial de este Tour. Por ello, la actuación del conjunto norteamericano parece escapar de toda lógica imperante.

“El mazazo de Monsieur Mazo”: Para ti, Eusebio. Porque hasta tu jefe de filas en este Tour, Luis León Sanchez, le generan dudas tus bandazos y tu capacidad para manejar las carreras. (ver aquí)
Cualquier duda, cuestión, sugerencia… podéis poneros en contacto conmigo en andrew.dxt@gmail.com

Publicado por Andrew
martes, 13 de julio de 2010

JUEGO DE DOS: CASTILLOS EN EL AIRE

Mi admirado amigo Diego canta en un dúo llamado Juego de Dos.
Un nombre que viene como anillo al dedo para ilustrar las conclusiones que se pueden extraer de la novena etapa del Tour de Francia.

La ascensión a La Madeleine, por su vertiente más llevadera, ha resultado todo una sorpresa gracias, todo sea dicho, a la actitud ofensiva, inconformista y valiente de los corredores de Astana y Saxo Bank.
El conjunto kazajo y la escuadra de Rjiis han rendido un homenaje a ese estilo épico que justifica el por qué de la existencia y la pasión que despierta este deporte.
Astana sigue en plan Iker Casillas, es decir, con la intención de tapar bocas a todos aquellos que llegamos a dudar de su valía como conjunto para arropar a Alberto.
La diferencia con nuestro campeón del mundo en Sudáfrica es que las bocas que tapa Casillas son de mayor gusto que las que puede cerrar Astana.

Bromas aparte, el planteamiento de los de Martinelli ha sido muy arriesgado y kamikaze, pero el resultado final es más que satisfactorio. Aunque se me escapa de toda lógica el ataque de Vinokourov en las rampas iniciales de la Madeleine. Le estaré agradecido a quien me pueda explicar el fruto de tal movimiento.
En Rousses, eliminaron a una de las bazas del temible RadioShack, Andreas Kloden, segundo en los Tours de 2004 y 2006. Camino de Morzine Avoriaz, en una trepidante subida al Col de Ramaz, provocaron la mayor humillación recibida por Lance Armstrong en toda su carrera deportiva.
Y con la devastadora dupla Tiralongo-Navarro, han hecho sucumbir al maillot amarillo, el australiano Cadel Evans, que se encontraba en una posición inmejorable en la general con vistas a la crono final de 50 kms.

La arrancada de Navarro llevándose únicamente a su rueda a Andy y Alberto ha sido digna de alabanza, merecedor de salir de la Madeleine a hombros como torero que remata una gran faena en una plaza.
El papel de Navarro como gregario de lujo en la alta montaña me ha llevado a recordar tiempos pasados del mejor Roberto Heras en el Tour 2002 al frente del US Postal. Palabras mayores.

Respecto al desarrollo de la carrera, si no interceden percances, la Grande Boucle promete ser un “Juego de Dos” entre Andy Schleck y Alberto Contador.
Contador sale muy fortalecido tras la jornada de hoy. El “Pezqueñín” de los Schleck ha probado en un par de ocasiones al pinteño con dos demarrajes brutales. Posteriormente, el luxemburgués ha observado lo fácil que Alberto ha salido a su rueda y ambos han optado por colaborar y dar el golpe de gracia a los Leipheimer, Basso, Menchov, Gesink, Samuel y compañía.
Han enterrado el hacha de guerra y han guardado sus revólveres para dirimir su duelo en otra ocasión.
Ambos ciclistas salen realmente beneficiados del paso por los Alpes con una posición en la general que cualquiera de los dos hubiese firmado con los ojos cerrados semanas antes de la ronda gala.

