lunes, 27 de diciembre de 2010

BALANCE TEMPORADA CICLISTA 2010

Llegamos a final de año, situación ideal para la reflexión y para hacer balance.
El curso ciclista empezó con buen pie tras una prometedora arrancada en los meses de marzo-abril con motivo de la disputa de la París-Niza, País Vasco y Clásicas como Flandes o Roubaix.
Pero, lo importante no es cómo se empieza sino cómo se acaba y sino que se lo pregunten a los chicos de Vicente Del Bosque en el Mundial cuando rompieron el maleficio que dictaba que equipo que perdía su primer partido, jamás ganaba el campeonato.

Y qué decir de Rafa Nadal, el que probablemente sea el mejor deportista español de la Historia. En 2010, se lleva un preciado botín en forma de Roland Garros, Wimbledon, US Open y los 3 Masters 1000 en tierra batida (Montecarlo-Roma-Madrid). A principios de año, reaparecía el fantasma del calvario con las lesiones tras retirarse en el partido de cuartos en el Open de Australia ante Andy Murray. Pero con Nadal, se volvió a cumplir la misma máxima que con la selección española de fútbol.
En cuanto a ciclismo se refiere, sin duda, es innegable que toda esta temporada se truncó y se vio afectada de raíz con el caso clembuterol que ha salpicado de lleno al ciclista más relevante del panorama mundial. Sin tiempo para más dilaciones, ésta es mi particular valoración de la temporada ciclista 2010.

1. Mejor ciclista del año: FABIAN CANCELLARA

2. El mejor contra el crono: FABIAN CANCELLARA

3. El mejor escalador puro: IVAN BASSO

4. El mejor sprinter: MARK CAVENDISH

5. Premio todoterreno: JOAQUIM RODRÍGUEZ

6. Mejor joven: ANDY SCHLECK

7. Mejor bloque: LIQUIGAS

8. Mejor director: IGOR GONZÁLEZ DE GALDEANO

9. Peor director: JOHAN BRUYNEEL

10. Exhibición: FABIAN CANCELLARA en Flandes y Roubaix
11. Revelación: PETER VELITS

12. La decepción: La caída de Igor Antón camino de Burgos

13. Noticia (deportiva) del año: El duelo Contador vs Schleck en el Tour y la primera “Grande” en el palmarés de Vincenzo Nibali.

14. Doping más sonado: Contador-Clembuterol

15. Carrera más apasionante: GIRO D’ITALIA

16. Premio a la combatividad: EUSKALTEL EUSKADI

Cualquier duda, cuestión, sugerencia… podéis poneros en contacto conmigo en andrew.dxt@gmail.com
Publicado por Andrew
martes, 9 de noviembre de 2010

ADIÓS ALBERTO, ADIÓS CICLISMO

Hasta aquí llega una parte de la aventura.
Después de un mes de numerosas idas y venidas, por fin, la UCI se ha pronunciado al respecto. Alberto lo tiene mal, francamente muy mal.
Se abre un plazo de tres meses para que la Federación Española decida qué sanción emprende contra el pinteño. Es muy probable que el todavía tres veces ganador del Tour salga airoso del asunto puesto que desde la Federación no hay intención en sancionarle como se desprenden de las palabras de su presidente Castaño en los últimos días.

Ahora bien, suponiendo que Contador se librara de la sanción por la vía española, la UCI podría presentar un recurso contra el TAS. Por lo tanto, si las cuentas no fallan, el proceso se alargaría hasta bien entrado el mes de mayo o principios de junio, es decir, que Contador y su entorno conocerían la sentencia apenas unas semanas antes del inicio del Tour 2011. Los precedentes más cercanos nos muestran que el criterio del Tribunal ha estado de parte de las alegaciones de la UCI y la AMA.

Sería irrisorio poner la mano en el fuego porque Contador es inocente de los cargos que se le imputan, que todo es a causa de un maldito filete y que es el corredor más limpio e inocente del panorama ciclista. La verdad es relativa…De hecho, el binomio deportista de élite y salud es incompatible en la gran mayoría de los casos.
Ahora bien, no es de menos reconocer que diversos expertos han reconocido que esa pequeña dosis hallada en el cuerpo de Contador es realmente ineficaz si el objetivo del deportista fuera el de aumentar su rendimiento.
Hay un principio fundamental del Derecho que se denomina “in dubio pro reo”. En caso de dudas e incongruencias varias, el caso se resuelve siempre a favor del acusado.

Una persona calificaba en el anterior post el caso Contador como calcado al asunto Landis. En fin, una muestra clara que la blogger-basura ciclista que circula por otros lados afecta de lleno a la inteligencia de las personas.
Contador da positivo por 50 picogramos de clembuterol mientras que Landis dio positivo en el Tour 2006 en siete controles distintos por EPO.
¿No se tratan de casos con una diferencia bastante sustanciosa? Detalles relevantes en los que, desde luego Fabrizio, nadie hace hincapié en ese blog de vomitera al que tanta atención sueles prestar.

Mientras el asunto sigue su curso y se alarga durante meses, abandono durante un tiempo el seguimiento y la visualización de carreras y noticias ciclistas. Entre unos y otros, me han producido un hartazgo considerable.
Por el bien del ciclismo y por esa minúscula credibilidad que aún pueda quedarle, ojalá Alberto pueda estar de la partida en la salida de la próxima Grande Boucle. A pesar de ello, siempre cabalgaría por las carreteras francesas con la etiqueta CC (Contador-Clembuterol) del mismo modo en que Lance Armstrong es el hombre de la EPO99.
Mientras tanto, nadie nos podrá borrar de nuestra memoria los recuerdos. Esos recuerdos de Verbier o el Peyresourde que permanecerán por y para siempre en aquellos aficionados que aún creen o que algún día quisieron creer en la figura de Alberto Contador.


Publicado por Andrew
jueves, 30 de septiembre de 2010

DEBATE: CONTADOR DOPING

Durante el día de hoy, he intentado ponerme 3 veces a escribir un artículo sobre el caso Contador, pero todo quedaba en papel mojado. Prefiero dejar pasar unas horas para asimilar la noticia y poder analizar con más detalle.
Pero, a Contador se le han puesto las cosas muy feas. Tendrá que justificar por qué razón usó un producto como el Clembuterol que ayuda a respirar mejor, quema grasas y aumenta la masa muscular si realmente el problema que padecía era únicamente gástrico.
En caso de ser sancionado por 2 años, se irá al garete la carrera de uno de los ciclistas que está llamado a marcar una época en el ciclismo. En caso de salir de rositas de este asunto y probar su inocencia, su imagen quedará manchada para siempre y se convertirá en ojos de sus detractores en una especie de Lance Armstrong, hombre de la eterna sospecha.
No sería la primera vez que un deportista demuestra que un positivo está relacionado con circunstancias ajenas a la práctica del dopaje. Ahí quedan, por ejemplo, los casos de Gilberto Simoni o David Meca.
Pero, no nos engañemos ni tratemos de vender humo. En estos casos, el porcentaje de probabilidades de salir indemne y demostrar la inocencia es del 1%.
Si no fuera poco el ya de por si terremoto mediático que ha generado la noticia sobre Alberto en la pasada madrugada, nos han servido como desayuno el positivo de Mosquera en la Vuelta.
Se resquebraja el deporte español, unos éxitos que a partir de ahora van a ser mirados si cabe con lupa y cierta desconfianza. El ciclismo español ha entrado en una especie de coma inducido.
En las piernas de Freire y Samu, está la única posibilidad de desquitarse y poder asomar la cabeza por encima del pozo.
Publicado por Andrew
martes, 21 de septiembre de 2010

VALORACIÓN FINAL VUELTA A ESPAÑA 2010

Para finalizar mis aportaciones sobre lo acontecido en la Vuelta 2010, quisiera acabar con una tabla personal de puntuaciones. Os propongo a los que queráis que participéis en la realización de vuestra tabla individual. Mi tabla de puntuación es la siguiente:
0- Unipublic
El suspenso sin paliativos se lo ganaron con decreto hace meses. La Vuelta, que ya de por sí es poco reconocida allende de las fronteras ibéricas, debía dar un golpe de mano para abrirse internacionalmente. Para ello, se sacaron por arte de magia un as bajo la manga para poder ser portada de las revistas de ciclismo más prestigiosas del mundo.
No otorgaron una invitación a la escuadra ganadora de la clasificación por equipos del Tour para aceptar a cambio a conjuntos que ni en sus mejores sueños podrían hacerle la más mínima sombra a los americanos.
Lograron su cometido de ser la comidilla del ciclismo mundial por unos días aunque las noticias que acapararon no hicieron más que acrecentar esa aureola de ridiculez y despropósito que pulula en el ambiente respecto a la Vuelta a España.

Pueden estar realmente agradecidos a los corredores ya que ellos han salvado el pellejo a Guillén y compañía. Si la organización jamás ha estado a la altura de lo que con tanta soltura promueven, los corredores sí que han destacado especialmente ofreciendo dosis de gran ciclismo en algunos momentos de la carrera. Cuando se muestran presos del pánico y conformismo, se llevan palos hasta el carnet de identidad con todas las de la ley. Pero, cuando se comportan de la forma en la que lo han hecho en la Vuelta, son dignos del mayor de los aplausos y reconocimientos.

1- Andy Schleck
El “Pezqueñín” volvió a ser uno de los nombres propios de la carrera. Al igual que el año pasado, por sus “affaires” nocturnos y no tanto por sus magníficas cualidades como escalador. El pasado año tuvo que bajarse tras una tremenda resaca camino de Tarragona. En esta edición, el implacable “Míster 60%” lo expulsó justo al enterarse de la cogorza que enganchó a altas horas de la madrugada junto a su compañero de fatigas, Stuart O’Graddy.

Si no se está lo suficientemente preparado para competir con unas mínimas garantías en una prueba, lo mejor que se puede hacer es no acudir a ella y quedarse tumbado en el sofá de casa.
Aunque esto sólo deja patente el respeto y la importancia que muchos de los mejores corredores del mundo le otorgan a la ronda hispana. Buena temperatura, hoteles acogedores, buen manjar, alcohol a precio barato y posibilidad de convertirse en el rey de la noche. Y es que las carreras también hacen bueno aquel dicho que cada uno recibe lo que siembra. Dese luego, la Vuelta ha recibido de parte de Andy aquello que realmente se merece.

2- Beñat Intxausti
Uno de los nombres más sonados y esperados para esta Vuelta
Se le esperaba como protagonista principal tras aquella ilusionante Vuelta al País Vasco en la que salvó los muebles al Euskaltel y taponó la herida abierta tras el pajarón de Samuel en la primera etapa. Finalmente, acabó transitando con más pena que gloria durante algunos días. Se gana el derecho propio a ocupar un puesto en la lista de los que están, pero no han venido.

3- Denis Menchov
Fue un visto y no visto su regreso a la prueba en la que conquistó un doblete.
Su temporada estaba más que justificada a raíz del meritorio podio en el Tour de Francia. Puede presumir de haber sido el mejor de los humanos en Francia ya que Alberto y Andy parecían estar en otra galaxia.
Su actitud, sin llegar a los niveles del Pezqueñín, tampoco ha sido para tirar cohetes. Quizás lo único destacable radique en la crono que realizó en Peñafiel gracias al empuje del viento a favor.

