viernes, 30 de abril de 2010

Protagonistas... DAMIANO CUNEGO

Biografía y palmarés
Damiano Cunego nació en Verona (Italia) en 1981.
Cunego acumula más de 40 victorias en su palmarés.

Ganador del Giro d’Italia (2004).
Ganador de 4 etapas del Giro d’Italia, todas ellas en el 2004.

Maillot blanco de los jóvenes en el Tour de Francia (2006).
Medalla de plata en el Mundial de Varese (2008).
Ganador de 2 etapas en la Vuelta a España (2009).

¿Por qué se le recuerda?
Por su gran Giro de Italia en 2004 donde logró adjudicarse la general final con tan sólo 22 años.
Es un corredor inusual ya que puede brillar tanto en la alta montaña de grandes rondas como en las pruebas de un solo día.
Se creía que era la gran promesa del ciclismo internacional, pero nunca más ha vuelto a repetir una temporada tan brillante como la de 2004.

Miscelánea
- Es apodado Il Piccolo Principe (el principito).
- Fue protagonista de la gran polémica del Giro 2004 cuando corría en Saeco junto a su jefe de filas, Gilberto Simoni.
El joven Damiano se saltó la jerarquía de equipo derrotando a 'Gibo' y adjudicándose su primera maglia rosa con tan solo 22 años.
- El cruce de acusaciones entre ambos ciclistas fue muy duro y tuvo enormes repercusiones en la prensa. Desde entonces, su relación fue nula e inexistente aunque parecen haber limado asperezas en los últimos años.

- Simoni y Cunego acudieron al Giro de 2005 como colíderes del equipo Lampre, pero la baja forma del Pequeño Príncipe en las primeras etapas de los Dolomitas impidió que se pudiera repetir la tensión del año anterior.
- Ha declarado que una de sus carreras preferidas es el 5º Monumento, el Giro de Lombardía en el cual ha obtenido 3 triunfos (2004, 2007 y 2008).

- Participó en el Tour 2006 bajo obligación de su director. Finalmente, el joven Damiano obtuvo el maillot blanco al mejor joven, consolidándolo al superar en la última contrarreloj a un consumado especialista como Markus Fothen.
Además, cuajó una excelente 15a etapa con final en Alpe d’Huez obteniendo la segunda plaza de la etapa tras el luxemburgués Frank Schleck.
- Cunego señalaba las diferencias entre el Giro y el Tour, en su primera participación en la ronda gala, con estas declaraciones “La primera semana de aquel Tour me dejó impresionado de lo fuerte que se andaba. Me costó trece días comenzar a levantar cabeza y poderme acercar al grupo de los mejores. En los Pirineos no podía con mi alma, iba muerto”.
- El de Verona también explicaba la forma en la cual batió al líder del Caisse en la Clásica de Amorebieta de 2008. “(...)usé la astucia. Le dejé que tirara en cabeza, que se gastara. Valverde se caracteriza por usar desarrollos muy duros, de esos que te fatigan bastante. Entonces le dejé hacer y creo que le sorprendí, ganándole por poco”.

- En 2008, decidió obviar el Giro y centrarse únicamente en el Tour.
Volvió a decepcionar en las primeras etapas de montaña y tuvo que abandonar a pocos días del final de la carrera debido a una aparatosa caída. (Ver foto caída)
- En la Vuelta 2009, volvimos a disfrutar de la mejor versión de Cunego en una vuelta de 3 semanas. El ciclista italiano se adjudicó 2 etapas en esa edición, con final en alto en Aitana y La Pandera.
Abandonó la Vuelta en la tercera semana para centrarse en su objetivo de alcanzar el maillot arcoiris en el Mundial de Mendrisio.
- En 2010, volverá a compartir equipo con Gilberto Simoni tras anunciarse el fichaje de éste por el equipo Lampre. Simoni tomará la salida del Giro con la intención de buscar la victoria y ya ha anunciado que pondrá fin a su carrera deportiva tras acabar la ronda transalpina.

En mi opinión, Cunego es uno de los ciclistas con más clase que he visto encima de la bicicleta a tan pronta edad (22 primaveras).
En los últimos años, no ha encontrado ninguna Grande que se adapte a sus características acumulando sonoros fracasos en Giro, Tour y Vuelta.
Su problema durante años radicó en una mala gestión del calendario sin haber definido todavía su perfil como ciclista: vueltómano o clasicómano.

Cualquier duda, cuestión, sugerencia… podéis poneros en contacto conmigo en andrew.dxt@gmail.com

Publicado por Andrew
miércoles, 28 de abril de 2010

UN MONUMENTO PARA MERCKX

El corredor belga es sumamente conocido por su “manita” en Giro y Tour ganando en cinco ocasiones ambas carreras. Pero, su mito se empieza a gestar en las Clásicas de Primavera en las cuales dejó improntas y grandes destellos de su enorme calidad.

Sete vittorie in Milano-Sanremo
Contaba el joven Merckx con apenas 20 años cuando se impuso por un escaso margen de diferencia al pelotón de los favoritos en el sprint final. Tan escaso fue ese margen que fue necesario hacer uso de la photo finish.
Triunfo que repitió asiduamente en 1967, 1969 y 1971.

En 1972, el belga se presentó a la línea de meta en solitario, rememorando una de sus habituales exhibiciones. Se abría el maillot arcoiris de campeón del mundo y levantaba la mano derecha haciendo honor a sus cinco entorchados.
Volvería a ganar, esta vez con más sufrimiento del habitual, en la edición de 1975.
Su séptimo y último entorchado tuvo lugar en 1976 tras escaparse en la subida al Poggio con Jean Luc Vanderbroucke, tío del ciclista fallecido en 2009, al que batiría sin sobresalto alguno en meta.

Eddy se sentía como pez en el agua en la “Classicisima” de la que logró huir del escarmio de coto privado de caza de los corredores italianos. Estableció un récord de 7 triunfos que difícilmente podrá ser superado.
Puro spettacolo ciclista!

"Desamor" con Flandes
La Ronde van Vlaanderen jamás entusiasmó a Merckx. Se trataba de la Clásica por la cual sentía un desamor irreconciliable. Pero, bendito desamor…
En Flandes, Merckx “sólo” pudo incorporar este Monumento a su palmarés en dos ocasiones, en 1969 y en 1975, pero deleitando a los aficionados con sendas exhibiciones.

En el 69, Merckx sorprendía a propios y extraños mediante un ataque suicida a falta de 70 kilómetros para el final bajo unas condiciones de lluvia, frío y viento que invitaban a poner pie a tierra. En meta, aventajó a Gimondi en más de 5 minutos, y al tercer clasificado Basso, por más de ocho.

Hubo que esperar seis años para que “El Caníbal” volviera a triunfar en la Clásica de los muros. Fue en 1975, tras una escapada junto a Verbeeck faltando más de 100 km, usando a dicho corredor como simple “sparring” en forma de relevos. Cuando se vislumbraba cercanía a la línea de llegada, Merckx protagonizó una de sus bestiales arrancadas ante la que Frans Verbeeck solamente pudo ejercer de espectador de lujo.

Un Caníbal devorador de pavés
Merckx era un amante de los retos, a sabiendas que Paris-Roubaix no era un terreno propicio para sus condiciones, acudía a la cita con mayor motivación si cabe.
En el Infierno del Norte, el bueno de Eddy fue capaz de mojar la oreja a los especialistas en hasta tres ocasiones.
En el estreno del bosque de Arenberg, en la edición de 1968, un joven Merckx de 22 años vencía a Van Springel en un sprint emocionantísimo en el Velódromo. El belga estrenaba Arenberg, un lugar mítico de esta prueba, provocando una escabechina en el pelotón de favoritos.
A tan pronta edad, el corredor de Brabante lograba el triplete San Remo, Flandes y Roubaix.

Dos años más tarde, tendría lugar una disputa antológica entre “El Gitano” Roger de Vlaeminck y “El Caníbal”. Su segundo triunfo en la “Clásica de las clásicas” respondía a su manera épica de entender el ciclismo: ataque lejano a 40 de meta, en pleno diluvio y padeciendo dos pinchazos.

La tercera corona en Roubaix vino precedida tras otro duelo contra Vlaeminck. El quíntuple ganador de Giro y Tour arrancaba desde lejos mientras que el resto de rivales tan solo podían hacer la estatua. Su rival, Roger de Vlaeminck, entraba en el Velódromo hundido a más de 8 minutos en un séptimo puesto con sabor a humillación.


El Decano de la Decana
Si la Lieja dispusiera de una Facultad a su antojo, nadie dudaría que la mejor elección como Decano sería la de Eddy Merckx.
Ganar 5 veces en Lieja no es fruto de casualidad y tan solo está al alcance de una Leyenda como Merckx.

En 1969, superó al sprint a su compañero de fuga, Van Schil. En 1971, el mundo del ciclismo se percató de que Merckx era humano. A falta de 25 kilómetros para el final, su ventaja era holgada con más de 5 minutos respecto a sus perseguidores.
Pero, el belga sufrió una visita del “hombre del mazo” y fue alcanzado por Georges Pintens a 2 km. de meta. En vez de atacar e irse por delante, Pintens se mantuvo a rueda de un Merckx que fulminó en la línea de llegada al cándido corredor de Amberes.

Repetiría triunfo en el 72 y en el 73. Su último entorchado data de 1975, año en el que derrotó al corredor que a la postre pondría fin a su reinado en la Grande Boucle, el verdugo que le impidió conquistar su sexto Tour: el francés Bernard Thevenet.

Lombardía, la sombra del dopaje
En la “Clásica de las hojas muertas”, conocida por este nombre a raíz de su celebración en época otoñal, Eddy Merckx logró vencer en el Quinto Monumento en 1971 y 1972.
También ganaría la edición de 1973, pero le sería retirado dicho triunfo por dar positivo en un control antidoping.
Dio positivo con un estimulante, la fenilpropanolamina. En 2004, la Agencia Mundial Antidopaje eliminó esa sustancia de la lista de sustancias prohibidas. Merckx pidió que le devolviesen su victoria. A día de hoy, sigue constando el nombre de Felice Gimondi como ganador de Lombardía en 1973.

Esto es todo, amigos. Este post únicamente recoge un brevísimo repaso por las extensas hazañas de Eddy Merckx en su paso por los 5 Monumentos del Ciclismo.
El misticismo de este tipo de pruebas recae en la épica y en la excelencia aportada por corredores como “El Caníbal”.
Cuando hablamos de Eddy Merckx, nos estamos refiriendo a un ciclista adelantado a su tiempo, un fenómeno de la naturaleza irrepetible. Todo lo que el belga le ha proporcionado a las Clásicas, no se puede comprar ni con todo el oro del mundo.
Premiar con suma justicia toda su aportación y fidelidad a las Clásicas solamente sería posible estableciendo un sexto monumento a su figura, un Monumento para Merckx.