La organización del Tour debe andar con un mosqueo de mil demonios. Hacía muchísimo tiempo que la situación de la prueba no quedaba tan seleccionada tras el primer bloque de montaña. Pero, otra interpretación positiva para ellos debe ser el interés que suscita el duelo Andy vs Alberto, dos corredores jóvenes con un estilo atractivo encima de la bici, partidarios del ataque, generadores de espectáculo con sus arrancadas.
En el pasado Tour, se pudieron presenciar las primeras pinceladas de este duelo que promete emociones fuertes para el presente y futuro de este deporte. Hoy han ratificado los presagios de antaño y han dado inicio a una batalla que promete marcar una era en el Tour de Francia a la altura de los de Merckx-Poulidor, Hinault-Lemond, Indurain-Chiappucci o Ullrich-Armstrong.

Mientras tanto, el resto de jefes de filas deberán prestar toda su atención en la lucha por el tercer cajón del podio, habida cuenta de la superioridad manifiesta en la alta montaña del Pistolero y el Pezqueñín.
Samuel Sánchez, a pesar de su error de principiante en Morzine, ha completado un bloque alpino de enorme mérito. La incógnita será ver si en los Pirineos es capaz de continuar a este nivel.
Menchov es un buen especialista contra el crono, pero siempre suele sufrir en sus carnes una terrible pájara en el Tour que le condena en la general. Su compañero Robert Gesink suficientemente tendrá con combatir el miedo de esa etiqueta de “pupas” del pelotón.

Joaquim, Van den Broeck y Luisle son carne fresca para un posible pinchazo cuando haga acto de presencia la acumulación de grandes puertos en los Pirineos. Grandes corredores para vueltas de una semana, pero cuyo fondo físico no resiste las exigencias de una gran ronda por etapas.
Por ello, los dos candidatos a priori más firmes para un hipotético tercer puesto serían Levy Leipheimer (corredor que destacará en la CRI del día 24, muy regular y que se defiende cuando el asfalto pica hacia arriba) e Ivan Basso.
El ganador del Giro acumula entre 2-3 minutos de desventaja con el resto de oponentes, pero a su favor juega su condición de fondista, de corredor que va a más con el paso de los días y que en teoría tendría que comer terreno al resto de rivales cuando se produzca la aparición de la trilogía Ax3-Domaines-Bagneres de Luchon-Pau y la mítica cumbre del Tourmalet.

En definitiva, este Tour está colmando de lleno todas las expectativas y las ilusiones que sobre él se habían vertido. Hemos vivido unas primeras jornadas de montaña de enorme emoción, con desfallecimientos varios, con tácticas colectivas e individuales basadas en el riesgo y la valentía, con una dosis de épica que no se presenciaba desde la disputa del Tour del Centenario allá por el año 2003.
Porque cuando se dan cita corredores como Andy y Alberto… No hay que soñar, hay que cumplir los sueños y poder pintar Castillos en el aire.

Post dedicado a Dieguito ;)

*El mazazo de Monsieur Mazo*
: A TVE por tener puesto en su web durante las primeras 4 horas de la etapa “hoy se asciende el Galibier”.
Cualquier duda, cuestión, sugerencia… podéis poneros en contacto conmigo en andrew.dxt@gmail.com
Publicado por Andrew
lunes, 12 de julio de 2010

CAMPEONES DEL MUNDO

Un bar repleto de gente, con amigos y familiares a ambos lados de la mesa, saltando cada dos o por tres, mencionando a la madre del "señor" Webb, con el corazón a mil por hora a medida que pasaban los minutos, aplaudiendo a rabiar las intervenciones del Santo Iker... y cómo no todo un estallido de júbilo y abrazos varios con el gol de Andrés Iniesta.
Me quedé atónito con el gol, no tenía ni fuerzas para seguir gritando, me abracé con fuerza a las dos personas más cercanas a mí, superado por la emoción y la tensión que se cortaba con un cuchillo en aquellos momentos.
Los 3 minutos restantes y los 2 de descuento recuerdo vivirlos como un entrenador de baloncesto, de cuclillas, agachado, aplaudiendo cuando el balón era despejado fuera de nuestra área, pidiendo perder tiempo, a jugar con muchisima cabeza, etc.
En fin, no había espacio para la cordura en un contexto de semejante locura.