4- Carlos Sastre
Su Vuelta no puede calificarse como de suspenso, pero esta nota viene a ensalzar otro tipo de cuestiones. Sastre ha sido un ir y venir sin ningún sentido durante el 2010.
Se presentó al Giro con sólo 8 días de competición en las piernas. Se presentó al Tour estando un mes prácticamente sin tocar la bicicleta por culpa de los rasguños sufridos en las caídas en la primera semana de la ronda italiana. Finalmente, optó por completar el Trío participando en la Vuelta, pero desde el comienzo demostró que no podía seguir la rueda de aquellos que se iban a jugar la general.

Que Sastre ya no se encuentra en disposición de pelear con ese trío de jóvenes encabezado por Alberto-Andy-Vincenzo es una obviedad. También es evidente que es imposible que vuelva por sus fueros y a alcanzar un estado de forma como en el Tour 2008. Ahora bien, al abulense por todos los valores de sacrificio y competitividad que representa, sí se le puede exigir estar a la altura de los Scarponi, Basso, Velits, Roche o Mosquera. Primeramente, todo empieza por marcarle un itinerario fijo en Geox, seleccionar un buen calendario y no remar a contracorriente durante el resto del año.

5- Nicolas Roche
A sus 26 años, el irlandés ha dado un salto de calidad a tener cuenta en las grandes vueltas: 7º en la Vuelta y 15º en el Tour.
Habrá que seguir con atención los pasos del hijo de Stephen Roche el próximo año para observar si es capaz de avanzar un escalón más que lo eleve a puestos de mayor honor (Top Five o Top Ten).

6- Joaquim Rodríguez
Escandalosa temporada que ha completado “Purito” en el año de su fichaje por Kathusha. Desde marzo en plena París Niza, está compitiendo con éxito al más alto nivel. Desde entonces, han pasado GP Miguel Indurain, País Vasco, Flecha Valona, el Tour de Francia y ahora, la Vuelta a España.
En esta Vuelta, se lleva a la butxaca una etapa extraordinaria en Peña Cabarga, dos días vestido con la Roja y una medalla de chocolate en forma de cuarto puesto.

El único “pero” que se le puede indicar es su nivel en las cronos. Joaquim ya no es el gregario cazador de etapas de antaño, aquel que solamente valía para correr en España.
El catalán se encuentra a la altura de los mejores del mundo en la montaña como demostró en pleno julio en la subida a Mende. Por eso, una mejoría en la CRI se antoja como fundamental si quiere conservar en la general aquello que con méritos propios logra cuando se empina la carretera. Aún sí, temporada de ensueño, un año para enmarcar. Que tome nota alguno desde Orcoyen.

7- Peter Velits
Del eslovaco, teníamos pocas referencias como hombre de 3 semanas. En mi opinión, me ha dado la sensación de ver un clon del belga Van den Broeck. Buen contrarrelojista, pero que pasa la montaña a la altura de los buenos.
Ha andado escondido durante casi toda la Vuelta, sin apenas hacer ruido. Se cuela en el podio tras aprovechar el traspiés de muchos de sus rivales en la crono de Peñafiel en la que voló a unas velocidades tan respetables como las del mismo viento. Chapeau!

8- Igor Antón
Es uno de los grandes protagonistas de esta Vuelta con sus dos victorias de etapa. Hasta su aparatosa caída en Burgos, era el hombre fuerte de la carrera. Parecía saberse poderoso y favorito aunque después hemos sabido que por dentro suyo circulaba una presión y una ansiedad que le estaba costando asimilar.
Medio pelotón se preguntará a estas alturas qué habría sido de la Vuelta a España de haber seguido Igor Antón en ella. Lo único que se puede hacer es correr un tupido velo y preguntarse de qué será capaz el chico de la eterna sonrisa el próximo año y en años venideros. Se habla de una posible participación en el Giro 2011. Un lugar interesante para calibrar de una vez por todas hasta dónde puede llegar ese potencial que atesora.
¿Corredor sólo apto como local o exportable a Francia e Italia?

9- Ezequiel Mosquera
Colosal. Su segundo puesto del podio tiene mayor mérito si atendemos al detalle de que se trata uno de los jefes de filas con más limitaciones tanto físicas como estructurales.
Sin ayudas de ningún tipo, Ezequiel ha llegado donde otros no han podido gracias a su esfuerzo y a su tesón.
En la Bola del Mundo, sentenció su ansiado podio y se llevó un premio en forma de triunfo etapa. Ahora bien, que no traten de vendernos lo que realmente no fue.

El italiano Nibali no tuvo perdida ni tan siquiera complicada la carrera en ningún momento de la ascensión. El gallego fue valiente, sacó fuerzas de donde no había, se la jugó antes de llegar a la Bola del Mundo en plena Navacerrada y por ello, no se le puede reclamar absolutamente nada. Eso sí, Nibali fue al 80-90% durante la subida, sin cebarse con la rueda de Mosquera, pero controlándolo francamente bien, midiendo milimétricamente las distancias. En el último kilómetro, CaNibali se vació, dio el 100% de sí mismo y alcanzó con suma facilidad a Mosquera. Había ganado su primera Grande; el resto, victoria de etapa incluida, ya era secundario para los intereses del Liquigas.

10- VINCENZO NIBALI
Su tercer puesto en el Giro y su triunfo en la Vuelta han redondeado un 2010 que se resume como espléndido para el de Messina. CaNibali ha dado un salto cualitativo y se ha perfilado como la alternativa, la tercera vía al duelo Andy vs Alberto que se avecina para futuros Tours. Regularidad, fiabilidad y sangre fría son la carta de presentación de un siliciano que reúne una serie de valores que rememoran el afán competitivo que llevó a la azzura a conquistar un tetracampeonato mundial.
Es complicado intentar definir el perfil ciclista de Nibali, pero acertaríamos de lleno si afirmamos que se trata del mejor escalador de entre los contrarrelojistas y del mejor contrarrelojista de entre los escaladores.

Y hasta aquí, punto y final a lo que ha dado de sí la Vuelta a España 2010. Un análisis despreocupado y políticamente incorrecto, pero escrito desde la más absoluta sinceridad. Una carrera que ha dejado apuntes, datos y momentos interesantes, pero cuyo legado en el tiempo será prácticamente nulo. La Vuelta a España 2010 quedará eclipsada por un fenómeno irrepetible de Manacor que en el mes de septiembre de este mismo año se convirtió en Leyenda entrando de lleno en el Salón de la Fama de su deporte al vencer con suma autoridad el US Open. Vamos Rafa!

Cualquier duda, cuestión, sugerencia… podéis poneros en contacto conmigo en andrew.dxt@gmail.com

Publicado por Andrew
viernes, 17 de septiembre de 2010

CONSIDERACIONES PARA UN SÁBADO CRUCIAL

Éste es el perfil de la penúltima etapa, día clave para el devenir de la Vuelta Ciclista a España en su edición de 2010.
Como se vislumbra del gif enlazado, se trata de un día que puede causar estragos en muchos corredores. La fatiga está muy presente en las piernas de los corredores, pero estos tres días de transición, pueden haber quemado las naves de algunos y/o encender la mecha en el interior de otros.

- Tras la crono de Peñafiel, resta claro que Vincenzo Nibali es el gran favorito para adjudicarse la Vuelta a España. Portará el maillot rojo lo que le hará partir con ventaja en la última y decisiva penúltima etapa que nos aguarda este sábado. Su estrategia es firme y definitiva: seguir como un poseso la rueda de Mosquera y mantener a su lado la referencia del checo Roman Kreuziger. Le beneficia una etapa con una fuga consentida en la que toda la batalla se reserve en los 3 kms. de la Bola del Mundo.

- Joaquim Rodríguez ya no es aquel gregario de antaño al que le cortaron sus alas para que no pudiera volar en dirección a Francia. Por méritos propios, se ha convertido en el líder sobre el que girará el proyecto a corto plazo del todopoderoso conjunto Kathusha. Este año, tras el cambio de filas, ha evolucionado de forma estratosférica dando un salto de calidad como escalador y como corredor de vueltas grandes.
Por ello, un ciclista capaz de estar a la altura de los cinco mejores en la montaña de todo un Tour de Francia no puede permitirse deambular por las cronos de la forma que lo hizo en Burdeos o en Peñafiel. Ahora bien, no deja de ser una crítica constructiva hacia un corredor que se ha ganado con creces el reconocimiento del público compitiendo al máximo nivel y con la máxima ambición desde marzo hasta octubre.

- El catalán se encuentra a 3 minutos de la cabeza. En esas circunstancias, poco importa quedar cuarto, quinto u octavo en una Vuelta a España. Si la rabia le carcome y le priva del sueño nocturno, si se siente vacío por dentro por el desarrollo de la CRI, la etapa de este sábado tiene categoría y dureza suficiente para poder quitarse esa espina que lleva clavada en el pecho.
Tratándose de un valiente como él, no es descartable que se la juegue a doble o nada en la subida al puerto de Navacerrada. Hay motivos para creer, y es que en la tercera semana de carrera, Joaquim ha demostrado estar un punto por encima del resto de rivales en los puertos con permiso quizás de Mosquera o Frank Schleck.

- Durante estos dos días, se han agotado los calificativos para definir la proeza de lo logrado en Peñafiel por un ciclista humilde, campechano, de ésos que difícilmente lleguen a acumular portadas de la prensa deportiva de este país. Hablamos del gallego Ezequiel Mosquera. Se encuentra a tan solo 38 segundos de “La Roja”. Querer es poder y, conociendo la valentía y la combatividad que caracteriza a los ciclistas del Xacobeo, no es de extrañar que hagan su particular apuesta hacia esa gloria a la que les catapultaría el hecho de vencer en la Vuelta a España.

- Mosquera, que goza de una posición privilegiada en la general, no acometerá riesgos innecesarios debido a que la avaricia podría romper el saco. Pino y sus secuaces habrían firmado con los ojos cerrados un segundo puesto en la ronda hispana antes de partir dirección Sevilla. Pero, llegados a este punto, sabe mal quedarse con la miel en los labios o con el regusto amargo de no haber intentado ni tan siquiera probar la resistencia y la entereza de un líder que se mostró frágil en Cotobello.
En principio, si Alvaro Pino no nos sorprende con alguna estrategia kamikaze perpetrada desde lejos, sería llegados a las primeras rampas de la Bola del Mundo cuando el equipo se agruparía en torno a su jefe de filas y echaría mano de los Rabuñal, Veloso, Serafín y David García para que realizasen un primer kilómetro infernal, terrorífico, de armas tomar. Desatar el fragor de la batalla en el pelotón, sacar de punto al líder CaNibali y dejar que sean las fuerzas y el esfuerzo del propio Mosquera quienes determinen su verdadero alcance y cometido en la prueba.

- Peter Velits, que se ha salido literalmente en esta Vuelta, y más concretamente, en la crono de ayer, basará la jornada del sábado en una táctica conservadora. Llegar al podio de Madrid es tanto un sueño como un hecho inesperado para un Columbia HTC que parecía venir a España con el único propósito de “entrenar” a Cavendish de cara a la cita de Melbourne.
- Tras la contrarreloj del miércoles, las diferencias han quedado más apretadas de lo esperado. Hay un abanico de ciclistas (Sastre, Tondo, Frank Schleck o Roche) situados a 3-4 minutos del liderato y a 1-2 minutos del tercer cajón del podio.
A Velits, ya se le vio desfallecer camino de Cotobello por lo que no sería nada descabellado pensar que otro pajarón o que la misma fatiga le eliminaran por completo del podio de Madrid si la etapa adquiere tintes de alto voltaje.
Como en el caso de Joaquim, para estos corredores ya da lo mismo hacer sexto que noveno en la general de la ronda española. Sería de agradecer para la carrera en sí y para el propio espectador que alguien intentara poner la cosa patas arriba desde el Alto del León o Navacerrada.