Cualquier duda, cuestión, sugerencia… podéis poneros en contacto conmigo en andrew.dxt@gmail.com

*Datos extraídos de la revista núm. 18 de Biciciclismo*

Publicado por Andrew
lunes, 26 de abril de 2010

CONDE DE VERDASCO

23 de noviembre de 2008. Se disputa el cuarto punto de la final de la Davis entre España y Argentina en Mar del Plata. El capitán español, Emilio Sánchez Vicario, deja fuera a un Ferrer tocado tras su humillante derrota ante David Nalbandián y otorga su confianza a Fernando Verdasco, que venía de ganar el dobles con Feliciano López, para jugar el punto clave de la eliminatoria ante el “Chucho” Acasuso. El hipotético quinto partido de Nalbandíán ante Feli se antojaba como misión imposible.

Tras estar contra las cuerdas, el español logra imponerse en un maratoniano y épico partido de 4 horas y 5 sets por un global de 6-3, 6-7 (3), 4-6, 6-3, 6-1.
España celebraba su tercera Ensaladera, la primera lejos de suelo español, que sabía a gloria tras la ausencia del número 1 del mundo, Rafa Nadal, por problemas en sus rodillas.

Éste es, sin duda, el punto de inflexión en la carrera de Fernando Verdasco. El punto definitivo en aquella Davis cambió de lleno la carrera de un tenista de grandes facultades, pero muy limitado física y mentalmente.

Verdasco se puso en manos del expreparador de Andre Agassi y su carrera dio un giro de 180 grados. El resultado final fue una temporada 2009 increíble, en la que alcanzó cuartos en numerosos Masters 1000, jugó una semifinal antológica ante Nadal en el Open de Australia, el Torneo de Maestros y se colocó en el Top Ten del ranking ATP.

Al igual que la selección española de futbol, la vida de Verdasco ha dado un vuelco al superar la maldita barrera de cuartos de final en el Masters Series de Montecarlo.
A pesar de ser arrollado por un tsunami mallorquín en la final, el madrileño había finiquitado sus fobias y sus dudas.

En principio, iba a ausentarse del Torneo Conde de Godó, pero gracias a una invitación de ultimísima hora y a la insistencia de la organización, aceptó el reto de tomar parte en el torneo de la Ciudad Condal.
Su inicio de semana fue titubeante. Se notaba a un Verdasco al que le pesaban las piernas, falto de ritmo y que jugaba al tenis más por automatismos que por impulsos.
Su juego, fiel a su costumbre, combinaba “winners” y puntos excelentes con errores de gran calado y lagunas mentales en diversas fases de los partidos.

Solventó un partido complicadísimo en su estreno ante el francés Gasquet (7-5, 6-3).
En octavos, sufrió de lo lindo ante el austríaco Jurgen Melzer. “Fer” perdió el primer set por 6-3, estaba incomodísimo, no encontraba su lugar en la pista y volvían a aparecer esas enormes lagunas que presagiaban todo un calvario hacia la derrota.
Pero, tras un segundo set de infarto, ganado al tie break, se sobrepuso a la situación para imponerse por 6-3 en el tercero. En cuartos, Verdasco recuperaba su mejor nivel para deshacerse del letón Gulbis, un tenista del Este con una estética que recordaba al cantante de “Algo Pequeñito”, capaz de alternar lo mejor y lo peor de un punto a otro.

En semifinales, en el duelo entre españoles Ferru vs Fer, el alicantino se imponía en el primer set. Dominaba la situación Ferrer hasta disponer de un 4-3 y servicio en el segundo por lo que parecía que el partido estaba visto para sentencia. Pero, de golpe y porrazo, apareció el Verdasco de las grandes ocasiones para remontar a lo grande y dejar el marcador en 7-5.
Verdasco parecía un jugador diferente. Llevaba la iniciativa en la mayoría de los puntos, no se rendía ante las adversidades, dominaba los tempos del partido a su antojo y mostraba una mentalidad fría y calculadora.
El tercer set fue un paseo para el huracán Verdasco (6-1) al que Ferrer asistió como espectador de lujo sin poder ofrecer ningún tipo de resistencia.

En la final de este domingo, esperaba el sueco Robin Soderling, número 8 del mundo, y verdugo de Rafael Nadal en los octavos de final de la pasada edición de Roland Garros.
Un tenista con un estilo de juego más latino que escandinavo. Su estilo de juego se aleja mucho de sus antecesores Johansson, Bjorman o Enqvist. Más bien, ha tomado el testigo de un jugador de tierra batida como Magnus Norman que casualmente resulta ser su manager.

El español dominó desde el fondo de la pista y Soderling asistía anonadado a un recital de golpes de un Verdasco que había saltado al partido trasmitiendo las mismas sensaciones que en el tercer set de la semifinal. 6-3 y primera manga al bolsillo.
En el segundo set, Soderling reaccionó y puso contra las cuerdas a Fer. El sueco pudo soltar sus golpes ganadores con la derecha mientras que el español corría de lado a lado del recinto como un pollo sin cabeza. En una manga con numerosos errores no forzados, Soderling aprovechó un momento de flaqueza de su oponente para romperle el saque y colocarse por delante en el marcador (4-3) que sería definitivo para llevarse el set.
Fernando Verdasco empezaba a recordar a esa aureola de tenista de enorme talento, pero de extensas lagunas que le ha acompañado por el circuito.

En el tercer set, llevado en volandas por un público con el que ha tenido sus más y sus menos esta semana, el español volvió a recuperar su frescura de piernas y golpes, tiró de repertorio y desquició por completo al de Tibro.
Verdasco conquistaba su primer Torneo ATP500 consagrándose como tenista Top Ten y encadenando dos semanas de dulzura tenística en Montecarlo y Barcelona.

Tanto el mismo tenista como su entorno (formado por su padre José y su manager, el extenista y comentarista de TVE, Tomás Carbonell), son conscientes de la madurez y el crecimiento que el tenista de la capital ha experimentado en las dos últimas semanas.
El jugador, tras convencerse su verdadero potencial físico, tenístico y mental, se ve con capacidad para llegar incluso a la final de Roland Garros.

Es pronto para realizar elucubraciones de este tipo, pero la realidad es que el ganador del Godó 2010 ha dado un salto de calidad y ahora, sí se encuentra preparado para doblegar a gente de la talla de Federer, Djokovic o Murray. En tierra batida, Nadal es de otro de planeta tal y como reconoció Fernando en la entrega de trofeos “Espero que el año que viene, si vuelve a faltar Rafa, pueda volver a ganar”.
En el Masters 1000 de Roma que comienza este mismo lunes, Fernando Verdasco deberá hacer frente al cansancio acumulado para defender los cuartos de final logrados el pasado año en el Forum Itálico. Y en Madrid, dos semanas después, deberá volver a defender los mismos puntos.

Tras vivir un 2009 que supuso su irrupción entre los mejores, Verdasco se encuentra en este 2010 ante el año de su consagración entre la crème del tenis mundial.
En sólo dos años, este tenista ha vivido una conversión sin parangón que le ha llevado a pasar de un simple doblista español de Copa Davis a catapultarlo hacia el número 9 del ranking ATP.
Bendita Mar del Plata.

Cualquier duda, cuestión, sugerencia… podéis poneros en contacto conmigo en andrew.dxt@gmail.com

Publicado por Andrew
domingo, 25 de abril de 2010

5 REFLEXIONES TRAS LA LIEJA-BASTOGNE-LIEJA 2010

En plenas vacaciones navideñas, quedé prendado de esta carrera a raíz de una anécdota televisiva en forma de “zapping” que me permitió descubrir la Lieja y por ende, los entresijos de las Clásicas del mes de abril.
A pesar que Lieja siempre entraña sorpresas agradables y ciclismo del bueno, debo reconocer que esta edición ha sido más floja que la de 2009.

Mis reflexiones sobre la etapa de hoy son las siguientes:

1- Alexandre Vinokourov, tras sus dos años de parón, ha vuelto por sus fueros. Su semana es para enmarcar: general del Trentino (más crono individual) junto a su segunda Liège-Bastogne-Liège. Astaná se ha decantado por el excorredor de T-Mobile como jefe de filas. Habida cuenta de su estado de forma y sus condiciones para este tipo de pruebas, era todo un acierto. Si además el resultado acompaña, sólo queda felicitar al astuto Martinelli.
Por su parte, Alberto también ha jugado su baza de segundo espada y ha corrido con inteligencia, sobre todo cuando Vinokourov ha emprendido su escapada hacia la gloria de Liège.

“Vino” guarda ese espíritu kamizake que tanto le ha permitido conectar con el aficionado de a pie. En la retina, quedan grabados recuerdos como la última etapa del Tour 2005 en la que dejó con un palmo de narices a los equipos de los sprinters ganando en los Champs-Élysées tras un ataque de loco. Locura y genialidad, dos términos que tienden a confluir en la figura de Alexander. Algunos ya empiezan a ver en el kazajo a un serio aspirante a ganar el Giro. En opinión de un servidor, el kazajo nos seguirá deleitando con este tipo de exhibiciones, pero ya ha quedado obsoleto como hombre de 3 semanas.

2- Si hubiera que destacar algún equipo en la Semana de las Ardenas, ése sería el conjunto ruso Kathusha. Tras el segundo puesto de Purito en FV, Kolobnev les ha vuelto a otorgar otro subcampeonato en Lieja.
La actuación del equipo y de los corredores es de cine, nada se les puede achacar a merced de esa actitud tan inconformista y combativa que muestran en carrera, pero en las Clásicas, a diferencia de una gran ronda, tan solo el ganador cobra verdadera importancia tirando de palmarés y hemeroteca.

3- El Lumbreras, el sempiterno favorito de media España. Ha estado a la altura del refrán “perro ladrador, poco mordedor”.
Y es que con este corredor, hay una relación directamente proporcional basada en que cuanto más se le espera, menos aparece. Y si a todo ello, se ajunta un problema externo como el del CONI, que es imposible que no descentre o no desvíe la atención de cualquier corredor, el refrán se complementa con un “apaga y vámonos”.