Cuando el colegiado pitó el final del partido, camino a la fuente más próxima, mojada general, gritos al unísono de Campeones, Campeones y de Paul, Paul, Pulpo Paul al ritmo del cántico yo soy español, español.
De esa forma, viví el partido de fútbol más memorable que jamás haya presenciado. Dudo mucho que pueda revivir esas sensaciones en ningún otro encuentro de fútbol.
Ésta es mi historia, pero cada uno de vosotros tendrá un relato personal distinto por contar. Cuando pase un tiempo, estoy convencido que todos y cada uno de nosotros recordaremos a la perfección lo que hicimos un 11 de julio del 2010.

Brasil 2014 queda muy lejano en el horizonte, pero en estos días, es momento de celebrar y comprender el alcance de lo conseguido en el continente africano.
Posteriormente, los árboles no nos deben impedir ver el bosque. Nuestra selección es un conjunto joven y gente como Ramos, Albiol, Piqué, Busquets, Pedro, Navas o Llorente llegarán en plena madurez a Brasil. Y por detrás, vienen pujando fuerte chavales como De Gea, Fran Mérida, Sergio Canales o Thiago Alcantara.
El pasado es glorioso (Eurocopa 2008), el presente es de celestial (Mundial 2010) y el futuro continúa siendo muy prometedor.

Este post es un homenaje a los 23 Héroes de Sudáfrica que durante tres semanas lograron unir a un país y dar a los aficionados españoles una alegría que tan esquiva e imposible nos parecía.
Ellos han sido los artífices de cambiar una rutina habitual de la selección española como era la de presenciar las fases finales de los Mundiales en el sillón de casa viendo competir a Italia, Brasil, Francia o Inglaterra.

En este Mundial de Sudáfrica, me he quitado aquella espina clavada del Mundial de Corea que tan adentro llevada clavada. Siempre he sido de la opinión que de no mediar el amaño del Gandhour, Blatter y compañía, España habría hecho algo grande en Corea y Japón.
Pero finalmente, la espera ha valido la pena. 8 años esperando vivir un momento de este calibre.
Abrid los ojos, esto no es un broma, es algo real, podéis pellizcaros y comprobaréis que no es un sueño... ESPAÑA CAMPEONA DEL MUNDO!!!

El gol decisivo de la mejor selección del planeta narrado por el mejor locutor deportivo de este país, Alfredo Martínez.

Publicado por Andrew
domingo, 11 de julio de 2010

GOODBYE MONSIEUR ARMSTRONG

Primera jornada seria de alta montaña y el Tour ha vuelto a recuperar esos raudales de emoción que llevábamos esperando desde hace aproximadamente un año.
Astana, como colectivo, ha estado de sobresaliente. De hecho, jamás hubiera imaginado que los compañeros de Alberto pudieran realizar un trabajo de este calibre en una gran vuelta por etapas.
Aun así, esto solamente acaba de comenzar y todavía quedan pendiente de evaluación en situaciones de carreras complicadas que se les presentarán en algunas etapas de la segunda y tercera semana.

Andy Schleck ha elegido un mal día para celebrar su primer triunfo parcial en el Tour de Francia. Mañana, en la sección de ciclismo de todos los medios, pocos hablarán del luxemburgués.
Y no es porque Schleck no lo merezca sino a causa de los estragos que ha generado la debacle de Lance Armstrong.

El americano se retiró del ciclismo en pleno apogeo de su tiranía. A diferencia del resto de los grandes, nunca se había visto en la tesitura de sufrir una humillación.
Pero, su egolatría cuya profundidad no conoce límites, le empeñó a volver al ciclismo profesional.
El destino juega malas pasadas. En Morzine, la tierra que coronó a su paisano, excompañero y ahora enemigo Floyd Landis en 2006, ha sido el lugar de excepción de su mayor derrota y humillación como profesional.