Sea como fuere, esperemos que tras la llegada a ese descubrimiento llamado Bola del Mundo, podamos decir que hemos vivido una jornada no apta para cardíacos, un día para valientes, una etapa de no separar ni un solo instante la mirada de la pantalla del televisor.
No me canso de repetir que la Vuelta no es el Tour ni tan siquiera el Giro d’Italia. Si no hay emoción, si no hay competitividad, si los corredores no dan el do de pecho para hacerla especial, el negocio se resiente y se convierte en una especie de acontecimiento desinteresado para el gran público y deficitario para las arcas de los organizadores.
Último esfuerzo.
Cualquier duda, cuestión, sugerencia… podéis poneros en contacto conmigo en andrew.dxt@gmail.com
Publicado por Andrew
martes, 14 de septiembre de 2010

PEPE; UN PURITO

El título del artículo hace mención a una de las cuñas más famosas del panorama radiofónico español. Pepe Domingo Castaño, sonido inconfundible del (verdadero y bueno) Carrusel Deportivo y ahora, de Tiempo de Juego.

La etapa de Cotobello deja tras de sí unos primeros kilómetros de infarto, instalando el caos y el pánico en el pelotón de los favoritos. Finalmente, se acabó formando una escapada consentida que no inquietaba en absoluto la cómoda posición de Vincenzo Nibali en la general.
Y allí, se acabó lo que se daba. Se estaba cocinando una etapa a la antigua usanza cargada de tensión, suspense y movimientos en forma de demarrajes hasta que el conformismo, repartido a dosis iguales de pánico y cansancio, hizo acto de presencia.
La emoción radicaba en esperar a que algún jefe de filas empezase a destapar la caja de los truenos y en el pundonor de los chicos de Euskaltel. Pero, la cuestión de los vascos la dejaré aparcada como colofón a este post.

CaNibali demostró durante toda la etapa, y especialmente en la primera incursión de la Vuelta por Cotobello, que está destinado a citas de gran envergadura y que se trata un veterano de 25 años.
Dicho queda ante el engaño al que ha sometido al resto de corredores en la subida al puerto final. Kreuziger ha liderado al grupo del líder con un ritmo no excesivamente duro, pero lo suficientemente constante y/o exigente para que más de uno se lo pensase dos veces antes de arrancar y correr el riesgo de desfallecer en el intento.

La temeridad se había apoderado de Mosquera y Purito que corrieron durante el 90% de la ascensión con el miedo postrado al cuerpo debido a las buenas prestaciones que el de Messina había hecho gala en los Lagos de Enol.
Únicamente destacables fueron los arreones de Frank “big brother” y Danielson que no asustaron en ningún momento al maillot rojo ante la prudente distancia a la que se encontraban en la general. Aunque el luxemburgués, que está yendo de menos a más en carrera, se ha situado cuarto en la clasificación general. A la fiesta, también se unía un Carlos Sastre que era el reflejo de sí mismo en este 2010 en el que ha percibido que ya no está para los trotes de antaño. Un lastimoso quiero y no puedo.

Volviendo a Cotobello, una agradable sorpresa en pleno Cordal de Murias que recordaba a los puertos del Pirineo francés, recordar que “Purito” se ha jugado el todo por el todo y vestir “la Roja” a falta de un kilómetro. El corredor de Kathusha no las tenía todas consigo por el desgaste acumulado de una temporada bastante larga y por ello, ha optado por conservar su segundo puesto y no entrar al trapo hasta el final.
El catalán demarró con todo lo que le quedaba dentro y dejó a descubierto las carencias y la flaqueza de un Nibali que se ha quedado clavado, sin capacidad de respuesta alguna. Mosquera, por su parte, entabló una lucha contra sí mismo para asegurar aún más ese ansiado podio que hará estallar de júbilo a la afición galega.

De cara la crono final de Peñafiel, la situación ha dado un pequeño e inesperado giro al colocarse Purito como líder de la Vuelta a España.
La carrera, sin lugar a dudas, se ha convertido en un duelo a tres bandas entre Joaquim, Nibali y Ezequiel Mosquera, separados por un estrecho margen de 53 segundos. A priori, Mosquera es el corredor que peor lo tiene para llevarse la Vuelta a causa que ni la crono ni la explosiva Bola del Mundo le son favorables. Eso sí, asegura ese podio por el que ha suspirado desde 2007 al tener alejados a más de 3 minutos a contrarrelojistas del nivel de Velits o Danielson. Al gallego, que le quiten lo bailao.

En el cara a cara Purito-Nibali, todo parece estar predestinado para que el italiano destroce, apabulle y se meriende al medallista de bronce en Mendrisio en la crono de 46 kms. Se trata de una CRI muy larga, totalmente llana y que viene como anillo al dedo para los especialistas. Como recordaba en anteriores posts, después de aprender la lección de Burdeos-Pauillac, prefiero ser cauto en la materia. Cuore Matto, Xiky y muchos otros lectores abogan con razón que en este tipo de cronos cuentan más las fuerzas que queden en el depósito del corredor en cuestión que el hecho de ser o no un especialista contra el reloj.
Joaquim Rodríguez llegará cargado de moral a la cita clave de la ronda española, con ese maillot de líder que da más alas que el eslogan de una bebida energética. Y visto lo visto, parece encontrarse más entero que el italiano.

Mientras tanto, Nibali ha salvado una jornada aciaga, su peor día en lo que llevamos de Vuelta. El resto de rivales, que no se ha percatado de la situación, han permitido que el Tiburón de Messina salga vivito y coleando del Tríptico norteño. Después de sufrir en sus carnes el rapapolvo de Monsieur Mazo, 33 segundos se antojan como una distancia salvable para el miércoles. Ahora bien, tras la excelente etapa completada en los Lagos, nada hacia presagiar la pérdida del liderato. Dejarse 37 segundos en apenas 1 kilómetro es un serio aviso ante la que se le puede venir encima. Aunque si se saca de las piernas una crono medianamente aceptable, tendrá media prueba en el bolsillo.
Cuestión de ver el vaso medio lleno o medio vacío.

Por último, quiero finalizar el post con un sentido homenaje a la estructura del Euskaltel Euskadi. Por ese carácter combativo y batallador, de no hincar nunca la rodilla ante las adversidades. La actuación de Juanjo Oroz, Amets Txurruka y Mikel Nieve es digna de alabanzas de este calibre. Desde la habitación del hospital, a Igor Antón se le deben haber caído los lagrimones al ver la etapa que estaban completando sus amigos y compañeros. Y para acabar con noticias positivas y cargadas de optimismo, resulta que la caída de Antón no reviste gravedad alguna. La fractura en el cúbito es fácil de soldar y estará curada en 2 o 3 semanas. (ver aquí)
Es decir, el dolor físico será menor de lo esperado en un principio. Una vez sanado el aspecto físico, será el momento de acudir al rescate en el plano psicológico.

Cualquier duda, cuestión, sugerencia… podéis poneros en contacto conmigo en andrew.dxt@gmail.com

Publicado por Andrew
sábado, 11 de septiembre de 2010

IGOR ANTÓN, UN K.O. DE DAÑO IRREPARABLE

Los últimos kilómetros de la etapa de Peña Cabarga no han dejado indiferentes a nadie. La emoción, la tensión y el desconcierto se han apoderado de la situación de carrera. En teoría, signo inequívoco de buen ciclismo, de aquel que engancha de verdad al espectador.
Por desgracia, todo se ha debido en su justa medida a la caída sufrida por el que a día de hoy era el corredor más fuerte de la Vuelta a España, Igor Antón.

El infortunio se volvió a apoderar e hizo acto de presencia en la vida de Antón cuando parecía destinado a grandes cotas en su máximo apogeo como corredor.
Una historia que no es nueva para el vizcaíno ya que en sus carnes padeció algo semejante hace cuestión de 2 años. En aquella Vuelta a España del año 2008, un jovencísimo Antón mostró un atrevimiento inusitado intentando plantar cara al mismísimo capo de las grandes vueltas, Alberto Contador.
En la etapa reina de esa edición, poco antes de llegar a la ascensión final al coloso Angliru, Igor tuvo una importante caída y con él, se desvanecieron las ilusiones de todo un equipo y de una marea naranja que percibía en el risueño corredor de Galdakao al sustituto natural de Iban Mayo.

Ahora, otra vez la mala suerte se vuelve a cebar con “Fuji”. En la primera ocasión, necesitó dos años para volver a recuperar la senda del triunfo y la confianza.
Esta vez el golpe es más duro que antaño porque la victoria en esta carrera se encontraba a su alcance. Además, Igor Antón ya no es un chaval por lo que su recuperación y rehabilitación no se puede volver a demorar por espacio de dos años.
En esta excepcional entrevista, Madariaga relataba el calvario y larga travesía que vivió Antón desde aquel fatídico accidente camino del Angliru. Al leerla, se le ponen a uno los pelos como escarpias.

Volviendo a la ruta, una vez Antón ha dicho adiós a la carrera tras impactar de lleno su fino cuerpo en el duro asfalto, la carrera se ha roto, se ha hecho trizas.
En Peña Cabarga, el ritmo natural del pelotón acompasado por la escuadra Liquigas (Nibali era líder virtual en esos instantes) ha ido dejando cadáveres por el camino.
El caníbal, no confundir con el gran Mercx, sino un CaNibali que irradia un verde esperanza como su vestimenta en toda Italia, ha demarrado al abordaje de un pack completo y de uno de sus mayores días de gloria como ciclista: etapa de montaña y maillot de líder en una ronda de 3 semanas.

Las decepciones y los errores, si se asimilan a través del sentido común, aportan un grado de experiencia a la persona a lo largo de su vida.
“Purito” acumuló grandes dosis de ella tras su rutilante arrancada en Pal buscando una exhibición que aumentase aún más la ya de por si admiración que sus amigos y paisanos sienten hacia él. En su caso, la ilusión le acabó jugando una mala pasada, se desfondó y recibió un plus en forma de pérdida de un minuto en la clasificación general.

Pero hoy, Joaquim Rodríguez resurgió de sus cenizas quizás en un día menos propicio para sus características que aquellos muros o cotas que presentaban la ardua primera semana de Vuelta.
La frialdad y la sabiduría adquirida tras el error de Pal le llevaron a arrancar en el momento exacto para dar caza a Vincenzo Nibali e ir directo hacia la búsqueda de esa etapa que le había sido tan esquiva en los primeros ocho días de competición.
Esta vez había sido Nibali quien pagaba con creces su ambición desmesurada y su gula por abarcar cuanto se pusiera por delante.
A pesar de ello, el aficionado a este deporte agradece en demasía este tipo de gestos. Y es que más vale pecar de un carácter ganador e inconformista que de conservador y amarrategui. Todo aquel corredor que arriesga y que se lanza a la aventura, independientemente del resultado obtenido, siempre merece un caluroso aplauso y afecto por parte del público. Por esta razón, el percance de un ciclista con la actitud combativa de Antón va a provocar un daño irreparable.

Mañana nos adentramos en territorio legendario para la ronda española, Lagos de Covadonga. Un puerto que ha sido símbolo de la Vuelta a España, pero muy venido a menos cuando apareció hace cosa de una década una ascensión dura y maravillosa como pocas, que ha cautivado a propios y extraños, el Angliru.
Ezequiel Mosquera se está defendiendo como gato panza arriba en terrenos explosivos que no le son nada favorables. A partir de la jornada dominical, llega su verdadero cometido en esta Vuelta. Alta montaña y puertos sólo aptos para fondistas.
Joaquim batallará contra CaNibali por esos cuatro segundos que le separan de vestir “la Roja” aunque los Lagos son una ascensión nada acorde para las condiciones de uno y otro corredor. Probablemente los Mosquera, Tondo, Frank “big brother” o Uran tengan algo más que decir a partir de ahora tanto en la victoria de etapa como en la general.