Podio sí, pero al igual que los rusos del Kathusha, dentro de un mes, el público y los medios sólo recordarán el triunfo de Vinokourov. Estoy convencido que hasta aquellos que confían a ciegas en él o que forman parte de su club de fans, esperaban mucho más del murciano esta semana.
Fracaso estrepitoso de Caisse d’Epargne en la Semana de las Ardenas. No es una opinión subjetiva. Simplemente hay que echar un vistazo a cuáles eran los objetivos del equipo de Unzué y observar si se han cumplido en base a los resultados obtenidos. La respuesta es más que evidente.

4- La “obsesión” de Alberto Contador.
Alberto, el mejor ciclista del mundo, siempre acude a cualquier carrera con la intención de disparar en el centro de la diana. Poco le importa si estamos hablando del mismísimo Tour, de Algarve, Niza o Valonia.

Explorando un territorio desconocido para él, el madrileño ha sido extremadamente competitivo tanto en FV y Lieja. El desconocimiento del mundo clasicómano no ha sido impedimento para lograr un tercer y un décimo puesto de muchísimo mérito.
La calidad de este corredor no conoce fronteras y se ha demostrado a sí mismo, que si quiere, puede con todo (incluso con las Clásicas).
Hay un detalle a tener en cuenta de hasta qué punto Contador prepara con mimo y hasta la extenuación su próximo compromiso, el Tour. Cuando Andy Schleck ha arrancado, el pinteño ha salido como un loco a por la rueda del Pezqueñín, al igual que el día de Flèche Wallonne. Vaya mes de julio nos espera…

5- Los “otros”. No me refiero a la excelente producción de Alejandro Amenábar, protagonizada por Nicole Kidman, sino al resto de corredores que merecen algún comentario en este pequeño espacio.

Igor Antón, en el año en que está cumpliendo los buenos presagios que se le auguraban, ha vuelto a ser protagonista y animador de la carrera siendo fiel al estilo y a la filosofía que emana de la estructura Euskaltel.
Confieso que no las tenía todos conmigo respecto a este corredor y ya lo empezaba a considerar como un “bluf”, como un ciclista estancado y que iría progresivamente hacia la decadencia. Pero, tras ganar en el Morredero, ser segundo en la general de CyL tras el “fuera de categoría” de Contador, cuarto en Flecha y séptimo en Lieja, me quito el sombrero ante semejante ciclista, modificando sustancialmente la opinión que hubiese vertido sobre el vasco días atrás.

Si hay un equipo que se podría considerar como antónimo de Kathusha, ése sería el Liquigas. Una semana clasicómana para olvidar. Suerte tienen que el Giro está a la vuelta de la esquina y que su dúo Basso-Pellizotti se lleva la palma en casi todas las apuestas.
Y tremenda decepción la que me he llevado con la actuación de “Damy” Cunego en este mes de abril. Pero, sobre el italiano, prefiero no extenderme porque ya tendremos tiempo de indagar con detenimiento sobre su figura durante esta semana. Ya os podéis imaginar el por qué.

De este modo, doy el cierre al periodo “clásico” primaveral que tanta sabiduría y conocimientos me ha aportado del mundo de la bici.
Julen tenía razón. El mes de abril es sencillamente mágico, pero sin negar que julio es el más especial ya que se trata del mes donde tenemos la oportunidad de dar a conocer lo que realmente significa este bello deporte debido a que los focos de todo el planeta apuntan hacia Francia y más concretamente, al mundo de las dos ruedas.

Próximo destino: L’Italia e la passione della sua carriera.
Cualquier duda, cuestión, sugerencia… podéis poneros en contacto conmigo en andrew.dxt@gmail.com
Publicado por Andrew
viernes, 23 de abril de 2010

DEBATE 23: LIEJA-BASTOGNE-LIEJA

La Liège-Bastogne-Liège se trata de uno de los enclaves del calendario que están marcados en rojo por buena parte de los ciclistas y de los aficionados. Una vez llega “La Doyenne des Classiques” (la Decana de las Clásicas), aparece todo un rosario de posibles candidatos a conquistarla.
Philippe Gilbert, Andy Schleck, Frank Schleck, Damiano Cunego, Cadel Evans, “Purito” Rodríguez, Alberto Contador, Andreas Kloden, Robert Gesink, Vincenzo Nibali, Kolobnev, Roman Kreuziger... y no sigo porque la lista podría resultar interminable.

Por ello, ante la importancia de semejante Monumento, vuelvo a recuperar una tradición de este blog como es la apertura de nuestros pronósticos y sensaciones antes y después de la carrera.
Por si alguien no se ha sentido identificado con la encuesta, tiene la oportunidad de manifestar sus gustos y preferencias de forma más concreta en esta porra bloggera.

Mi pronóstico es...

1- JOAQUIM RODRÍGUEZ
2- DAMIANO CUNEGO
3- ALEXANDRE VINOKOUROV


No caben comparaciones entre Flecha Valona y Lieja. Como decíais en alguno de los comentarios del post anterior, FV vendría a ser una “semi-clásica” en comparación con los Monumentos.
En primer lugar, Flecha Valona es una carrera de 198 km., un recorrido similar a una etapa de una gran vuelta, mientras que Lieja es una prueba para auténticos fondistas ya que su trazado acumula 258 km. de muchísima dureza tanto física como mental.
En segundo lugar, el kilómetro final de la Doyenne no tiene nada que ver con el “Murísimo” de Valonia. Pero, también cabría resaltar que, entre los ciclistas que lucharon por la Flèche Wallonne, muy probablemente saldrá el vencedor de la L-B-L.

El punto de clave de esta carrera es la Cote de la Redoute (2 km. con pendiente media del 8%) donde se produce la selección de favoritos al triunfo final. Mientras que la Cote de Saint-Nicolas (de 1000m. al 11% de media), situada a 5 km. de meta, tiende a convertirse en la última instancia a la hora de reducir en un número aún más considerable los ciclistas que optan al triunfo final.


En definitiva, este domingo habrá una multitud de corredores cuyo objetivo no será otro que el de inscribir en su palmarés las letras de oro de esta Decana cuyo origen se remonta al año 1892.
Hazañas como la Eddy Merckx, que dispone del récord de 5 triunfos en esta Clásica, han contribuido a levantar esa aureola de grandeza respecto a la prueba.
Mientras que las historias cocinadas en forma de orgullo y épica como la de Bernard Hinault en 1980 han permitido continuar con ese exitoso legado.

Para finalizar, un vídeo sobre el grandísimo triunfador de la pasada edición, el “Pezqueñín” de los hermanos Schleck. Andy apostó por una valiente arrancada (minuto 1:20 vídeo) a 20 km. de meta que supuso toda una demostración de fuerza y poderío por las carreteras belgas. Su triunfo fue un himno a los emprendedores, acorde a la calidad exhibida durante ese día, lo que permitió que el luxemburgués entrase en la Leyenda de los más grandes.

Cualquier duda, cuestión, sugerencia… podéis poneros en contacto conmigo en andrew.dxt@gmail.com

Publicado por Andrew
miércoles, 21 de abril de 2010

ANÁLISIS FLECHA VALONA 2010

El maillot arcoiris de campeón del mundo tiene tras de sí un enorme legado en forma de maldiciones y desgracias. Hasta el momento, Cadel Evans parece empeñado en luchar contra la mitología mundialista y tras una notable Tirreno-Adriático, se ha adjudicado la Flecha Valona.
“Chuparruedas” Evans ha sido el más astuto en el Infierno del Murísimo, ha calculado bien las distancias y ha guardado las fuerzas necesarias para vencer en los últimos metros al tándem español formado por Antón, Contador y Joaquim.

Que el ciclismo español se encuentra en una fase de máximo esplendor queda patente tras colocar a los nuestros en segunda, tercera y cuarta plaza en una carrera como Flèche Wallonne que jamás se ha caracterizado por ser territorio comanche rojigualdo.
Alberto ha estado muy por encima de las previsiones, intratable en vueltas de 3 semanas, pero completamente válido para las exigencias que requiere la temporada clasicómana.
Le han sobrado 100 metros para consumar un éxito sin precedentes que decorara su ya reluciente sala de trofeos. Pero, hoy más que nunca, el madrileño se ha demostrado a sí mismo que su calidad y su margen de progresión no tiene techo.

Igor Antón ha dejado muy alto el pabellón del Euskaltel y a punto ha estado de lograr una verdadera machada.
“Purito” ha ido de menos a más y logra un segundo puesto de mucho mérito tras una actuación digna de aplauso por parte de Kathushua en la que han bordado su papel con el ya mencionado Purito, Vorganov o Kolobnev.
Flèche Wallonne no era el terreno propicio para el catalán; excesivo en cuanto a la dureza de las rampas de Huy. Tras dejar en evidencia su dulce momento de forma, se convierte en mi principal candidato a vencer este domingo en la Decana.

Los Schleck han estado a la altura de lo comentado en la previa de ayer. Animadores de la Clásica, pero corriendo con más corazón que piernas.
El estado de forma de Frank y Andy es demasiado limitado como para poder imponerse ante ciclistas cuya temporada se justifica por el triunfo en una Clásica.
El favoritísimo Philippe Gilbert, desaparecido y sin dar señales de vida al igual que el conjunto Caisse d’Epargne.

Mientras tanto, Damiano Cunego sigue sin rematar en este mes de abril el trabajo del equipo Lampre. Il Piccolo Principe siempre se encuentra en la pomada, pero está teniendo graves problemas para poder pescar entre tanto pez gordo.
El holandés Robert Gesink empieza a hacer méritos para recibir el calificativo de “pupas” del pelotón. Percances en la Vuelta España, Tour de Francia, País Vasco en los momentos más inoportunos se están convirtiendo en toda una constante para el corredor sobre el que están depositadas todas las esperanzas del ciclismo holandés.

Como comenté en el post dedicado al fenómeno Rafa, entendí que TVE priorizase una final española en un Masters 1000 frente a la Amstel Gold Race.
Pero, retransmitir la Flecha Valona en diferido para dar prioridad a “Para todos La 2” y “Saber y ganar” me parece fuera de lugar. La diferencia de audiencia entre una prueba ciclista de semejante magnitud y dichos programas puedo aseguraros que es abismal.
Y todo ello unido a una retransmisión muy deficiente por parte de Roselló. Se ha echado en falta el ojo de halcón que tiene Carlos de Andrés y el argot ciclista con el que nos deleita Perico.

En fin, abandonamos el “Muro de los Campeones” de Huy para trasladarnos el próximo domingo al cuarto Monumento, la Lieja-Bastogne-Lieja.
La temporada clasicómana llegará a su fin y gracias a la aportación de gente como Cuore Matto, Xiky, Julen y compañía habré podido descubrir el espíritu y los entresijos de este estilo de carreras.