La cara de un Armstrong hundido, con la mirada perdida y con el rostro desencajado pasará a la historia del Tour como el día en el que el texano conoció la cara amarga de este deporte. Morzine ha sido para Armstrong como Les Arcs para Indurain.
Llegando a meta, a ritmo de cicloturista y acompañado de ciclistas que hace años jamás hubieran osado formar un grupeto con el texano en una ascensión final, el ya lejano heptacampeón ha firmado su sentencia de muerte en la ronda gala.

Respecto a los corredores que se disputarán el triunfo final, hay que destacar la actuación del “Pezqueñín”. Andy llegaba con dudas a la Grande Boucle por sus lesiones y cambios de planes de principio de temporada. Pero, las dudas se acrecentaron más si cabe tras su testimonial paso por California o Suiza.
En su demarraje del último kilómetro, ha dejado atónito a Contador y aunque solamente haya arañado 10 míseros segundos, el maillot blanco de los jóvenes ha ganado mucho más que una etapa. Ha recobrado la confianza en sí mismo y le ha asestado un duro golpe moral a un Alberto incapaz de seguir su rueda.

Si por azares del destino, el “Pezqueñín” conquistase la ronda francesa, le espera un buen surtido de estopa al bueno de Alberto.
Bien merecido lo tendría tras perdonarle la vida camino de Spa. A este tipo de ciclistas, no se les puede dar ni un mínimo resquicio de esperanza ni una simple bocanada de aire.
Si se hubiera seguido el guión previsto en la etapa del lunes, seguramente hoy estaríamos hablando de un Tour hecho a la medida de Contador.

Como mínimo, los Astana han aprendido la lección y han ayudado a cavar la fosa de Lance Armstrong.
Sigo sin entender por qué Perico y Carlos pedían calma en el Col del Ramaz. Armstrong a pesar de ser el hombre de la eterna sospecha en materia de dopaje, es un gran deportista. Los de Martinelli han llevado la batuta de la etapa, lo han machacado y rematado. No podía tener cabida “Spa, capítulo 2”.
Cuestión de responsabilidad sí, pero también deudas del pasado que Alberto Contador se ha cobrado en el día de hoy a un tipo de interés muy elevado.

Del resto, los Rabobank no están para tirar cohetes, Wiggins demostrando que lo suyo fue flor de un día y que se le atraganta la acumulación de puertos, Basso aún convaleciente del esfuerzo del Giro d'Italia aunque irá a más con el paso de los días. Y mención especial para Carlos Sastre demostrando que los viejos rockeros nunca mueren y que le queda cuerda para rato. Gran diferencia entre el estado de forma (8 días de competición) al que acudió al Giro y el que ha hecho gala en estas dos etapas alpinas. El abulense pasa como Apto la primera semana, pero habrá que ver si está curado de espanto y no vuelve a sufrir en la 3ª semana el mismo desfallecimiento de la edición de 2009.

Samuel Sánchez, campeón olímpico y gran corredor que ya supera la treintena, cometiendo un error de novatos, de pardillo en el último kilómetro. Tiró de Schleck cuando el que se jugaba realmente el amarillo era Andy, le hizo la ascensión final como si de la reencarnación de su hermano Frank se tratase, midió rematadamente mal su arrancada en el sprint y le acabaron robando la cartera de la forma más dolorosamente posible.
Samu es digno de admiración por su calidad contrastada en muchas carreras y por el gran momento que nos regaló en Pekín, pero en Morzine se ha ganado el derecho de ser uno de los blancos fáciles sobre el cual arrecien las críticas.

Cualquier duda, cuestión, sugerencia… podéis poneros en contacto conmigo en andrew.dxt@gmail.com

Publicado por Andrew