La estrategia del actual líder resulta más que evidente. Perder el mínimo tiempo posible en Lagos de Covadonga y Cotobello esperando la larguísima CRI de 46 kms. en Peñafiel. Y es que las prestaciones de Nibali en las contrarrelojes son inmensamente superiores a las de la mayoría de sus contrincantes. Pero, correr echando mano de la calculadora y con la vista puesta en una crono no es sinónimo de exactitud y éxito porque en el ciclismo, a diferencia de las matemáticas, dos y dos no siempre son cuatro. Que se lo pregunten a Alberto y a su vivencia particular en Burdeos-Pauillac.

Aprovechando que hablamos de Alberto, decir que Igor Antón padeció hoy una triste y desagradable caída. El pelotón siguió su curso natural y no hubo ningún parón en carrera. De hecho, los mismos ciclistas han declarado que se fueron enterando del trompazo y de la retirada de Antón por los comentarios de esa marea naranja que abarrotaba la subida final. Ningún reproche ni crítica por lo sucedido hacia Joaquim, Nibali, Tondo, Mosquera, Roche y compañía por parte de prensa, aficionados o los afectados del Euskaltel. Faltaría más.
Esperemos que entre las noticias positivas que arroje la Vuelta 2010 una de ellas sea la erradicación definitiva de la patraña de niñatos.

Cualquier duda, cuestión, sugerencia… podéis poneros en contacto conmigo en andrew.dxt@gmail.com

Publicado por Andrew
miércoles, 8 de septiembre de 2010

EL LADO OSCURO DE LOS TRÍPTICOS

Se aproximan los momentos de verdadera relevancia en esta Vuelta a España con la disputa durante esta tarde de la etapa con final en Pal (Andorra).
En principio, al tratarse del primer contacto serio con la alta montaña, todo parece indicar que los favoritos se lo tomarán con calma habida cuenta de la que les espera una vez viajen en dirección al norte de la Península. Solamente una especie de pájara de algún pez gordo o un incidente remarcable parecerían ser útiles para animar el cotarro.
El toque sutil y picante de la retransmisión lo dará la presencia de Alberto Contador en el plató de TVE. El triple ganador del Tour tendrá cosas interesantes para contarnos respecto a su cambio de equipo, la más que probable fuga de los mejores corredores de Saxo Bank al equipo de los hermanos Schleck (se repite el patrón de Astana y RadioShack?) o un cambio en su calendario para 2011 como aspectos más destacados.

Tras poner en práctica en 2009 el Tríptico sureño, la Vuelta vuelve a apostar por el mismo mecanismo de concentración de máxima exigencia y dureza, pero esta vez enfocando el objetivo hacia el norte del país. Peña Cabarga (sábado 11), Lagos de Covadonga (domingo 12) y Cotobello (lunes 13) darán buena fe de ello.
Y por si fuera poco, tras una peligrosa jornada de descanso el martes día 14, la ronda hispana enlazará una contrarreloj de 46 kms. que se avecina como decisiva para las aspiraciones de rodadores y escaladores.

En definitiva, echando un vistazo al recorrido montañoso que nos aguarda, uno podría frotarse las manos ante el espectáculo que nos pueden brindar en el asfalto los corredores. Pero, con los datos en la mano y si vamos desgranando el disco duro de nuestra memoria, observaremos que este tri-encadenado de etapas de montaña produce un efecto contrario al esperado. Es decir, causa una especie de pavor y de pánico en el si del pelotón por lo que la dosis de riesgo y de valentía por parte de los favoritos queda minimizada. Es tan fácil como echar un vistazo al Tríptico sureño (Velefique, Sierra Nevada y Pandera) de la pasada Vuelta cuyas tácticas se limitaron al ir a rueda con la consabida vigilancia extrema entre los capos.

Y en el último Tour de Francia, basta con recordar la decepción provocada tras el paso de la carrera por el Tríptico alpino Ax3 Domaines-Bagnères de Luchon-Pau.
Solamente la bendita (o maldita) salida de la cadena de la bici de Andy Schleck en el Port de Balès nos permitió gozar de una situación de carrera digna de la emoción y del prestigio de la Más Grande. Apenas 23 kilómetros de suspense y emociones fuertes en tres jornadas de montaña, tras 571 kilómetros recorridos y coronando 9 “cols” (4 de categoría especial, 3 de primera y 2 de segunda). Un legado pobre e insatisfactorio para el ciclismo y para aquellos seguidores y amantes del deporte de las dos ruedas que bien abarrotaban las cunetas o renunciaban a la siesta para vivir las tardes frente al televisor.

Por ello, es que la humilde opinión de un servidor va más enfocada hacia una mayor apuesta por etapas de media montaña que sean difíciles de controlar por una sola escuadra y que incentiven la formación de escapadas peligrosas.
A su vez, limitar también las etapas de alta montaña. Dos para la segunda semana y otras dos para la tercera, y a ser posible, que transcurran en jornadas no consecutivas.
Regreso a las dos CRI celebrándose la primera de ellas antes de que la carretera pique hacia arriba. De este modo, los “cronners” logran un tiempo precioso y una situación de privilegio en la general mientras que los escaladores se ven obligados a arriesgar y atacar cuando su terreno haga acto de presencia. De este modo, no hay margen a la tradicional especulación de dejar pasar los días y echar mano de la calculadora.

PD: Caso Discoteca Andy Schleck
En primer lugar, queda patente cuál era la intención del “Pezqueñín” con su participación en la Vuelta. Hacer turismo sobre la bici o gozar de ese sol que apenas luce en su Luxemburgo natal podrían situarse como hipótesis iniciales. Expectativas muy respetables, pero que desvirtúan y deslucen el prestigio del segundo mejor corredor del momento. Para venir a la Vuelta con semejante panorama, insisto en que lo mejor que podría hacer es renunciar a ella tal y como hace Alberto. Mejor quedarse en casa antes que arrastrarse de mala manera por las carreteras.
Lo menos importante es el hecho de salir por la noche a tomarse unas copas con un amigo ya que estaba haciendo algo normal en cualquier chaval de su edad. Lo realmente criticable es la desgana y la pasividad mostrada en carrera por un corredor que en julio desprendía puro talento encima de una bicicleta.

Ahora bien, habría que reflexionar acerca de por qué el sargento Rjiis seleccionó a Andy para la lista de la Vuelta a sabiendas de su bajo estado de forma y teniendo como referencia la experiencia de la edición anterior. ¿Habría tomado la misma decisión el danés de expulsar a Schleck si éste continuara bajo sus órdenes el próximo año? A buen seguro que no.
¿Puede dar lecciones de ética Mister 60% con el historial que le acompaña? Tampoco.
Publicado por Andrew
jueves, 2 de septiembre de 2010

UNA VUELTA INADVERTIDA

Desde la emoción en el recuerdo a Laurent Fignon, quisiera tener siempre presente a este bravo corredor durante el resto del post.

Sinceramente, apenas he visto algunos minutos de la Vuelta a España ya que realmente la ronda española cuasi-perdió a un espectador desde el momento en que decidió apartar de la competición al mejor equipo del pasado Tour.
Que Armstrong, Bruyneel y los componentes del RadioShack no sean santos de la devoción de los aficionados españoles es entendible y hasta cierto punto bastante razonable, pero de ahí a ningunearlos como si de un equipucho cualquiera se tratase, hay un trecho.
La Vuelta sigue cavando su propia fosa, la de pasar inadvertida e ignorada allá por donde se posa. Compararla con el Tour sería un craso error porque el Tour es incomparable respecto al resto de pruebas. Ahora bien, en una comparación con el Giro, saldría perdiendo por goleada y dejando tras de si una imagen por los suelos.
Y es que septiembre no es un mes que concuerde con la palabra Vuelta sino con otros acontecimientos de mayor prestigio, de mejor organización (cosa sencilla) e interés como el baloncesto por selecciones y el US Open. Y todo ello en un año en el que la primera semana está resultando más combativa y emocionante de lo que en teoría es habitual...

Vayamos al loro con las presentaciones.
Andy Schleck, el segundo corredor más votado en la encuesta-porra de este blog. Personalmente, ha estado a la altura que me esperaba. Todos eran conscientes en mayor o menor medida que el pico de forma que consiguió en el Tour era imposible de arrastrar hasta septiembre aunque, con su presumible talento y calidad, el papelón que lleva realizando en la Vuelta los dos últimos años es de traca. Para eso, mejor sería que hiciera como Alberto. Si no está preparado para ser lo suficientemente competitivo, mejor quedarse en casa o andar de paseo o de Critérium en Critérium que viene a resultar algo parecido. Así no, Pezqueñín.

Su hermano Frank Schleck, tras el incidente del pavés en la ronda francesa, llega con la responsabilidad de acometer el liderazgo de la escuadra Saxo Bank. Hasta el momento ha mantenido el tipo, pero una vez llegue la alta montaña y la acumulación de puertos, su corta preparación puede hacerle mella.

En los últimos años, Carlos Sastre ha destacado más por sus jugosas declaraciones para la prensa que por sus logros deportivos. En la general, lleva más de 2 minutos de diferencia respecto al líder cuando la carretera todavía no ha picado hacia arriba de manera considerable. El abulense se ha convertido en un quiero y no puedo, en un ciclista que busca recuperar las sensaciones de antaño, pero al que el tiempo se está encargando de señalarle la puerta de salida y de que es la ocasión de abrir paso a los jóvenes. Una lástima observar como se consume por dentro, poco a poco, un corredor ejemplar como pocos. Tenía un talento limitado, incluso inferior al de muchos otros corredores, pero su fortaleza mental y el hecho de conocerse a sí mismo como pocos, le llevaron a triunfar en las grandes rondas por etapas alcanzando el cenit en aquella majestuosa ascensión a Alpe d’Huez en 2008.

Igor Antón ha demostrado ser el jefe de filas más en forma aunque, en una carrera de tres semanas, las sensaciones de la primera semana cuentan poco. La carrera se tendrá que dilucidar a mediados de la segunda semana.
Antón, eterna promesa enrolada al conjunto Euskaltel, jamás ha hecho buenos los pronósticos que le auguraban un magnífico futuro en las grandes vueltas por etapas mientras que ya ha probado en sus carnes que el Tour es una carrera que se le atraganta en exceso. Es su momento para explotar, ahora o nunca.
Beñat Intxausti ha sido mi decepción personal de lo que llevamos de Vuelta. Tras su fenomenal actuación en País Vasco, esperaba verlo en posiciones de podio o cercanas a tal objetivo. El próximo año abandona una estructura de cantera como Euskaltel para fichar por visionario's Team. En fin, él sabrá.

El ruso Denis Menchov ya ha cumplido con creces este año tras el podio que alcanzó en el Tour de Francia. En principio, si nos dejáramos llevar por los principios de la lógica, debería ser el principal favorito a ganar el primer maillot rojo de la carrera. Pero, por suerte o por desgracia, el ciclismo no se rige por la mera lógica. Y es que Menchov nunca ha podido alardear de completar dos grandes vueltas con éxito.
Ezequiel Mosquera, fiel a su estilo tímido, sin hacer mucho ruido, ocupa una posición cómoda en el pelotón y en la general hasta que haga acto de presencia ese terreno en el que se mueve como pez en el agua. Alta montaña, encadenamiento de puertos y frío es la fórmula mágica para un ciclista que querrá resarcirse del infortunio sufrido en 2009 y alcanzar de una vez por todas el podio en la ronda hispana.