Cualquier duda, cuestión, sugerencia… podéis poneros en contacto conmigo en andrew.dxt@gmail.com

Publicado por Andrew
martes, 20 de abril de 2010

PREVIA FLECHA VALONA 2010

Tras cerrar la temporada de piedras y los tramos adoquinados, el domingo se dio el pistoletazo de salida a las cotas y muros de las Ardenas.
La Amstel Gold Race fue una carrera bastante deslucida a causa de las numerosas ausencias por culpa de las consecuencias del volcán islandés de nombre impronunciable e inescribible.

Como ya he destacado en muchas ocasiones, las Clásicas no son mi punto fuerte y apenas he comenzado a descubrirlas a excepción del Infierno del Norte de Roubaix.
Por ello, agradeceré cualquier comentario relacionado con Flecha Valona, su historia, su recorrido, sus puntos fuertes, etc.

Aunque creo que es suficiente con echar un vistazo al palmarés de esta Clásica, para darse cuenta del nivel de la gran mayoría de triunfadores en la localidad belga de Huy.
Seguramente todos reconoceréis en este vídeo a un “antiguo clasicómano”, ganador de la Flèche Wallonne en 1996.
Como en todas las facetas de la vida, siempre hay excepciones que confirman la regla como es el caso de ediciones como la de 2006, pero en estos lares, no vale la pena perder ni un segundo más porque supondría inmiscuirse el terreno de un debate obsoleto en este blog y absolutamente estéril. Preferible es centrarse en lo que pueda deparar el segundo episodio de la llamada Trilogía de las Ardenas.

Este año la carrera incorpora novedades respecto a su trazado.
Como de costumbre, la carrera estará marcada por un continuo sube-y-baja de 198 km., solo apto para portentos de la naturaleza, unido a carreteras estrechas que generarán mucha tensión por circular en los puestos delanteros del pelotón.
Los apasionados a las Clásicas, como nuestro amigo Julen, tienen motivos de sobra para sonreír y para frotarse las manos.


El temible Muro de Huy se subirá en tres ocasiones lo que permite pensar que la selección de favoritos al triunfo final se verá recortada en un buen número de unidades.
La primera subida se dará cita al inicio de la prueba mientras que el segundo de los pasos está situado a 30 km. de meta. Por su parte, la tercera ascensión se efectuará en la misma línea de meta. Por lo tanto, tras una jornada que presume ser de órdago, los ciclistas afrontarán la parte final en un Muro de tan solo 1300 metros, pero con una pendiente media del 9% y rampas que alcanzan el 26%.

¿Favoritos? Es difícil realizar una apuesta clarificante para una carrera de un solo día y más todavía cuando entrarán en juego factores que van más allá de la carretera y de lo estrictamente deportivo. A priori, debemos esperar que el vencedor sea un “pez gordo” del pelotón.
Andy Schleck se exhibió el pasado año con un segundo puesto, con aroma de victoria, al quedar detrás del sospechoso Davide Rebellin. Cuatro días después, el “Pezqueñín” daría un golpe de efecto adjudicándose todo un Monumento del prestigio de Liège-Bastogne-Liège.

Pero, de cara a esta edición, veo a los hermanos Schleck en un estado de forma demasiado limitado como para imponerse al pie de la colina de Huy.
Sobre el resto, Philippe Gilbert parte con muchísimas opciones tras su apoteósica victoria en Amstel. Pero, tampoco cabe descuidar a corredores de la talla de Joaquim Rodríguez, Vincenzo Nibali, Samuel Sánchez, Kolobnev, Damiano Cunego, Cadel Evans… o ALBERTO CONTADOR.

Contador no es un corredor con perfil de clasicómano. Se trata de un ciclista imparable en vueltas de 3 semanas y excelente para pruebas de una semana.
Su rendimiento en las Clásicas es toda una incógnita y las dudas sobre su valía se empezarán a despejar tras su irrupción seria en este tipo de pruebas.
Lieja no creo que se trate precisamente de una Clásica que se adapte a las condiciones del madrileño, y por su característica explosividad en las ascensiones, sería un corredor a tener más en cuenta en el Muro de Huy.
En un principio, debería pagar la novatada en su aventura clasicómana, pero quién sabe, si tras la disputa de Flecha o Lieja, me tengo que comer (y ojalá fuese así) dichas afirmaciones.

En conclusión, durante los casi 30 años en los que la línea de meta de la Flèche Wallone se ha situado en Huy, muchos valientes han osado y han tenido la gallardía de enfrentarse a la dureza de sus rampas, pero buena parte de ellos han caído en el intento.
Los ciclistas se retuercen, la fatiga sobrepasa el umbral de lo humano, la estrategia no tiene lugar, se emprende una lucha contra uno mismo, los corredores zigzaguean con su bicicleta para evitar poner pie al suelo. Puro ciclismo.

Cualquier duda, cuestión, sugerencia… podéis poneros en contacto conmigo en andrew.dxt@gmail.com

MURO DE HUY. Foto realizada por Xavier Tondo desde la parte trasera de un vehículo

Publicado por Andrew
lunes, 19 de abril de 2010

EL PRÍNCIPE DE MONTECARLO MUERDE 6 VECES

El Espanyol vuelve a actuar de bestia negra del Barça dejando la Liga al rojo vivo. El Barça, tras su traspiés en Cornellà-El Prat, se embarca en un viaje en autocar de 15 horas mientras el Real Madrid vuelve a encomendarse al espíritu de la Liga de Capello.
En el aspecto polideportivo, el Regal Barça parece un juguete en manos del Lagun Aro, la Amstel Gold Race queda muy deslucida por las ausencias “volcánicas” en forma de participación, los Lakers vencen en su primer partido de playoff con un partidazo de Sant Pau, etc.

Son numerosas las noticias y portadas que nos deja el fin de semana, pero sin lugar a dudas, la verdadera machada es el regreso de Rafael Nadal.
Y digo regreso porque, tras lesiones, molestias y parones varios, el de Manacor ha vuelto a recuperar su nivel de antaño. En Montecarlo, Rafa ha vuelto a sus altares, destrozando a todo aquel que tuviese el coraje de plantarle cara y dando una exhibición con su inacabable repertorio de golpes en arcilla.

Tras 11 meses sin ganar un torneo, el manacorense llegaba a la tierra batida de Montecarlo, su torneo talismán, dispuesto a quitarse los fantasmas que le habían perseguido en el Open USA, Doha, Australia, Indian Wells o Miami.
En los dos últimos Masters 1000 (Indian Wells y Miami), sus garrafales errores de concentración y una ansiedad preocupante le condenaron a perder ante Ivan Ljubicic y Andy Roddick, teniendo ambos partidos bastante bien encarrilados tras ganar el primer set.

Pero, ha sido llegar la superficie que lo ha catapultado a la gloria tenística mundial, y Rafael Nadal se ha reencontrado con sus “winners” y con su intensidad de piernas.
En las rondas finales, su camino al triunfo final ha sido propio de un Campeonato de España: Ferrero en cuartos, Ferrer en semifinales y “Fer” Verdasco, en la finalísima.
Primer torneo importante del año en tierra batida que se ha saldado con un balance en forma de monólogo por parte de la Armada colocando a 5 de los nuestros en los cuartos de final (el mismo Rafa, Verdasco, JC Ferrero, Ferrer y Montañés) y 3 de ellos en las semifinales.

Volviendo a la figura de Nadal, cabe destacar que su exuberante juego deslució la final.
De principio a fin, Rafa arrasó a Verdasco por 6-0 y 6-1, haciéndolo correr de lado a lado de la pista, humillando al madrileño que tan solo fue capaz de ganar un juego en todo el partido. Unos números de enorme mérito habida cuenta que Verdasco hizo trizas en semifinales al número 2 del mundo, Novak Djokovic con un doble 6-2.
Si bien es cierto que Fer jugó con problemas en las cervicales, también cabe destacar que Rafa ha tenido que jugar infiltrado en sus rodillas para rendir al 100%.

Tras conquistar la arcilla de Montecarlo por sexta vez consecutiva, el mallorquín se plantea un más que probable reajuste en su calendario. En sus planes, se encontraba la idea de encadenar la trilogía Montecarlo-Godó-Roma, pero viendo el estado de sus rodillas y ante el pánico de que se repita el infierno de 2009, el entorno del ganador del triplete en 2008 (Roland Garros, Wimbledon y JJOO) se plantea la opción de renunciar a competir en el torneo Conde Godó en la Ciudad Condal.

Esta decisión, que irá acompañada de la renuncia al Masters Series de Madrid, implicará que los aficionados españoles se queden con las ganas de presenciar la actuación del tenista balear en tierras españolas.
Para la gran mayoría de seguidores de este deporte, Rafa Nadal es un emblema por su competitividad, su talento tenístico y su caballerosidad dentro y fuera de la pista.
Pero, con el cercano y amargo recuerdo de la temporada pasada, es preferible que Nadal renuncie a jugar en Barcelona y en Madrid para así poder gozar de su tenis a máximo esplendor en Roland Garros, Wimbledon y sobre todo, en el único Grand Slam que falta en su vasto palmarés, el Open de los Estados Unidos.

11 meses sin saborear la victoria parecían una eternidad para un ex número 1 del mundo con una mentalidad ganadora que traspasa las fronteras de su propio deporte.
A diferencia del mejor ciclista del mundo, parece que Nadal no sufre de alergias y le sienta de fábula el hecho de competir en el mes de abril. Sus espaldas están muy bien cubiertas por 53 partidos ganados, seis trofeos de Montecarlo y cuatro en Barcelona en dicho mes.
Tampoco sería justo vender tanto humo ya que no han estado presentes en la cita monegasca tenistas de la talla de Roger Federer, Andy Roddick, Robin Soderling o Juan Martín Del Potro. Por cierto, no deja de ser sospechoso que el tenista argentino lleve ya varios meses desaparecido en combate.

Rafa ya se ha sacado la espina de sus derrotas ante jugadores Top Ten, batiendo con claridad a Tsonga, Verdasco y Robin Soderling en este inicio de temporada.
Su asignatura pendiente es volver a reinar en Roland Garros y derrotar a “Top Five” del nivel del hombre destroza-récords, Roger Federer, “Nole” Djokovic, Davydenko o Andy Murray.
A la espera del Masters 1000 de Roma dentro de dos semanas y de Roland Garros a finales de mayo, Rafa vuelve a saborear las mieles del triunfo y lo ha logrado a lo grande, entrando por la puerta grande en el salón de flama del glamuroso torneo de Montecarlo.
El “Príncipe de Montecarlo y de Roland de Garros” ha regresado a su trono, con la intención de seguir mordiendo a cualquier trofeo y rival que se cruce en su camino.

Cualquier duda, cuestión, sugerencia… podéis poneros en contacto conmigo en andrew.dxt@gmail.com

Publicado por Andrew
jueves, 15 de abril de 2010

Protagonistas… FRANCO CHIOCCIOLI

Biografía y palmarés:
Franco Chioccioli
nació el 25 de agosto de 1959 en Castelfranco di Sotto, en la Toscana italiana.
Su carrera discurrió entre diversos equipos italianos como el Selle Italia, el Vivi Benotto, el Fanini, el Gis, el Del Tongo, el MG y el Mercatone Uno.

Ganador del Giro d’Italia (1991)
Ganador de 7 etapas en el Giro
Ganador de 1 etapa en el Tour (1992)

¿Por qué se le recuerda?:
Conocido ciclista italiano de los 80 y principos de los 90 que consiguió más de 30 victorias en su carrera profesional.
Por su primera y única victoria en una Grande; el Giro de Italia de 1991 siendo ya un veterano corredor (32 años).
Su sonoro apellido y su imagen fueron muy característicos del ciclismo italiano de los 80-90.


Miscelánea:
- Chioccioli destacó sobre todo en su país, principalmente en el Giro d’Italia, en el cual terminó dentro del Top Ten en numerosas ocasiones
- Su especialidad era el ataque en la alta montaña.
- Su padre era minero. Franco recordaba con tristeza que no pudo verle debutar en profesionales.
- En Italia era conocido por “Coppino” a causa de su parecido físico con el mítico Fausto Coppi.

- A finales de los 80, fue compañero de equipo de Giuseppe Saronni y de un prometedor Flavio Giuponni (2º en el Giro de 1989 tras Laurent Fignon).
- En 1991, ganó el Giro con 32 años de edad.
El segundo en ese Giro fue un joven Claudio Chiappucci que se había dado a conocer al gran público un año al protagonizar con Greg Lemond un duelo de titanes por el amarillo.
- El Giro’91 se vivió con mucha pasión desde el País Vasco ya que Marino Lejarreta hizo soñar a la afición con la posibilidad de conquistar la maglia rosa.
- El vizcaíno venció en la primera llegada en alto en Scanno y fue el único opositor serio a Franco Chioccioli antes de reventar en La Marmolada, camino del Pordoi, donde dilapidó todas sus opciones de podio. (ver crónica etapa)

- Franco Chioccioli vivió durante el mes de mayo del 91 el momento de mayor esplendor de su carrera.
Aun siendo líder, atacó en todas las etapas de montaña y, a pesar de su torpeza contra el crono, logró adjudicarse la CRI final de 66 km. en la ronda italiana.
- Con la victoria en 1991, cogía el testigo de otro gran ciclista italiano, Gianni Bugno quien se impuso con claridad en el Giro 1990.

- Vistió la maglia rosa durante 2 días en el Giro 1988, una edición marcada por la dura e inhumana ascensión al Gavia. El rostro de Chioccioli, tras esa tortuosa etapa, podéis observarlo al inicio del post.
- El Giro de 1992 fue ganado por Miguel Induráin. Chioccioli se situó en el tercer cajón del podio en dicha edición.
- En 1992, también ganó una etapa del Tour, en concreto, la decimoquinta con llegada a Saint-Ettiene.

- Se retiró en 1994 en el equipo Mercatone Uno ya que, según palabras del mismo corredor, “los jóvenes vienen pegando fuerte”.
- En la actualidad, Franco Chioccioli es el director deportivo de un joven equipo italiano, el Futura Team.

PD: Si quieres enviarme tu post de "Protagonistas", haz clic AQUÍ.

Publicado por Andrew
martes, 13 de abril de 2010

NOTAS CICLISTAS 1r TRIMESTRE 2010

Nos encontramos en pleno mes de abril, y antes de finalizar el periodo clasicómano, podemos empezar a otorgar las notas del 1r trimestre de la temporada ciclista 2010.
Os animo a dar vuestra opinión al respecto e incluso realizar vuestra propia evaluación.

Avanzan notablemente/Progresan adecuadamente

Alberto Contador ha empezado 2010 tal y como acabó 2009, es decir, a lo campeón.
Ha arrasado en Algarve y Paris Nice, quitándose la espina de la pájara de la anterior edición. De enero a abril, Alberto ha sido el jefe de filas que mejor rendimiento ha exhibido.
En Critérium, no rindió al nivel esperado aunque teniendo en cuenta que padecía una fuerte alergia, es de justicia darle un cierto y aceptable margen de error.
Si tiene que fallar una vez por temporada siempre es mejor hacerlo en este tipo de pruebas que no en pleno Tour de Francia.

Joaquim “Purito” Rodríguez se ha convertido en la sorpresa agradable de lo que llevamos de campaña. Tras su salida de Caisse d’Epargne, ha asumido su liderazgo dentro del conjunto Katusha con toda naturalidad y con una convicción en sus posibilidades que se ha traducido en la victoria en Volta Catalunya, una gran Paris Nice, el GP Miguel Induráin y una etapa en País Vasco, entre otros logros.
El catalán acudirá con la moral por las nubes a sus dos grandes objetivos del año: La Lieja-Bastogne-Lieja y su debut en el Tour de Francia donde aspira a un gran rendimiento en forma de etapas y maillot de la montaña.
Lo único que se le puede achacar al de Parets del Vallès es no haber abandonado antes la disciplina de Unzué.

Otro catalán, Xavier Tondo, ha descubierto en este 2010 el sabor de la alta competición.
No deja de ser sorprendente que un ciclista con tanta clase y tenacidad no haya tenido la oportunidad de correr con anterioridad en un conjunto Pro Tour.
Cervélo le dio la oportunidad de demostrar su valía. El de Valls les ha pagado con creces con sendas victorias parciales en la París Niza y en la etapa reina de la Seu d’Urgell en la Volta Catalunya.
Tondo será de la partida en el Giro (8-30 mayo) junto con su jefe de filas, Carlos Sastre. Con su fulgurante inicio de temporada, el de Valls reivindica el por qué del acierto de su fichaje y demuestra que sigue la senda adecuada para llevar a cabo una digna actuación en la ronda transalpina.

Óscar Freire, harto de los quehaceres de este deporte, anunció su intención de abandonar el ciclismo a finales de la temporada pasada.
Pero, a sus 34 años, ha completado un primer trimestre que ha dejado perplejos a propios y extraños convirtiéndose en el ciclista con más victorias en lo que llevamos de año. Su tercera Clásica Milan San Remo es un punto de inflexión que le otorgará moral para llevar a cabo una buena actuación en el Giro y en el Tour. Aunque su punto de mira, tiene un destino fijo: Melbourne, mes de octubre, 4º Mundial.

Fabian Cancellara, el hombre de moda del pelotón internacional gracias a sus triunfos en Flandes y Roubaix. No sólo ha completado un doblete para la Historia del mundo clasicómano sino que lo ha hecho a lo grande, rozando los sustantivos perfección y excelencia.

Peter Sagan, eslovaco de 20 años, se ha ganado la consideración de corredor revelación. Sus dos victorias de etapa y su clasificación dentro del top ten le consagraron como uno de los grandes animadores de París Niza y por ende, en un corredor del que se esperan majestuosas actuaciones a medio plazo.

Insuficiente/Necesitan mejorar

Team RadioShack: Un inicio de temporada gris, muy apagado para un equipo que desembarcaba en el ciclismo a golpe de talonario y rodeado de una gran expectación.
Solamente algunas actuaciones individuales de hombres de tercera línea como el portugués Tiago Machado y el merecidísimo triunfo de Chris Horner en País Vasco han salvado el pellejo de la escuadra.
Pero, poco creo que les importe a los americanos el hecho de lucirse o no en este arranque. El objetivo alrededor del cual gira el equipo es llegar a un estado de forma pletórico para arropar a Lance Armstrong a partir del próximo Tour.

Kloden, Levy, Zubeldia, Paulinho, Popovych… el comando RadioShack se prepara para la gran cita de julio.
A pesar que Lance da signos evidentes de fatiga y de tambalearse por momentos, seguro que llegará en su máxima condición física y mental para intentar una empresa tan difícil como plantarle cara a las dos estrellas del ciclismo mundial: Alberto Contador y Andy Schleck.

Mark Cavendish venía de establecer un régimen dictatorial sin parangón en la llegada al sprint. La dictadura le proporcionó un botín de 23 victorias (6 en el Tour y 3 en el Giro d’Italia). Pero, en este 2010, el de la Isla de Man no ha recuperado el golpe de pedal de antaño y solamente ha sido capaz de sumar una etapa al sprint (Volta Catalunya).

Andy & Frank Schleck
El “Pezqueñín” ha visto cortada de raíz su preparación para el Tour a causa de unas molestias insufribles en su rodilla. Se ha perdido ese trabajo de resistencia invernal tan vital para afrontar la temporada. Hasta mediados de marzo, no ha podido competir y entrenar al máximo nivel. Ahora mismo, está a un 35%-40% de sus posibilidades.
Su hermano Frank, sin lesiones ni molestias de ningún tipo, ha encadenado un primer trimestre decepcionante pasando sin pena ni gloria por carreras en las que solía ser activo protagonista como Paris Nice o País Vasco.

Teóricos favoritos al Giro (Basso, Pellizotti, Sastre…)
Ninguno de los, en principio, candidatos a alcanzar la maglia rosa en el Giro d’Italia ha dado señales de vida. El abulense llegará a Italia con poquísima competición de alto nivel en sus piernas: Volta, Amstel Gold Race y Lieja.

Conjunto Astana: Entre los equipos aspirantes a vencer en el Tour, se trata del equipo más mediocre y que presenta mayores lagunas.
Todas las dudas que se ciernen acerca de la improbabilidad de un 3º Tour de Alberto son debidas en su totalidad al equipo tan flojo que presentarán los kazajos en la línea de salida.

En definitiva, si algo se puede destacar de este inicio de temporada, es el espectacular arranque de temporada de unos corredores que han dejado el pabellón español por todo lo alto. Pero, los momentos de verdad tendrán cita en mayo y julio. Allí veremos si las sensaciones inaugurales se cumplen o si por el contrario, naufragan.