Joaquim “Purito” se encuentra en la carrera para la que realmente sí valía.
Una victoria en el Col de Mende delante del mismísimo Contador y quedar encuadrado dentro del Top Ten del Tour, son logros apenas resaltables. Pura ironía.
Será complicado que Joaquim pueda hacer algo de provecho en la general de esta Vuelta ya que llega con el motor bastante gastado. Su objetivo, en principio, se centrará en conseguir alguna victoria de etapa. Como aficionado, es una delicia observar que todavía quedan corredores como Purito que compiten al más alto nivel desde marzo (París Niza) hasta el mes de septiembre-octubre (Vuelta y Mundial)

Por último, el italiano Vincenzo Nibali que tras colarse en el podio del Giro, aterriza en tierras españolas con los deberes hechos.
Tras el escándalo de Pellizotti, tuvo que acudir deprisa y corriendo a la llamada de Liquigas para solventar la papeleta de escudero de Basso en el Giro d’Italia. Debido a esta decisión, perdimos la oportunidad de comprobar la existencia de una tercera vía al duelo Alberto vs Andy que hubiera dado muchísimo juego al Tour.
No sabemos a ciencia cierta cuál será la actitud y ambición de CaNibali, pero tras observarle en la Vuelta a Burgos y en la tercera etapa de esta Vuelta, todo indica que tiene entre ceja y ceja alcanzar un buen nivel en el transcurso de la Vuelta. Después, la carrera se encargará de dictar sentencia.

Posteriormente, aparece un ramillete de actores secundarios entre los cuales saldrá alguna/s sorpresa/s: Van Garderen tuvo una actuación meritoria en Dauphine, Xavier Tondo estuvo a un nivel más que notable en el Giro hasta que una enfermedad le carcomió las esperanzas depositadas en Italia, para “Rigo” Uran llega el momento de empezar a dejar destellos de su calidad, Arroyo deberá confirmar si su segundo puesto en el Giro fue flor de un día o un punto de inflexión en su carrera deportiva, etc.
Publicado por Andrew
sábado, 21 de agosto de 2010

Protagonistas… FERNANDO ESCARTÍN

Biografía y palmarés:
Fernando Escartín Coti nació el 24 de enero de 1968 en Biescas, Huesca.
Sus mejores años como ciclista los vivió en el Kelme (1996-2001)

Ganador de 1 etapa en el Tour de Francia (1999)
3r puesto en la general del Tour (1999).
Ocupó el 4º puesto en la general del Tour (1998) hasta que el Kelme en bloque abandonó en la última semana de carrera.
2º puesto en la Vuelta a España (1997 y 1998).

¿Por qué se le recuerda?:
Por ser uno de los mejores escaladores de finales de los 90.
Y por el enorme Tour que completó en el 99 donde consiguió quedar tercero en la general y ganar la etapa reina al mismísimo Lance Armstrong.
Sus ataques en la alta montaña eran muy característicos, con un zigzag muy particular y empujando la bicicleta a golpe de riñón.

Miscelánea:
- Se inició en el ciclismo cuando tenía entre 8 y 10 años pasando un verano en Francia en casa de un tío suyo que corría en bicicleta.
- En sus inicios, era uno de los gregarios de Tony Rominger.
- Es natural de Biescas. El día de la famosa riada que se llevó por delante el Camping Las Nieves, el bueno de Fernando participó en las tareas de ayuda y rescate.
- En Huesca, se disputa anualmente un trofeo de ciclismo que lleva su nombre.

- 1999 fue el año de su explosión y consagración.
Una magnífica actuación en el Tour, donde consiguió un tercer puesto -por detrás de Zülle y del maillot amarillo, Lance Armstrong-, le encumbró a su cima deportiva.
Pero, en la retina de todos los aficionados, permanece su victoria en la etapa con final en alto en la estación de esquí de Piau Engaly, la etapa reina de la ronda gala de esa edición.
- El oscense realizó una ascensión soberbia, proporcionando espectáculo a raudales en las duras rampas francesas e imponiéndose a Lance Armstrong que sufrió lo indecible en aquella etapa ante los demarrajes de Escartín, Zulle, Virenque y Dufaux. (leer crónica sobre la victoria de Escartín).

- Partía como favorito en la Vuelta de 1999, tras lograr dos segundos puestos en el 97 y el 98, pero una caída en el descenso al Puerto del Cordal bajo una intensa lluvia le obligó a abandonar en esa edición. Dicha Vuelta acabaría en manos del alemán Jan Ullrich.
- A pesar de no haber ganado ninguna ronda de 3 semanas, siempre ha sido uno de los ciclistas más queridos y admirados por la afición española por su aspecto sufridor y por la simpatía y alegría que desprendía hacia el aficionado cada vez que se bajaba de la bici.
- En una entrevista para el diario El Mundo, Escartín reflexionaba: "Subiendo un puerto del Tour, al ritmo de locos a que vamos, comprendes el significado de la palabra sufrimiento: vas al límite de tus fuerzas, en una agonía que, sin embargo, te permite la lucidez. Deseas que nadie ataque, que baje el ritmo, que no te fallen las fuerzas. Piensas: ¿qué cojones hago aquí si yo realmente lo tengo difícil para vestir el maillot amarillo? ¿A qué viene tanto sufrimiento? Pero luego te sobrepones, sigues adelante, y si te quedan fuerzas hasta piensas en atacar. Un contrasentido".

- Se retiró en 2002, cuando corría en las filas del Team Coast alemán.
- Considera el Aubisque como su puerto favorito y reconoce que la ascensión más dura y exigente del Tour es la Madeleine.
- Probó fortuna en la maratón, pero actualmente su pasión es el golf. También practica la caza y el esquí.
- Continúa pedaleando con su bici de mountain-bike y es asesor de Deportes de la Diputación General de Aragón.

- En 2006, emprendió una aventura basada en la subida al Aconcagua, patrocinada por el diario MARCA, junto a otros deportistas de élite como Teresa Zabell, Gervasio Deferí, Martín Fiz o Amavisca y con la presencia del redactor de MARCA, Roberto Palomar.
- Escartín ha servido como fuente de inspiración al periodista Miguel Gay-Pobes que ha escrito dos libros sobre el ciclista titulados Fernando Escartín. La vida cuesta arriba y Fernando Escartín. Pedaladas de altura.

PD: Para finalizar el post de Protagonistas, subo un vídeo sobre la histórica etapa de Piau Engaly en 1999 con victoria de Escartín y sufrimiento de Armstrong inclusive.

Publicado por Andrew
lunes, 16 de agosto de 2010

LA CRONO PERFECTA DEL EXTRATERRESTRE INDURAIN

El mundo vio cómo el mejor contrarrelojista de todos los tiempos elevó a una categoría superior este tipo de etapas. Miguel Indurain, además de ganar su segundo Tour consecutivo, humilló a todos sus rivales en la crono de Luxemburgo. Los franceses le bautizaron como "Miguel el extraterrestre".

Antes de narrar una nueva exhibición del navarro en su terreno favorito, hay que sentar varios antecedentes antes de lo que ocurrió el 14 de julio de 1992. Indurain venía de ganar el Giro de Italia dando un serio aviso en la crono final de Milán.
Voló en esta última etapa y rebasó sin piedad a Claudio Chiapucci, que partió tres minutos antes.

El genial escalador italiano iba a ser uno de sus máximos rivales en la Grande Boucle junto a los Gianni Bugno, Greg Lemond o Laurent Fignon. Precisamente, las primeras etapas, además de discurrir por diversos países de la Unión Europea, vio como los favoritos de Banesto perdían minutos e intensidad al no estar atentos en las fugas de las primeras jornadas.
“Miguelón” ganó el prólogo, disputado en San Sebastián, pero cedió rápidamente el amarillo y estaba a 5:33 minutos del líder Pascal Lino antes de la contrarreloj que pasó a la historia. En la víspera de los 65 kilómetros del recorrido luxemburgués, Chiapucci tenía una ligera ventaja en la general sobre el gigante de Villava, pero eso poco iba a importar.

Indurain bajó la rampa de salida once puestos antes que el líder. Su bicicleta de contrarreloj, todavía no era la mítica 'Espada', iba montada con un cuadro inclinado, manillar de triatlón, dos ruedas de aspas, platos de 44 y 54 y coronas del 12 al 18.
Sus piernas empezaron a mover estos desarrollos y en los primeros parciales ya se podía hacer una idea de la escabechina que iba a provocar.

En el kilómetro 22, ya alejó a Bugno a más de un minuto, mientras que Lemond o Chiapucchi ya estaban en cuarenta segundos. Miguelón siguió en su pose, dibujando esa media sonrisa en su esfuerzo máximo y siguió apabullando y desafiando a un viento cambiante. Alcanzó una velocidad máxima de casi sesenta kilómetros por hora y finalizó con una marca histórica: 49 kilómetros por hora.
La anécdota final y la prueba de su poderío fue cuando sobrepasó a un decadente Laurent Fignon. El campeón francés había salido seis minutos antes y fue doblado varios kilómetros antes de la línea de meta.

Indurain fue bautizado en las crónicas como "El Extraterrestre" y subió muchos puestos en la general antes de asestar los golpes definitivos en la montaña. Tras la que muchos señalan como la mejor contrarreloj de todos los tiempos, el mejor ciclista español se puso segundo en la general dejando a Lemond a 4:27, a Bugno a 4:39 y a Chiapucci a 4:54. De otro planeta.

Quizás por ello Claudio Chiapucci llegaría a afirmar “cuando llegué al Tour de 1992 llevaba tres años pensando cómo ganar la ronda francesa. Estando Indurain me di cuenta que podía pasarme tres años pensando lo mismo”.

Cualquier duda, cuestión, sugerencia… podéis poneros en contacto conmigo en andrew.dxt@gmail.com


Publicado por Andrew
jueves, 5 de agosto de 2010

HASTA LA VISTA

Para la semana pasada, tenía preparado un post personal como éste aunque finalmente lo he tenido que editar alterando parte de su contenido.
Tenía pensado finiquitar y cerrar el blog una vez acabase el Tour de Francia. Estaba cansado, agotado, percibía cierto estancamiento y creía que el ciclo blogger llegaba a su fin. Finalmente, he reflexionado acerca de esta idea gracias a muchos de vuestros correos y comentarios.

El Blog del DxT seguirá activo al menos hasta el final de la temporada ciclista. También es de recibo reconocer que la Vuelta a España no me apasiona en absoluto.

En primer lugar, es una carrera que se encuentra en la UVI, esperando su hora. La Vuelta se ha convertido en una carrera sin sentido, muchas veces disputada por corredores de segunda fila y que está al borde de la desaparición ya que no interesa ni a ciclistas, ni a aficionados ni mucho menos a prensa escrita y televisión.
Unipublic tiene buena parte de culpa en ello. Este 2010 para más inri la organización se ha cubierto de gloria al no conceder una invitación al mejor equipo del Tour de Francia. Esta actuación no merece otros calificativos para la Vuelta que los de mediocre y perdedor. Duele a la vista ver entre los invitados a la Vuelta a España, por ejemplo, a Andalucía Cajasur y ver fuera de carrera a RadioShack. Además, con el Tour tan decepcionante que han completado a nivel personal, los americanos habrían acudido a España con ganas de revancha, de dar batalla y justificar el multimillonario patrocinio con el que cuentan. Otro gol más por la escuadra que recibe la Vuelta y ya van unos cuantos…

El Tour de Francia se vanagloria de ser la mejor carrera ciclista del mundo. Y no lo es por mera casualidad. Este mismo año la organización francesa tuvo que declinar invitaciones a conjuntos franceses para apostar por la presencia de equipos como Kathusha o Cervélo en su ronda. Ahí radica la diferencia entre una carrera y otra, entre el señorío y la pandereta, entre el mérito y el clientelismo.

Entre los problemas que siempre persiguen a la ronda española y con esa decisión propia de vuelta mediocre, a mí se me quitan las ganas de ver y seguir la Vuelta este año. En definitiva, en la columna lateral derecha, hay una encuesta colgada sobre este tema. Vosotros decidiréis si queréis que el blog abra sus puertas con vistas al Mundial de Melbourne o que lo haga a finales de agosto con motivo de la ronda española.
Durante este tiempo, habrá un cierto relax y parón en el blog aunque iré publicando un post semanal. Puedo anunciar que hay preparada una historia sobre Miguel Indurain y un ”Protagonistas” español muy querido por la mayoría de seguidores de este deporte.

Bueno chicos, me largo a seguir disfrutando de unas merecidas vacaciones. Espero que aprovechéis la época veraniega para relajaros y disfrutar. Hasta la vista.
Publicado por Andrew
sábado, 31 de julio de 2010

PAÍS VASCO ES CICLISMO

Sastre, Vinokourov, Luis León, Gesink, Samuel, Purito, Gárate, Iván Gtez, Hesjedal, Roche…
Todos tienen en común haber completado una participación más o menos notable en el Tour de Francia. La Clásica de San Sebastián, con el acierto del cambio de trazado con doble subida al Jaizkibel, se ha endurecido todavía más y seguirá guiándose por esa regla de tres en los próximos años. Solamente Richie Porte, que se destapó con un gran Giro d’Italia en mayo, y un regreso convincente de Haimar Zubeldia han sido de lo poco que se ha salido del guión de la presumible batalla entre los corredores del Tour.

Se destaparon las hostilidades en la segunda ascensión al Jaizkibel en la cual Luisle dejó atónito al pequeño grupo que se había formado con una arrancada repleta de fuerza bruta a un kilómetro de coronar.
Solamente Carlos Sastre y el kazajo Vino pudieron tener la sangre fría de imponer un ritmo duro y constante para poder llegar a su estela. Coronaron a 3 segundos del murciano y acabaron enlazando en la bajada a pesar que Luis León emprendió un descenso a tumba abierta.

Posteriormente, la carrera se convirtió en un mano a mano entre dos grupetos. Los 3 de cabeza contra un grupo perseguidor formado por gente del nivel de Samu, Joaquim, Hesjedal, Gesink, Roche o Zubeldia, entre otros.
Pero, la empresa de dar caza, a pesar del buen entendimiento entre los de detrás, fue imposible. Los 3 de cabeza cabalgaban con paso firme hacia la victoria final.

A 4 kilómetros para meta, el kazajo apostaba por un valiente ataque que dejó escocido a Sastre mientras que Luisle sufría como un condenado para poder atrapar su rueda. Finalmente, el futuro corredor de Rabobank y el ciclista de Astana llevaban a cabo una vigilancia como si de dos “pistard” se tratase y a menos de un kilómetro, el abulense volvía a entrar en la disputa de la etapa aunque con unas fuerzas muy limitadas a causa del desgaste de toda la jornada y de haberse dejado la piel en dar alcance a ambos.

Vino lanzaba el sprint con su particular estilo kamikaze, con la meta situada bastante lejos. Luisle aguantó la embestida de su rueda y tuvo las piernas necesarias para poder sobrepasarlo en la misma línea de llegada.
Luisle daba muestras de su calidad ciclista confirmando que el equipo de Breukink realiza una muy buena operación con el fichaje del español. Al lado de un buen director como el holandés, Luisle se encontrará ante la última oportunidad de su vida de poder confirmar las esperanzas que hay puestas en él como corredor fiable para grandes vueltas. Ya no podrán haber más excusas. Será el año que viene o nunca.

De este modo, se ponía el punto y final a una Clásica de San Sebastián cuyo éxito está garantizado tanto por el fervor del aficionado vasco como por el interesante y acertado cambio de recorrido.
La doble ascensión al coloso de primera, el Jaizkibel, implica una mayor si cabe selección de la propia prueba lo que provocará que casi con toda seguridad sean los jefes de filas, que hayan acabado muy fuertes el Tour una semana antes, los que luchen por el triunfo final.

Aunque dicha Clásica no sea considerada uno de los 5 Monumentos ciclistas, su atractivo e interés está fuera de toda duda. Es sinónimo del trabajo bien hecho, de contar año tras año con los nombres más mediáticos del pelotón, de la elaboración de un recorrido que mantiene al espectador expectante en cada momento y del sentimiento ciclista que se respira por los 4 costados en el territorio.
Y es que poco más se puede añadir de una prueba que reúne en su palmarés a corredores del nivel y de la talla de Indurain, Chiapucci, Bugno, Bettini, Theunisse o Jalabert.

En el último año, ha surgido un debate sobre el paso de la Vuelta España por territorio vasco. Un debate, que en opinión de un servidor, es estéril y mal enfocado.
Se ha convertido en un debate y una cuestión política lo que en realidad debería traducirse como un tema únicamente deportivo.
Por la pasión que congrega este deporte entre sus aficionados, por la magnífica cantera ciclista que sale de Euskadi y por su orografía particular, es de lo más normal que Unipublic quiera contar con el paso por el País Vasco para reactivar una carrera que se encuentra a punto de fallecer en la UVI como es la Vuelta Ciclista a España.
Aunque primeramente, la organización de la Vuelta debería tomar buena nota y aprender la lección de cómo se hacen las cosas en pruebas como la Vuelta a País Vasco o la Clásica de San Sebastián.
País Vasco es el mejor espejo y escaparate posible en el cual fijarse. País Vasco es ciclismo en mayúsculas, es ciclismo con todas las de la ley.

Cualquier duda, cuestión, sugerencia… podéis poneros en contacto conmigo en andrew.dxt@gmail.com

Publicado por Andrew
miércoles, 28 de julio de 2010

DEBATE 26: CONTADOR y RJIIS

Alberto Contador no ha renovado finalmente por el conjunto Astana. Todo parecía estar a punto de caramelo días antes del Tour, pero los planes se han ido al traste en las últimas horas.
Las desavenencias giran alrededor de una doble dirección. Económicas ya que Contador y su hermano exigían un aumento de sueldo cifrado en 1,2 millones de euros mientras los kazajos sólo ofrecían 800.000 euros de aumento.
Deportivas debido a que el entorno del pinteño se muestra preocupado por las carencias del proyecto del conjunto kazajo, una escuadra donde no queda bien definida la atribución de competencias de cada responsable del staff técnico.

Otra vez, y ya van unas cuantas, Alberto volverá a tener un verano movidito. Conversaciones, negociaciones a varias bandas, el móvil sonando cada dos por tres, equipo nuevo, compañeros desconocidos, formación de un bloque, etc.
El pan de cada año para Contador cuando llegan estas fechas. Y es que la estabilidad entorno a un proyecto queda patente que no es el punto fuerte del pinteño.

Se habla de Quick Step, de Garmin, del visionario de Unzué o de rara avis Rjiis.
A día de hoy, todo parece indicar que el madrileño está cerca de rubricar un acuerdo con el director danés. Bjarne Rjiis, tras la retirada del patrocinador Saxo Bank, emprenderá una nueva aventura con el que es el segundo patrocinador del equipo (Sungard) e incorporará un primer sponsor que promete ser una empresa de telecomunicaciones mundialmente conocida (¿Siemens quizás?).
Los hermanos Schleck decidieron abandonar la férrea disciplina rjiisiana y formarán un nuevo equipo con sede en Luxemburgo bajo la batuta de Kim Andersen. Hasta la fecha, sólo hay confirmada la adquisición del alemán Linnus Gerdemann como primera piedra de toque del proyecto.

De anunciar el fichaje del triple campeón del Tour, Rjiis se asegura un sustituto de lujo, un fichaje galáctico, el mejor ciclista del mundo, como jefe de filas de una escuadra con elevadísimas aspiraciones. “Queremos hacer el mejor equipo del mundo” afirmaba el danés hace dos semanas camino de Morzine.
De la mano de Alberto, llegarían corredores de su máxima confianza como su inseparable amigo Benjamín Noval, Dani Navarro, Jesús Hernández o Paolo Tiralongo.
Estos 4 corredores, unidos a ciclistas de la talla de Fabian Cancellara, Chris Anker Sorensen, Niki Sorensen, Matti Breschel, Richie Porte o Jakob Fugslang, completarían un nueve de enormes garantías para disputar el Tour de Francia. Aunque primeramente, habrá que estar atentos a qué corredores se quedarían al lado de Bjarne Rjiis y cuáles optarían por poner rumbo a Luxemburgo u otros destinos.
Aun así, el panorama es más alentador que el pasado verano cuando las dudas acerca del nivel de un Astana hecho trizas eran la comidilla diaria de prensa deportiva, aficionados y medio pelotón.

Tras estos puntos tan favorables, hay que intentar observar la otra cara de la moneda.
Tanto Rjiis como Alberto son muy particulares y metódicos. Rjiis es un director al que le gusta tener todo bajo su control y no deja resquicio alguno a la escapatoria de ninguna variable. Por el contrario, Contador es un corredor al que le encanta “ir a su bola”. A juzgar por los resultados, no le ha ido nada mal en este tiempo al adoptar semejante estrategia.
Aunque para empezar, se vislumbra en el horizonte una diferencia de caracteres a considerar y que pueden jugar en contra del entendimiento y la estabilidad de la unión entre español y danés.

Tampoco hay que olvidar el hecho que Rjiis se trata de una persona a la que muy frecuentemente le suelen entrar “ataques de director”. Ahí quedan las hemerotecas de Morzine 2006 o Ax-3 Domaines 2010.
Además, Contador pasaría en un santiamén de 3 años por las manos de Bruyneel (Armstrong, Landis, Hamilton, Heras…), Astana(Vinokourov y Kashechkin) y un Rjiis cuyo pasado como corredor no es precisamente nada halagüeño e impoluto. De oca en oca y tiro porque me toca.

En conclusión, el futuro de Alberto servirá como foco de atracción y atención para estas semanas de transición entre Tour y Vuelta.
Al tratarse Conta-Tres de un agente libre, usando el lenguaje NBA, la resolución del asunto requerirá de mayor brevedad, a diferencia de lo que sucedió en 2009.

Y vosotros, ¿qué opináis ante la elevada posibilidad de que se produzca esta unión deportiva entre Bjarne Rjiis y Alberto Contador?

Cualquier duda, cuestión, sugerencia… podéis poneros en contacto conmigo en andrew.dxt@gmail.com

Publicado por Andrew
lunes, 26 de julio de 2010

VALORACIÓN FINAL TOUR DE FRANCIA 2010

El Tour de Francia llegó a su fin con la alegría que produce el hecho que Alberto Contador haya redondeado unos meses de junio/julio de ensueño para el deporte español. El Roland Garros y Wimbledon de Rafa Nadal, el segundo anillo de Gasol en un séptimo partido mítico, el ansiado Mundial de fútbol, el ya mencionado tercer Tour de Alberto y el dominio aplastante de Màrquez y Lorenzo en 125cc y Moto Gp, respectivamente. Seamos conscientes de que estamos siendo partícipes de algo irrepetible. Carpe diem.