Cualquier duda, cuestión, sugerencia… podéis poneros en contacto conmigo en andrew.dxt@gmail.com

video

Publicado por Andrew
lunes, 12 de abril de 2010

CANCELLARA REINA HASTA EN EL INFIERNO

El aficionado al ciclismo empieza a percibir las exhibiciones del corredor de Saxo Bank, Fabian Cancellara, como si se tratasen del pan de cada día. Pero, no por habituales deben dejar de asombrarnos y de maravillarnos.

El suizo volvía al escaparate de Roubaix en el que se consagró como clasicómano a merced de su exultante triunfo en el 2006.
El belga Tom Boonen, herido en su orgullo a causa de la humillación a la que le sometió el Expreso de Berna en “su casa” de Flandes, tomaba “El Infierno del Norte” como la ocasión perfecta para consumar su venganza.

La vendetta de Boonen no podía basarse en una simple victoria al sprint en el Velódromo sino que, desde buen comienzo de la carrera, ha hecho gala de su poderío físico y de su entereza mental, incrementando el ritmo en los tramos de pavés lo que ha traído como consecuencia la provocación de una selección definitiva para el devenir de la Clásica. “Torpedo Tom” jugaba sus cartas y daba un puñetazo encima de la mesa, demostrándole a Fabian Cancellara hasta qué punto estaba dispuesto a enseñarle cómo se las gastan en el Infierno.

Pero, en el momento en el cual Boonen aprovechaba para relajar su musculatura, beber e ingerir glucosa, Espartaco le ha asestado un golpe durísimo que ha implicado la derrota del líder de Quick Step por KO técnico.
Pasaba a la acción en un terreno llano y de asfalto, antes de la entrada en el sector de 5 estrellas de Mons-en-Pévèle, propicio para sus intereses, habida cuenta de su superioridad como rodador
En su ataque, Cancellara ha dejado atónitos a sus compañeros de aventura. Todas las miradas se han posado sobre Boonen para que éste diera alcance al ganador de Flandes.
Pero, Boonen lejos de asumir su responsabilidad, ha entrado en un momento de impás y se ha quedado clavado sin ninguna respuesta convincente al respecto.


A falta de 47 kilómetros para la entrada al Velódromo, la carrera tomaba un cariz que se ha mantenido intacto hasta el final.
40'' de ventaja a 40 km. de la meta, 1'45'' a 30 km, 2’42''a 20 km…
Cancellara, crecido en su moral y en su orgullo, exhibía su ligero pedaleo para jolgorio del numeroso público que se ha dado cita durante los tramos de adoquín.
El triple campeón del mundo contrarreloj ha convertido esos últimos 47 km. en otra de esas CRI como en las que está tan acostumbrado a arrasar. Era como si los 212 kilómetros recorridos anteriormente hubieran sido un simple paseo turístico por la France.

Boonen, en su particular cruzada de cables, se mostraba ansioso y desquiciado por un despiste que había pagado a un precio muy alto. Se maldecía a sí mismo por no haber intentado salir a rueda del suizo, por perder de antemano la oportunidad de conquistar su tercera “Clásica de las Clásicas” de manera consecutiva.
Inexplicablemente, era él quien había sido atrapado en la tela de araña del suizo y quien realmente empezaba a descubrir los sinsabores del Infierno roubaixiano.

Incluso Joan Antoni Flecha ha plantado cara al grupo perseguidor y ha atacado en hasta dos ocasiones, alejándose de Boonen y Pozzato a los que se les ha hecho eterno su paso por el Infierno.
Para honra del corredor español de Sky, podrá presumir de haber sido el único ciclista capaz de recortar algunos segundos de diferencia a la Locomotora.
En su contra, debe afirmarse que, generoso en su esfuerzo, le ha cocinado a fuego lento la segunda plaza en el podio al sprinter Thor Hushovd.
Todo ello no debe empañar la majestuosa actuación del catalán que tras los éxitos de 2005 y 2007, vuelve a alcanzar un meritorio puesto en el podio de la Paris-Roubaix.
Ningún corredor español ha logrado unos resultados tan meritorios en los más de 100 años de existencia de Roubaix como Flecha.

En conclusión, “Spartacus” ha vuelto a reafirmarse como una de las grandes estrellas del panorama ciclista mundial. Con su doble entorchado Flandes-Roubaix, no sólo engrandece su palmarés y acumula un 2010 de ensueño, sino que gracias a sus victorias y a la brillantez de éstas, acaba de entrar por la puerta grande en la mitología clasicómana.
Allí donde esté, Franco Ballerini contemplará con sumo orgullo el triunfo de uno de sus predecesores, cuyo hito ha emulado la grandísima exhibición de “Ballero” en 1998.
El corredor suizo, tras un mes de abril fulgurante, ya puede descansar con todo merecimiento al lado de su mujer e hija o disfrutar de otra de sus pasiones, la pesca en compañía de sus amigos y compañeros Andy y Frank Schleck.

Este ambicioso ciclista que ya apuntaba maneras de gran campeón en su etapa junior no conoce fronteras ni límites.
Lombardía y Lieja se encuentran en lista de espera para poder completar su colección de los 5 Monumentos.
Dentro de 2 semanas, tiene lugar Liège-Bastogne-Liège, y a buen seguro que Gladiator, en un estado de forma tan pletórico, no dejará pasar la oportunidad de luchar por conquistar su 4º Monumento.

Paris Roubaix, parafraseando a los Del Río, tiene un color especial.
Dispone de un tinte y de un aroma que la hacen diferente al resto de Clásicas.
Sin lugar a dudas, estamos hablando de 259 km. bestiales, con buena parte de ellos en tramos adoquinados, lo que requiere un esfuerzo físico y mental del ciclista por encima de los límites de lo estrictamente humano.

Mientras algunos se pasarán toda la semana discutiendo del derbi Madrid-Barcelona, los participantes de la Roubaix necesitarán una semana entera para poder recuperarse de la paliza que supone para el cuerpo una carrera de estas dimensiones.
En el mejor de los casos, Cancellara tendrá el “honor” de ocupar 5 o 10 líneas en algún periódico de tirada nacional. Aunque es de agradecer que diarios como El Mundo elaboren unas crónicas ciclistas que superan con clara diferencia las de diarios deportivos como As, Marca o Sport.

En fin, tras haberme tragado toda la Paris Roubaix 2010 y empapado de lo que ella significa, abandonamos el mundo del pavé para trasladarnos a la época de las cotas de las Ardenas.
Amstel (18 abril), Flecha Valona (21 abril) y LIEJA (25 abril) nos aguardan en el tintero.

Cualquier duda, cuestión, sugerencia… podéis poneros en contacto conmigo en andrew.dxt@gmail.com

Publicado por Andrew
sábado, 10 de abril de 2010

LOST, PERDIDOS: EL SERIAL DE VALVERDE

Confirmado. Alejandro Valverde no es capaz de ganar la general de una vuelta de cierto nivel internacional.
La prueba la tenemos en la crono individual de País Vasco. El mejor corredor que, según algunos, ha dado este país ha sucumbido ante los vastos dominios de Chris Horner, un corredor que siendo sensatos no se encuentra ni entre los 6 mejores ciclistas de la escuadra Radio Shak y cuyos dos triunfos más importantes en su palmarés son el Tour de Georgia y el de Langkawi.

A pesar de ello, no hay que desmerecer en absoluto al americano y hay que rendirse a los pies de un ciclista que ha logrado la victoria de su vida a su longeva edad de 38 años. Con su triunfo, el de Bend certifica su presencia en la Grande Boucle como gregario del “semidios” del ciclismo mundial, Lance Armstrong.
Quizás la buena noticia para Alejandro es que ha encontrado su sitio en el pelotón internacional gracias a su duelo con Horner. Su posición como corredor se puede asemejar a la de un gregario de Lance que lleve a cabo las labores de Roman Vaitkus o Dimitry Murayev.

Sobre Horner, todo deberían ser elogios por el rendimiento mostrado en esta edición y por la impecable gestión del protagonista y todo el séquito de Radio Shak en la última CRI. Aunque todo sea dicho, cuando te enfrentas a un rival como el murciano y la cuadrilla de Unzúe, la victoria estratégica aumenta sus probabilidades de forma más que proporcional.
El veterano trotamundos atacó con valentía en Arrate, aguantó las embestidas de Schleck, Samuel o Joaquim en la montaña y ha conquistado como todo un jabato una crono, de recorrido contrario a sus dotes de rodador, en un infernal sube-y-baja tan característico de esta carrera.

Valv.Piti, nombre en clave de la bolsa número 18 de la OP, se disponía a competir en un terreno propicio para sus intereses, un recorrido hecho a su medida.
También es de agradecer, todo sea dicho, a la organización vasca el hecho de apostar por recorridos duros contra el reloj en vez de dejarse llevar por ese llanismo imperante en otras grandes vueltas.
Pero, ni por ésas, el santo Alejandro es capaz de dar la talla en los momentos importantes ni de dar un puñetazo encima de la mesa ante un contrincante a priori inferior.

Y digo a priori porque Chris Horner ha salido a aprovechar la oportunidad de su carrera deportiva mezclando la ilusión de un jovenzuelo con la veteranía que dan 38 años más que bien cumplidos.
La estrategia ha sido clara desde buen principio. Llevar un ritmo constante en los repechos, pero sin cebarse a arreones que pudiesen sacarlo de punto. En las bajadas, ha optado por la prudencia (excesiva quizás) y por dotar a sus piernas de un merecido descanso.
Para posteriormente, sentenciar la crono dando el 120% de sí mismo en el poco llano existente, en el cual ha llegado a distanciar al líder del Caisse d’Epargne a casi 20 segundos.
Ese terreno llano debe ser considerado como la variable clave que ha disipado las dudas acerca del vencedor de esta edición de País Vasco.

Del resto de corredores, hay pocas cosas a destacar teniendo en cuenta que todas las discusiones han girado en torno al duelo CH-VP. Quizás lo más relevante sea el cumplimiento de los buenos augurios acerca de Beñat Intxausti que se ha colocado en el podio de la carrera y ha demostrado estar a un nivel superior al de su líder natural, el asturiano Samuel Sánchez.

En conclusión, la verdad es que Horner se trata de un tipo con mucha suerte. Y Valverde sigue siendo el mejor corredor español de los últimos tiempos y aspira a arrasar en el próximo Tour de Francia.
La culpa de estos pequeños accidentes son del CONI, del TAS y de todos aquellos que están persiguiendo a un chico inocente, cuya culpabilidad no hay evidencia científica que la demuestre.
Lo sé, no estamos en el día de los Santos Inocentes sino que hemos elevado el listón; nos encontramos en el día de Alejandro Valverde, sonando a todo volumen la canción popular del “vamos a contar mentiras, tralará”.