Para finalizar mis aportaciones sobre lo acontecido en el Tour de France 2010, quisiera acabar con una tabla personal de puntuaciones. Os propongo a los que queráis que participéis en la realización de vuestra tabla individual.
Mi tabla de puntuación es la siguiente:

0- El ciclismo de la “patraña de niñatos”
Suspenso sin paliativos a un mal entendido fair play que, de seguir por estos cauces tan irracionales e irascibles, podría propiciar la desaparición de lo poco que todavía resiste del legendario ciclismo de antaño.
¿Dónde se sitúa el límite a los parones tras una caída o una avería? ¿No es contraproducente al mismo concepto de fair play que exista una doble vara de medir basada en corredores de primera y de segunda?
El bochornoso día de Spa y la jornada posterior a la cadena de Bagnères-de-Luchon puede haber marcado un punto de inflexión muy peligroso.

Como todo deporte en el que se tercie la presencia de un vehículo, los accidentes y las averías son puros gajes del oficio que están a la orden del día. El Tour de Francia es la máxima expresión del ciclismo de alta competición. Que sea, por favor, la última vez que insulten a esta carrera intentándola convertir en una prueba de costillada.

1- Lance Armstrong
El texano anunció durante todo el año que RadioShack acudiría al Tour dispuesto a plantar una ardua batalla colocando toda la carne en el asador con el fin de derrotar a Alberto Contador. A la hora de la verdad, se les fue por la boca una serie de fuerzas que pudieron resultar como agua de mayo para sus piernas. No se hunde solo, ya que con él, naufragan toda una serie de acompañantes de alto voltaje como Johan Bruyneel y unos corredores que hicieron una apuesta a caballo perdedor.

Lance se va del ciclismo por la puerta de atrás, como vil perdedor ahogado por su egolatría y su desmesurado egoísmo. Como la canción del pianista de Billy Joel, Lance se marcha sabiendo a derrota y a miel.
En versos de Antonio Machado… “como perro olvidado que no tiene huella ni olfato y yerra por los caminos, sin camino, como el niño que en la noche de una fiesta se pierde entre el gentío”.

2- Bradley Wiggins
El británico, tras fichar por Sky, enfocó toda su preparación a la búsqueda del primer puesto en el Tour de Francia.
Su Tour de 2009 fue un espejismo, flor de un día. En esta edición, con el interés de Astana y Saxo Bank en llevar la carrera rápida, Wiggins se hundió en los Alpes y no pudo levantar cabeza en Pirineos. El encadenamiento de puertos se le atraganta.
En el caso del líder del Sky, queda patente que es mejor centrarse en el día a día y olvidarse de pensar en el largo plazo.

3- Liquigas
Una escuadra llamada a grandes retos en este Tour de Francia que clamaba al establecimiento de interesantes estrategias de equipo en Macizo Central y Pirineos.
Ivan Basso, bien sea porque ya no está para empresas del calibre del Tour, por fatiga o por enfermedad, no fue ni de lejos aquel ciclista que asombraba con paso firme en el Giro en el Monte Zoncolan y en el Mortirolo. Aunque su logro de la maglia rosa, ya justifica una gran temporada en la que volvió a renacer de sus cenizas como fiel Ave Fénix a merced de la ronda italiana.
Cuando Roman Kreuziger cumpla 30 años, se seguirá hablando de sus buenas maneras y de su condición de eterna promesa. Uno de tantos “Gutis” y “Anelkas” que pululan por el ciclismo.

El polaco Szmyd se diluyó en el Tour como un azucarillo en una taza de café hirviendo. Ni rastro de sus escabechinas en Vuelta y Giro. En su defensa, juega el hecho que ni Basso ni Kreuziger estaban para muchos trotes. La única nota positiva de los “verdes”, la proporcionó el joven Daniel Oss. Se echó en falta la presencia de Vincenzo Nibali, un ciclista que podría estar llamado a colarse en futuros Tours en el duelo Andy-Alberto.

4- Cadel Evans
Su futuro está más ligado a Clásicas como Flecha Valona y a carreras de una semana (Dauphine, París Niza o Tirreno) que a las grandes rondas por etapas.
Su tren hacia la gloria pasó de largo en los Tours de 2007 y 2008. El “aussie”, campeón del mundo en Mendrisio, disponía de una situación de carrera inmejorable en los Alpes.
Pero, una pequeña fisura unida a una estrategia de BMC apenas entendible, propició la visita del hombre del mazo que le asestó un golpe demoledor del que no pudo recuperarse en el resto de la ronda gala.

5- Sylvain Chavanel (Ciclismo francés)
Chavanel es la cara visible de la gran actuación del ciclismo francés que ha acumulado la destacable cifra de 6 triunfos parciales en esta edición.
Mientras toda Francia continúa suspirando por la ansiada llegada de su Mesías, y hasta que Romain Sicard y Johan Le Bon no asomen con ciertas garantías en el panorama mundial, sus corredores echaron mano de la casta, la combatividad y ese plus extra de correr en casa para completar un dignísimo papel en este Tour. Allá donde no llega el talento innato, se llega con esfuerzo individual y con un espíritu ganador.
“Chapeau” para Chavanel, Riblon, Voeckler, Pineau, Rolland, Fedrigo, Gadret, Casar, Moreau, Pauriol, Moinard, Monier y compañia.

6- Mark Cavendish
En esta edición, ha zanjado las dudas de sus detractores que ponían en tela de juicio sus victorias a causa del tren de mercancías que organizaba el Columbia en los últimos kilómetros de cada etapa llana. Ahora, con un plantel escueto y sin la presencia del escudero de lujo Renshaw, Cavendish no sólo sigue ganando sino que sus triunfos adquieren un tinte de autoridad incontestable.
Por juventud, por clase y por su sed insaciable de triunfos, el reto es el umbral de las 34 victorias parciales de Eddy Merckx en el Tour. Con 25 años, y con ya 15 victorias a sus espaldas, la hazaña puede estar a su alcance.

7- Fabian Cancellara
El suizo es un habitual de esta sección cuando se aproxima el final de cada gran vuelta.
Venció en la primera y en la última crono de este Tour algo que no se veía desde el 4º Tour de Lance Armstrong en el verano de 2002.
2010 será un año inolvidable para Spartacus no sólo por las espléndidas cronos ganadas en el Tour sino también por deleitar a la parroquia ciclista con sus impagables exhibiciones en el Tour de Flandes y la París Roubaix.
A todo ello, cabe recordar que se trata del triple campeón del mundo en contrarreloj, campeón olímpico de CRI, plata olímpica en ruta, 7 etapas del Tour, 2 en la Vuelta, etc. De Suiza al Olimpo.

8- Samuel Sánchez
El campeón olímpico en Pekín completó la mejor carrera de su vida. Resulta encomiable su entrega y su excelente ascensión al Tourmalet tras padecer horas antes un trompazo en el tórax que le ocasionó dificultades a la hora de respirar.
Se lleva la peor parte, la medalla de chocolate, pero ha ganado enteros y motivación suficiente para aspirar a cotas mayores en las grandes vueltas.

En la crono, sucedió lo inevitable ante un gran especialista como Menchov aunque del asturiano calía esperar un rendimiento superior al mostrado en Pauillac. Se marcha con la espina clavada del día de Morzine, en el que la ilusión por vencer le jugó una mala pasada, aniquilando una más que probable victoria de etapa que fue a parar en pro del luxemburgués Andy Schleck. Acaba contrato en Euskaltel y parece poco probable que continúe enrolado en las filas del conjunto naranja. Seguro que ofertas no le van a faltar.

9- Denis Menchov
El ruso de Rabobank, tras una temporada frustrante, sacó a relucir un estado de forma tan increíble como inesperado para adjudicarse un merecido podio.
A diferencia de años anteriores, demostró una regularidad inusitada en la alta montaña del Tour de Francia a sus 32 años.
Al medio-navarro parece quedarle cuerda para rato. Un ciclista que apuntaba en buena lid en sus inicios, que sufrió un estancamiento al perder unos años preciosos en Banesto, pero que recuperó sus prestaciones en Rabobank al lado de Erik Breukink con 2 Vueltas a España, 1 Giro y dos podios en el Tour de Francia.

10- ALBERTO CONTADOR & ANDY SCHLECK
El Pistolero y el Pezqueñín protagonizaron su primer duelo en la Grande Boucle. La extrema vigilancia entre ambos y la distancia abismal respecto al resto de ciclistas provocó que el espectáculo fuese mucho menor de lo que cabe esperar de este par de fenómenos.

Andy nos mostró su mejor versión y la lógica inclina a pensar en que llegará más hecho como corredor a 2011. Por su parte, el madrileño estuvo a años de luz del nivel de 2009 y ganó el Tour por los pelos con sufrimiento innecesario incluido en la CRI final.
Alberto le ha visto las orejas al lobo y es consciente que, para vencer en su cuarto Tour, será necesario poner encima de la mesa algo más de lo mostrado este año.
Aunque también hay que tener en cuenta que el “mejor” Andy no ha sido capaz de doblegar al “peor” Contador. Probablemente, ambos monopolizarán los sucesivos Tours. Sólo hace falta exigirles que no intenten extrapolar esa amistad que les une a ciertas circunstancias de carrera.
Español y luxemburgués reúnen todas las condiciones habidas y por haber para marcar una época de ensueño con sus duelos en el Tour. En sus manos, está el aprovechar dicha oportunidad para dotar de mayor atractivo y tirón mediático a este deporte.

Miro hacia atrás al pasado, concretamente a 2007, año en que echó andar este blog. Quien nos iba a decir en aquel mes de julio de 2007 que un chico de Pinto de 25 años vencería en el Tour. Tres años después, aquel joven pinteño continúa emocionándonos con sus triunfos, privándonos de la apacible siesta. Y además, se mantiene imbatible en las 5 últimas grandes vueltas por etapas en las que ha participado.

Para desgracia de algunos, que deben dormir con la soga al cuello, Don Desmayos sigue demostrando sus dotes de gran campeón y batiendo récords a mansalva. A su edad, el gran Miguel conquistó su primer Tour mientras que Alberto tiene en su bolsillo 3 Tours, 1 Giro y 1 Vuelta. Sólo puedo decir que soy un privilegiado al poder gozar de las hazañas conseguidas por este ciclista. Gracias por tu esfuerzo, por tus genes de campeón y por tu forma de ser, Alberto.

PD: No había lugar en el pelotón de los aprobados para dos corredores que han rendido a un nivel excepcional como Jurgen Van den Broeck y “Purito” Rodríguez.
Desde aquí, un reconocimiento a la consagración definitiva del belga y a la actuación de un Joaquim, que a pesar de birlarle una etapa a un triple campeón del Tour y quedar octavo de la general, todavía no vale para correr el Tour.

Cualquier duda, cuestión, sugerencia… podéis poneros en contacto conmigo en andrew.dxt@gmail.com

Publicado por Andrew
domingo, 25 de julio de 2010

CAJÓN DE SASTRE (VII)

Le Tour c’est fini!
Finalizó el Tour de Francia con su habitual engalanado de glamour y belleza por los Campos Elíseos. La etapa, como toda aquella que se tercie al sprint, volvió a ser un monólogo con un guión escrito de puño y letra por Mark Cavendish.

Campos Elíseos es sinónimo de llegada masiva al sprint, pero ¿ha habido alguna vez que algún corredor pudiese plantar con éxito un pulso al pelotón?
Pocas veces, pero sí. La última ocasión todavía quedará en las retinas de muchos aficionados ya que data del año 2005 cuando el kazajo Alexandre Vinokourov dio una exhibición de raza, coraje y ambición al vencer de manera colosal en la capital francesa. En un asfalto mojado, que convirtió la última jornada en una pista de patinaje con caída incluida de 3 Discovery y salvando Armstrong de milagro dicho percance, Vino atacó a falta de dos kms. en una arrancada a la que el pelotón no pudo dar alcance.
Con ello, el kazajo entraba por la puerta grande en los anales de la ronda francesa y lograba reducir la distancia necesaria para asaltar la quinta plaza de la general que hasta ese día ocupaba Levy Leipheimer.


Cavendish y el maillot arcoiris
Durante el mes de octubre, se celebrará el Mundial de Ciclismo en la ciudad de Melbourne (Australia).
El circuito no es muy exigente y se prevé una llegada de un grupo al sprint para dilucidar la pelea por las medallas.
El corredor de la Isla de Man podría encontrarse ante una buena oportunidad de conquistar el arcoiris aunque existen algunos tramos donde se podría endurecer y seleccionar la carrera evitando que corredores como el británico pudiesen disputar el triunfo final. A priori, el recorrido australiano es más proclive para sprinters con las características de Bennatti, Freire o Hushvod.

La gran oportunidad de Cavendish vendrá en 2011 en un Mundial de Copenhague que se vislumbra como un circuito completamente llano al estilo de Zolder 2002, es decir, como si de una etapa llanísima de primera semana del Tour se tratara. Clara apuesta por el ciclismo rancio y del bostezo por parte de la organización danesa.

El calendario de Contador
En una entrevista realizada en el set de TVE durante la Vuelta España de 2009, Contador reconocía que había muchas posibilidades que en este 2010 participase tanto en el Tour como en la Vuelta. Incluso mostró su encanto por el recorrido tras la presentación de la carrera allá por el mes de diciembre. También se le pudo ver meses después inspeccionando la subida a la Bola del Mundo.

A día de hoy, la realidad es que existe un porcentaje ínfimo de opciones de que el madrileño acuda a la ronda española. Óscar Pereiro afirmó hace unos días que el objetivo de Astana para la Vuelta sería el de cazar etapas. De sus palabras sobre los planes del equipo, se desprende la idea que el pinteño se tomará unas vacaciones durante el mes de septiembre.

De cara al próximo año, Angelo Zomegnan, director del Giro de Italia, anunció que Alberto Contador sería de la partida en la ronda italiana en 2011. Aunque este anuncio puede quedar en nada, habida cuenta que Alberto preparará con mayor esmero y obsesión si cabe el siguiente Tour tras percatarse de la peligrosidad que representa el luxemburgués Andy Schleck.
En todo caso, el corredor de Astana optará en su elección por disputar la Vuelta’10 o el Giro’11, pero muy difícilmente tomará la salida en las dos pruebas ya que eso implicaría dar al traste con su planificación. Aunque otra opción bastante más probable es que no participe ni en Italia ni en España y que se vuelva a centrar única y exclusivamente en el Tour de Francia.

Las estadísticas de Mr. Chip
El miembro de la sección deportiva de Ondacero, el obsesionado por la estadística Mr. Chip, dejaba ayer en su twitter algunos datos interesantes sobre el Tour de Francia:

- Contador es el primer ciclista de la historia que gana 2 veces el Tour por menos de 1 minuto (23 segundos en 2007 y 39 segundos en 2010).
- El Tour de Francia 2010 se va a resolver por 39 segundos, la quinta diferencia más corta de toda la historia.
- Andy Schleck iguala el registro histórico de Jan Ullrich, ganando 3 años seguidos el maillot blanco

- Lance Armstrong finalizó la crono de ayer en el puesto 67. Es la peor CRI de toda su carrera en el Tour de Francia (fue 45º en el prólogo del 95).
- España es el 2º país en la historia que gana 5 veces seguidas el TdF en 2 ocasiones (91-95 y 06-10). Sólo lo había logrado Francia.
- Alberto es el 2º ciclista de la historia que gana Giro (2008) y Tour (2010) sin victorias de etapa. Iguala el registro de Gastone Nencini

- En 3 de los 5 finales más ajustados en la historia del TdF, hubo un ciclista español involucrado en el triunfo final (1987, 2006 y 2007)
- España será el 2º país de la historia que logre el doblete Tour-Mundial en el mismo año. Hasta ahora, sólo lo había logrado Italia (Bartali, 1938).
- España ha ganado 10 de los últimos 18 Roland Garros y 10 de los últimos 20 Tours. Francia no gana alguno de estos eventos desde 1985 (Hinault).

Para mañana, el que probablemente sea el último post del blog. La valoración final del Tour de Francia 2010. De finales, puntos apartes u otras cosas, hablamos el martes. Saludos y Viva el Ciclismo.

Cualquier duda, cuestión, sugerencia… podéis poneros en contacto conmigo en andrew.dxt@gmail.com

Publicado por Andrew
sábado, 24 de julio de 2010

ALBERTO, TENEMOS UN PROBLEMA

Llegó la que presumía ser una contrarreloj plácida para un Contador muy superior a Andy Schleck en esta disciplina. El luxemburgués, sin nada que perder, adoptó una estrategia de “perdidos al río”, de morir matando, y se los puso de corbata al madrileño y a todo su entorno. En una imagen que las cámaras de la TV francesa nos han ofrecido, se ha podido apreciar el nerviosismo y la tensión que se estaba respirando en el seno del coche del equipo kazajo. Parecían pregonar a los cuatro vientos la expresión “Houston, tenemos un problema”, pero aplicada al caso ciclista que nos atañe.
Incluso desde el coche engañaron a Contador con la situación de carrera, comentándole que perdía 5 segundos respecto a Schleck, en un intento a la desesperada buscando una reacción tirando de la rabia y del orgullo propio.

El “Pezqueñín” ha llegado a situarse a 2 segundos de vestirse de amarillo en París. La reacción del español ha llegado, más con el corazón que por la convicción de sus piernas, evitando a la postre la que hubiera sido una de las sorpresas más llamativas de los últimos años en la Grande Boucle.
El destino del deporte otorga esta serie de paradojas. Ha quedado demostrado que las hipótesis y las reglas de tres no tienen cabida en muchas ocasiones en el ciclismo.

Del día de hoy, se pueden extraer varias conclusiones.
Durante ciertos momentos de la CRI, he tenido la sensación de presenciar un relevo, ese cambio de dominio en la prueba francesa que se avecina para los próximos años.
Aunque si analizamos concienzudamente la crono, a pesar que el luxemburgués ha mejorado en la distancia gracias al trabajo realizado al lado de Bobby Julich, queda patente que Andy realizó su crono mientras que Alberto estuvo a un nivel bochornoso justo cuando al pinteño se le debería exigir que se situara a la altura de los tiempos del ruso Denis Menchov.

Alberto conquista su tercer Tour de Francia consecutivo, pero en esta edición, ha dado signos de evidente fatiga y de estancamiento como ciclista. Del Contador de 2009 al de este 2010, hay un abismo. La autoridad de antaño y la explosividad de sus arrancadas en la alta montaña han perdido fuelle.
No es nada descartable el hecho que probablemente el Tour haya encontrado un patrón definitivo que se llame Andy Schleck. Pero, tras vislumbrar lo sucedido en la CRI de Pauillac, ahora más que nunca, hay que sacar a relucir la expresión del “vamos a ir día a día y año a año”.

Aunque después de esta edición, pueden suceder dos cosas. En primer lugar, que el “Pezqueñín”, repleto de moral, acuda a la conquista inevitable de su primer Tour en 2011 dejando en segundo plano al de Pinto. Algo parecido al caso Lemond-Hinault en 1985-86.
O, por el contrario, que esta lección sirva de escarmiento para el madrileño quien se haya percatado del poderío de un adversario que viene apretando muy duro por detrás.
A Indurain, le vino a la perfección el susto del 93 para arrasar en las ediciones de 1994 y 1995. Por su parte, el sufrimiento agónico del Tour del Centenario le vino que ni pintado a Lance Armstrong para apretarse las clavijas y vencer con una autoridad incontestable en 2004 y 2005.
Contador, desde que es señalado por todos los focos como el mejor ciclista del mundo, ha vivido este sábado el peor día de su carrera deportiva.
Sus lágrimas al finalizar la etapa, un llanto sin fin al abrazarse a Vinokourov, el rostro desencajado a causa del esfuerzo y su imposibilidad de apenas poder levantar los brazos al recoger el amarillo, son el mejor reflejo de lo que ha significado la visita que le ha realizado el hombre del mazo en el transcurso del recorrido Burdeos-Pauillac.

Contador ha estado a punto de recibir un palo muy gordo, pero que también podría haber resultado merecido. Este año ha cometido muchos errores empezando por su obsesión de querer caer bien a todo el mundo y colgando un vídeo sin ningún sentido cuando había actuado en Balès siguiendo los cauces del ciclismo de toda la vida.
Ha ganado un Tour echando mano a la calculadora y a punto ha estado de costarle el maillot jaune en el penúltimo día.

Todo ello demuestra que en el Tour no hay lugar al perdón ni a las lamentaciones.
Tras protagonizar un ridículo amaño en la cima del mítico Tourmalet, este golpe moral sufrido debe hacer reflexionar al campeón de la Triple Corona.
Andy, en un estado de euforia de lo más lógico, anuncia que el año que viene vendrá con la misión de ganar el Tour. Exactamente las mismas palabras que pronunció Lance Armstrong al acabar el pasado Tour...
Por otro lado, habrá que esperar que Alberto aprenda esa máxima que dice que la amistad es una relación que tiene lugar fuera de la competición y no dentro de ella.

A pesar de las críticas razonables que pueda recibir el corredor de Astana, el ciclismo español tiene que estar de enhorabuena tras el hito histórico que supone pisar lo más alto del podio de París en los últimos 5 años con tres corredores distintos.
Alberto Contador entra a formar parte del selecto grupo de los 3 entorchados logrando un Tour que sabe a gloria tras los malos momentos vividos no sólo en este Tour sino a comienzos de año con las dudas que le generaba un equipo cogido con alfileres de cara a la disputa del Tour. Aunque a la hora de la verdad, el equipo se ha comportado con creces mientras que lo que ha generado mayores dudas ha sido el rendimiento del propio Alberto.

A pesar de ponernos el corazón en un puño y de dejarnos sin siesta, felicitemos a Contador por seguir batiendo récords y dar alegrías al deporte español. No existe discusión posible en que se trata del segundo mejor ciclista español de la Historia tras el inconmensurable Miguel Indurain.
Los grandes campeones no solamente se caracterizan por ganar mediante exhibiciones sino por superar y salir indemnes de los momentos más complicados que se les presentan. Como Contador en Pauillac.

*El mazazo de Monsieur Mazo*: Un buen mamporrazo de Monsieur Mazo a la patraña de niñatos que ha inundado esta edición de la Más Grande.
Hay que recordar que gran parte de las opciones de Andy Schleck en este Tour vienen gracias al indulto del pelotón camino de Spa promovido entre otros por un Alberto Contador cuya concepción del fair play ha entrado en el terreno de un colegueo que ha producido un hartazgo entre los aficionados.
Denis Menchov, que se encontraba en el grupo delantero, aceptó ser cómplice del bochornoso esperpento y lo va a acabar pagando muy caro costándole la pérdida de la oportunidad de su vida de quien sabe si ganar la general o poder ser maillot jaune en el Tour de Francia.

El Tour 2010, al igual que este blog, está dando sus últimos coletazos.

Cualquier duda, cuestión, sugerencia… podéis poneros en contacto conmigo en andrew.dxt@gmail.com

Publicado por Andrew