PD: Este fin de semana promete, señores. Para esta noche, el doble derbi Real Madrid vs Barcelona en futbol y baloncesto.
Para la tarde del domingo, llega el Infierno Adoquinado de Roubaix. Las apuestas se inclinan por la repetición del duelo Boonen-Cancellara que tan buen sabor de boca dejó en Flandes, pero a favor del belga en esta ocasión.
Sinceramente, mi apuesta va más encaminada hacia el doble entorchado clasicómano del suizo en este 2010.

Por último, matrícula de honor para la afición vasca. Gente agolpada en los arcenes para ver pasar a los corredores, viviendo su carrera con un fervor y una pasión ciclista ante la que hay que quitarse el sombrero.
A pesar que algunos erróneamente han intentado ensombrecer su mérito, generalizando una mala percepción de la afición vasca por culpa de ciertos impresentables. Me refiero concretamente a declaraciones como las de Jean Marie Leblanc hace algunos años.
Una verdadera lástima que siempre acaben primando debates con tintes políticos y juicios basados en los malditos estereotipos contra el deporte y contra las personas.
Desde mi pequeño rincón, llamado Cataluña, vaya por delante mi admiración hacia esa forma tan romántica y tan pasional de entender el ciclismo por parte del aficionado vasco.

Chris Horner, un corredor que SÍ ha dado la talla en el momento importante

Publicado por Andrew
jueves, 8 de abril de 2010

LA REBELIÓN DE HORNER y EL "REINADO" DE SAMUEL

Reflexiones tras la 4ª etapa de País Vasco:

- Aquellos que me tanto me criticaron el pasado martes por avisar de la importancia que podían cobrar corredores como Horner, han podido observar en el día de hoy el por qué de mi argumento.
Horner es un corredor que se defiende de forma más que aceptable en las ascensiones y tiene un potencial rodador que le convierte en claro aspirante a conquistar esta edición de País Vasco.

- Decepcionante la actuación del “Purito” cuando más se le esperaba. Pero, teniendo en cuenta el principio de año que lleva (gran París Niza, general de la Volta, GP Miguel Indurain) es de justicia ofrecerle un cierto margen de error. A buen seguro que “Quim” estará con los mejores en Lieja y quién sabe si incluso no nos deleitará con alguna sorpresa en forma de triunfo.

- A priori, los 3 claros aspirantes a la txapela son Valv Piti, Gesink y Horner.
Tanto Valverde como Gesink cojean ostensiblemente en las pruebas contra el reloj mientras que Horner, sin ser un especialista en el tema, se defiende mucho mejor que el holandés y que el ganador de una Vuelta sin sal.

- Marco Pinotti, corredor del Columbia y consumado especialista en la distancia contra el crono, se encuentra a 48 segundos del liderato. Si mañana la diferencia no llegase a superar el minuto, me atrevería a calificarlo como el verdadero tapado para conquistar la carrera.

- Tengo la sensación que mañana viviremos una jornada con movimientos interesantes. Ante la escasez de diferencias entre los jefes de filas, que apenas llegan a los 45 segundos, habrá que tomar cartas en el asunto sobre todo aquellos que no las tengan todas consigo ante el hecho de jugárselo todo a la baza de la CRI del sábado.

- Samuel y Valverde se entienden mejor corriendo en equipos distintos que cuando lo hacen en conjunto. Si ese nivel de entendimiento se hubiera manifestado en Varese o Mendrisio, otro gallo cantaría para España.
Ahora resulta, que además del conflicto de egos SS-VP, se une la disputa entre Freire y Valverde y una polémica de despachos. Si ya éramos pocos, parió la abuela.
Y cuando una selección entra en esa maligna espiral, no resulta nada sencillo salir del atolladero y sino que se lo comenten a los italianos. Además, por desgracia, mucho me temo que De Santos no guarda ningún parecido con el desatascador Ballerini.

- Buena imagen la ofrecida por Andy Schleck, apostando por una táctica valiente, actuando de cicerone a la hora de desquebrajar el pelotón a pie de puerto.
Si en Critérium dije que Contador estaba al 70%, el “Pezqueñín” que estamos viendo en Euskadi no ha llegado ni al 35-40% de su estado de forma.
Pero, cada día le he visto ir in crescendo de forma considerable. El gran dilema, hasta el mes de julio, es si tendrá tiempo de alcanzar ese estado de forma pletórico que se necesita para ganar todo un Tour de Francia. Me gustaría equivocarme, pero tengo mis dudas al respecto. Recordemos que hasta finales de marzo no ha podido entrenar y competir de modo rutinario.

Cualquier duda, cuestión, sugerencia… podéis poneros en contacto conmigo en andrew.dxt@gmail.com

Publicado por Andrew
miércoles, 7 de abril de 2010

EL MATRIMONIO BALLERINI-ROUBAIX

Hoy, estoy de enhorabuena debido a la publicación de un artículo mío en la página de Biciciclismo, una de las mejores webs de ciclismo en español.
Se trata de la tragedia de Roger Rivière en el Tour de Francia 1960.
Podéis encontrar mi artículo en su sección de Historia del ciclismo o clicando en el siguiente enlace (ver artículo)

El domingo se disputará la carrera por excelencia del periodo clasicómano, la Paris Roubaix, a la que algunos denominan “La última locura” o “la clásica de las Clásicas”.
Tom Boonen parte como principal favorito al triunfo final, pero tras la exhibición de Cancellara Express en Flandes, el Team Saxo Bank presentará un equipo de lujo formado por el Expreso de Berna, Baden Cooke, Matti Breschel, Stuart O’Graddy o Gustav Larsson, entre otros. (ver lista inscritos Paris Roubaix).

----------------------------------------------------------------------------

Pero, cuatro días antes de la disputa de esta histórica carrera, he creído conveniente dotar al blog del siguiente relato.
Hace ya dos meses que Franco Ballerini, seleccionador italiano de ciclismo, fallecía en un accidente de tráfico mientras participaba en un rally. A su funeral, acudieron más de 5.000 personas, un buen indicador del carisma y del respeto que inspiraba el de Florencia. Como corredor, Ballerini tuvo una única obsesión: la París-Roubaix.

Hablamos de uno de los primeros casos de corredor especializado en una única Clásica, puesto que acabada la prueba de un día, a mitad de abril, el ciclista desaparecía.
En 1993, fue segundo por medio tubular ante Duclos-Lassalle.
Ocho centímetros apartaron al italiano de un deseo que comenzó a convertirse en obsesión. Ese día Franco conoció la cara más amarga de la prueba. Llora por su culpa, y promete no visitarla más, promesa que jamás cumpliría.

En 1995, ganó la carrera y en 1998 arrasó, atacando a varios km. de meta y entrando con más de cuatro minutos de ventaja sobre sus perseguidores.
Triunfo redondeado con el podio de Andrea Tafi y Wilfried Peeters que completaron un podio histórico para el equipo Mapei en dicha edición.
Eran los años de la apisonadora Mapei, que hizo de la carrera del Infierno del Norte un coto de caza particular. Pero Ballerini, a diferencia de sus compañeros Tafi o Museeuw (o Peeters y Bortolami) apenas logró éxitos fuera de la Clásica francesa.

En 2001, se retiró en el velódromo de Roubaix, en su carrera favorita.
Llegó tan destrozado como de costumbre, con la cara oculta tras el barro.
En un último homenaje a su idílico matrimonio con Roubaix, cruzó la línea de meta despacio, levantándose el maillot y luciendo una camiseta que indicaba: “Merci Roubaix”.


En unos meses, se convirtió en el capitán del barco de la selección de Italia, aunque debutó con el catastrófico Mundial de Lisboa.
En Lisboa, Lamfranchi tiró como un poseso del grupo para neutralizar a su compañero Gilberto Simoni, que disponía de una buena ventaja. Llevó a un grupo numeroso al sprint y allí, Freire fulminó a Bettini. Plata en el debut, sí, pero reviviendo los males eternos de la squadra azzurra, la de los muchos egos y poco trabajo en equipo.
En Zolder 2002, no sucedió nada de eso: se dejó muy clara la jerarquía a favor de “Il Bello” Cipollini y allí cayó el primer oro, un oro mecánico y robótico, un engranaje perfecto para un sprint cantado. Bettini dijo que ya había cumplido por los compañeros y que de ahí en adelante, el capitán sería él mismo.

“Il Grillo” falló en Hamilton, triunfó en los Juegos de Atenas, fracasó en Verona, desató una guerra de nervios con Petacchi para Madrid 2005 y a partir de 2006, la selección italiana encadenó tres oros consecutivos, todos ellos fruto de una perfecta labor de equipo donde la cordura la aportaba Ballerini y la clase, Bettini.
Basta con leer algunos de sus análisis para darse cuenta del mimo con el que Ballerini, que complementó sus éxitos como corredor con sus éxitos como seleccionador, preparaba cualquier cita del conjunto que dirigía una vez al año.

Así interpretaba el Mundial de este año en Australia, donde la selección italiana saldrá enchufadísima para dedicarle el arcoiris a su difunto seleccionador.
Seguro que el resultado de la carrera no se aleja mucho de lo que este toscano de carácter afable previó.
Su súbita pérdida ha provocado que uno de sus pupilos, Paolo Bettini, asuma el control de la selección. El también toscano, que ya ejerció como ayudante de Franco en Mendrisio, nunca ha disimulado sus ambiciones, pero su estilo y características distan mucho de las del doble ganador de la Roubaix.
La clave radicará en saber transmitir a los corredores ese espíritu, casta y valentía que Bettini dejó patente en las carreteras de todo el planeta.

No deja de ser paradigmático que alguien como Ballerini que afrontó en multitud de ocasiones la entrada al bosque de Arenberg a 55 kms/h, la bajada del Kemmel con el suelo mojado y, en general, todos los riesgos permanentes a la práctica del ciclismo de competición, se haya dejado la vida con 45 años en un rally, su otra pasión.
Pero ahí queda su legado, el de un ciclismo un poco menos banal y un poco más humano. Fue el verdadero artífice que construyó una Italia basada en el conjunto y no en un agregado de meras individualidades.
Ante semejante logro, no hace falta decir nada más.

"Riposa in pace e grazzie per tutto, Franco.
La tua eredità non sarà nell’oblio."

Publicado por Andrew
martes, 6 de abril de 2010

PAÍS VASCO: PALADAR DEL BUEN CICLISMO

La llegada de la Vuelta al País Vasco siempre implica una agradable noticia por diversos motivos. En primer lugar, los aficionados vascos le dan un ambiente especial a esta carrera por la que se sienten una pasión, que salvando algunas distancias, se asemeja a la de los franceses con el Tour.
Todo ello va acompañado de la opinión personal de un servidor basada en la consideración de País Vasco como la mejor y más prestigiosa carrera que se celebra en el Estado español. Sí, por encima de la mismísima y descafeinada Vuelta España.

Pocos reparos se pueden poner a la participación de una edición que cuenta con la presencia de corredores llamados a jugar un rol de líder de equipo en la próxima edición del Tour de Francia.
Los hermanos Schleck, Bradley Wiggins, Purito Rodríguez, Samuel Sánchez o Robert Gesink son algunos de esos nombres a destacar.

La primera etapa estuvo marcada por una escabechina de ésas que dejan compuesto y sin novia a más de uno. El propio Samuel Sánchez cogió un “pajarón” que le hizo perder una carrera por la que llevaba preparándose durante todo este inicio de campaña.
No sabemos ni sabremos a ciencia cierta si realmente fue un problema físico, una visita del hombre del mazo o incluso la presión y la ansiedad de los focos lo que ha llevado al asturiano a semejante situación.

Pero, como no hay mal que por bien no venga, el joven Beñat Intxausti se encuentra ante la oportunidad de oro de demostrar su valía como jefe de filas de un equipo Pro Tour. Beñat es un escalador con unas condiciones espectaculares, pero la verdadera joya de la corona del equipo Euskaltel, que se está cociendo a fuego lento, se llama Romain Sicard. Un corredor que marcará una época en el deporte francés cuando saque a los franceses del atolladero en el que viven inmersos en los últimos 25 años en su Tour.

Volviendo a País Vasco, las dudas sobre el vencedor se disiparán en la subida a Arrate y en la crono de 22 km. de la última jornada.
Se admiten apuestas de cara al resultado final. En mi opinión, habrá un corredor que les meterá "un buen puro” al resto de ciclistas porque se encuentra enchufadísimo, en el mejor momento de toda su carrera deportiva.
Sobre el resto, Gesink todavía no ha dado muestras fiables de comportarse como un buen “cronner” al igual que Frank Schleck.

Me alegro del hecho que el “Pezqueñín” haya regresado a la carretera sin molestias aparentes. Pero, su mermado estado de forma, a causa de no haber podido realizar una buena pretemporada en invierno por sus molestias de rodilla, seguramente le jugará una mala pasada en su objetivo de conquistar la Grande Boucle.
Otros corredores a tener en cuenta por sus dotes de contrarrelojista y aceptable escalador serán Horner, Zubeldia y Le Mevel.

Para finalizar, vuelvo a insistir en el aprecio personal hacia esta carrera, pero decisiones chapuzas y de chiste como la de la etapa del lunes suponen una mancha negra para tan grande carrera.
Quien haya visto sprintar a Abdoujaparov, Zabel o McEwen sabe lo que significa ir más allá de los límites del reglamento. Además, como norma general y salvo contadas excepciones, las victorias hay que ganarlas en la carretera. Apostar por ganar a partir de un decreto ley es sinónimo de un elevado complejo de inferioridad.
Estamos en un momento de la temporada donde la gente no quiere perder ni a las canicas y menos si se trata de una carrera del nivel de País Vasco.

Cualquier duda, cuestión, sugerencia… podéis poneros en contacto conmigo en andrew.dxt@gmail.com

Publicado por Andrew
domingo, 4 de abril de 2010

IN THE WIND OF CHANGE for FABIAN CANCELLARA

Primera incursión seria en una Clásica de Primavera y me queda un sabor dulcísimo ante lo vislumbrado en el día de hoy. Los defensores a ultranza de este tipo de pruebas, alardearán orgullosos de la brega existente y del espectáculo vivido en buena parte de la carrera. Aun así, qué quieren que les diga, en una prueba de un día, cualquier corredor puede disponer de un día iluminado y adjudicarse la victoria.
No hay mejor ejemplo que echar un vistazo al palmarés de la “Madre de todas las Clásicas”, el Mundial en ruta: Laurent Brochard, Romans Vainsteins, Alessandro Ballan, Laurent Dufaux…
Por ello, sin negar el carácter combativo de las Clásicas, no hay ronda más justa que un Tour de Francia o un Giro d’Italia en el que hay que demostrar ser el mejor con esmero, sin cometer el más mínimo fallo, durante 3 duras y arduas semanas.

Sin lugar a dudas, los clasimaníacos acérrimos pueden escampar orgullosos su afición por esta clase de pruebas gracias a la labor encomiable de corredores de la talla de Fabian Cancellara. Atacando a la antigua usanza, como los valientes, desde bien lejos, huyendo del paradigma Unzué, basado en atacar en plena recta de meta y/o buscando bonificaciones.
No estaría descubriendo ni mucho menos América si afirmase que Fabian Cancellara se está convirtiendo a marchas forzadas en uno de los mejores, por no decir ya el mejor, rodador de la Historia del ciclismo contemporáneo.
Ahí va un adelanto de una parte de su palmarés para despejar dudas al respecto:
Maillot de líder en Tour (16 días) y Vuelta, 5 etapas del Tour, 2 etapas en la Vuelta, 3 oros en el Mundial Contrarreloj, Plata olímpica en ruta Pekín 2008, Oro olímpico en CRI en Pekín, París Roubaix, Milan San Remo… y Tour de Flandes.


Le faltan Lombardía y Lieja para completar el póker de los 5 Monumentos Ciclistas.
El suizo, corredor hambriento donde los haya, seguro que más tarde o temprano pondrá el ojo de halcón encima de ambas. Y cuando Cancellara apunta, normalmente dispara.

La locomotora de Suiza echaba humo desde el inicio de la Clásica, pero ha habido un detalle que me ha marcado en esta Clásica, ha sido un punto de inflexión en el cual he observado que Flandes iba a ser una carrera de absoluta desigualdad donde combatirían centenares de hombres armados con espadas contra uno que disponía de una bomba atómica.

Ese detalle es, ni más ni menos, el momento en el cual Fabian ha pinchado en una situación delicada donde la carrera transcurría a una velocidad endiabla. Tras el parón correspondiente, el suizo ha empezado a adelantar coches y corredores a una velocidad que para sí ya quisiera el AVE Madrid-Barcelona.
Una vez observada la facilidad con la que Cancellara llegaba a las posiciones delanteras, a diferencia del caso de su compañero Matti Breschel, era evidente que el triple campeón del mundo contrarreloj iba añadir Flandes, junto a San Remo y Roubaix, a su palmarés clasicómano.

En su arranque en Molenberg, el belga Tom Boonen ha salido como un poseso a su rueda y ambos han emprendido una aventura contra la Historia, plantando batalla a todo un minipelotón de corredores (Gilbert, Flecha, Hincapié) cuya calidad está fuera de toda duda. Pero, en este domingo de resurrección, la diferencia entre lo que significa ser un gran corredor y la absoluta excelencia sería más que relevante para erigirse como vencedor final.
Pero, si bien Boonen manejaba la espada de forma más sutil que el mismísmo Aragorn, nada podía hacerse ante el arma atómica de Berna.
En el penúltimo muro del día, Muur-Kapelmuur, en una rampa inhumana del 20%, la bestia parda se ha jugado el todo por todo en un ataque digno de enmarcar para la hemeroteca de la Ronde van Vlaanderen.

El suizo tenía reservas de miedo ante el hecho de poner en peligro su triunfo en Flandes si llegaba con el belga de Quick Step al sprint final.
Sospechas infundadas, porque en el día de hoy, el Expreso de Berna habría arrollado a cualquiera que se le hubiese puesto por delante. Cancellara tenía entre ceja y ceja conquistar el Tour de Flandes; cualquiera que hubiese osado desafiarle en su intento habría salido muy mal parado.

Entrada triunfal para "Spartacus", portando la bandera suiza en la meta, insuflando “aires de cambio” mientras conquistaba un territorio marcado por las disputas entre belgas e italianos.
Como cantaban los míticos e irrepetibles Scorpions: “Take me to the magic of the moment, on a glory night, where the children of tomorrow dream away, IN THE WIND OF CHANGE”.

Cualquier duda, cuestión, sugerencia… podéis poneros en contacto conmigo en andrew.dxt@gmail.com


Publicado por Andrew
viernes, 2 de abril de 2010

JENS KEUKELEIRE, UNA PERLA DE FUTURO


Os presento en sociedad a este joven neoprofesional de 21 añitos, Jens Keukeleire, que ha asombrado a propios y extraños con su excelente inicio de temporada enrolado en las filas del conjunto Cofidis.
El pasado año, en el conjunto W.C. Soenens Germond, ya logró un meritorio cuarto puesto en el Campeonato de Europa en ruta sub-23.


En este principio de temporada, Keukeleire ha comenzado a destacar con posiciones top ten en etapas de la Challenge a Mallorca o la Vuelta al Algarve.
Además, su salto de calidad se ha visto refrendado con el triunfo en un sprint fulgurante en Le Samyn y obteniendo una etapa más la general de los 3 Dias del Oeste de Flandes.

Jens es un chico que siente verdadera pasión por la bicicleta, a la que considera como una compañera de fatigas inseparable.
A la espera de un margen de progresión imparable, el belga posee una clase y una potencia brutal en distancias cortas e incluso se defiende a las mil maravillas en repechos de considerable entidad.

De cara al Mundial de Melbourne, en el que competirá en la categoría sub-23, Keukeleire sueña con suceder en el maillot arcoiris al francés Romain Sicard.
El recorrido australiano le viene como anillo al dedo, un recorrido ideal para aquellos ciclistas que aguanten un ritmo duro en un par de repechos y que dispongan de una buena punta de velocidad para imponerse al sprint.
Jens es una futura estrella de este deporte, que tras pasar por un periodo de adaptación a la alta competición, luchará por alcanzar sus sueños en forma de etapas en rondas de 3 semanas y en las Clásicas de Primavera.

Tengo a este chico entre ceja y ceja. Sé de las cualidades que dispone y confío plenamente en que si sigue mejorando a este ritmo, tendrá un papel relevante en el panorama ciclista mundial de los próximos años. Cuando el talento acompaña como en el caso de Jens, el porcentaje necesario de azar disminuye más que proporcionalmente.

Cualquier duda, cuestión, sugerencia… podéis poneros en contacto conmigo en andrew.dxt@gmail.com

Publicado por Andrew